Escándalo) El presidente del Braga pretende que el Municipio se coma con patatas un estadio que le costó al erario público casi 200 millones

Un disparate. En vez de apostar por mejorar las deficiencias que el estadio actual de A Pedreira pueda tener, el presidente del Braga quiere abandonar un estadio nuevo que ha costado al erario público municipal cerca de 200 millones -y construido hace solo 17 años- y pasar a construir uno nuevo por 60 millones y con mucho menos aforo que el actual... Una barbaridad, se vea por donde se vea y se diga lo que se diga

Antonio Salvador pretende despedirse del estadio más caro de la competición futbolística continental del Euro-2004 y volver al lugar del viejo y ruinoso estadio "1º de mayo", proponiendo a la Câmara Municipal de Braga recalificar y reconstruir el antiguo recinto que abandonó en su día, dotándolo ahora de una capacidad para solo 20 mil espectadores (contra los 31.000 de aforo que tiene el estadio actual), y construir de paso, al lado del "1º de Maio" un edificio de usos múltiples, con pisos, oficinas, centro comercial y hotel ... Y que la Câmara no ponga impedimentos y le ceda gratuitamente el suelo por 80 años... quedándose la Câmara con el estadio nuevo, que no le serviría para nada, salvo para plantar patatas porque nadie querría comprarlo.

A la Câmara Municipal de Braga, la construcción del estadio de "A Pedreira" -que aún está pagando a día de hoy- le ha supuesto ya 180 millones de euros, por los sucesivos derrapes del presupuesto inicial, obras complementarias, pleitos, intereses... y se teme que al final pueda llegar casi a 200 millones cuando acabe de pagar el Municipio la última factura. Pues bien, al Braga, que paga anualmente una cantidad insignificante por el uso del estadio municipal, resulta que ahora no le sirve... y en vez de proponer a la Câmara un acuerdo, por el que, a cambio de tener derecho de uso durante 75 años, el club se comprometa a invertir entre 10 y 15 millones para subsanar los problemas de confort para los espectadores que el estadio tiene... en vez de optar por mejorar y solucionar de una vez lo que no gusta en el estadio "nuevo", prefiere optar por abandonarlo y construir otro nuevo en donde está el viejo -y medio en ruinas actualmente-, el "1º de Maio".

El anuncio fue hecho por el presidente del Braga, Antonio Salvador, el día en que anunció que se presenta a la reelección en unos comicios previstos para el próximo mes de mayo. Salvador distribuyó unas filminas para abrir las pestañas y aguzar el apetito del personal futbolero, en las que se dibuja lo que podría ser el nuevo estadio a construir en donde ahora está el viejo y ruinoso "1º de Maio". Las imágenes las reproducimos al final de esta crónica.

António Salvador ocultó hasta este mes de abril que había presentado meses atrás al municipio un proyecto para la reconstrucción del "1º de Maio", que estaría presupuestado en 60 millones de euros, en una inversión -ijo- financiada íntegramente por el club siempre que le otorguen una concesión gratuita de los terrenos por unos 80 años, terrenos que no solamente serían los del viejo estadio, sino también de otras dependencias y un campo e fútbol anexo.

Expertos en estadios de fútbol no dejaron de señalar a RBT que con 60 millones, a día de hoy, nunca podría hacerse un gran estadio, sino uno más bien pequeño, de mucho menos aforo que el actual de A Pedreira, muy sencillo de estructura... "una especie de estadio Ciudad de Barcelos pero un poco más grande y con algunas dotaciones mejores; en todo caso, parece que sería un paso atrás para la entidad que la ciudad de Braga y el Braga tienen".

Antonio Salvador pretende despedirse del estadio más caro de la competición futbolística continental del Euro-2004 y volver al lugar del viejo y ruinoso estadio "1º de mayo".

En el estudio entregado a la Câmara Municipal el 15 de diciembre, SC Braga propone dotar el "1º de Maio" de "20 mil asientos con la mejor experiencia de estadio posible : 'Cerca de la acción'", así como "cobertura total de las zonas de bancadas para mayor comodidad de los espectadores" y " aparcamiento para unos 800 vehículos ligeros ".

Según Antonio Salvador, “para el modelo de negocio del Sporting Clube de Braga, es fundamental complementar el estadio con actividades que generen flujo todos los días de la semana. En este sentido, se propone ocupar el actual campo da Ponte, anexo al estadio viejo, con un edificio polivalente que albergaría estacionamiento público, restaurantes, galería comercial, oficinas y hotel ”, según indica el mismo estudio que maneja Salvador.

Según Salvador, el diseño que se propone "es totalmente compatible con la implementación actual del pabellón de balonmano del ABC", pero admite "la posibilidad de que este sea reconstruido y / o ampliado".
Adornándose en sus intenciones hoy desveladas y ocultas desde diciembre, recuerda a través del estudio que maneja que “es intención del Municipio de Braga unir los parques de A Ponte y Monte Picoto, creando un gran parque central que integraría el Estadio renovado 1.º de Maio, la piscina municipal, el pabellón ABC y el Altice Forum". Así, defiende, "el estadio, la piscina, el 'food court', el pabellón y el hotel-centro comercial que estarían en el corazón del futuro parque central de la ciudad, contribuyendo de forma decisiva a su afirmación como principal polo de entretenimiento y ocio del municipio ”, añadiendo que,“al oeste del estadio, en la zona de las canchas de Camélias, se construiría un nuevo complejo íntegramente para el atletismo” (lo que supondría eliminar dotaciones deportivas en la misma zona actualmente existentes y con mucho uso).

Para que Patrimonio y los propios bracarenses no se les echasen encima, Salvador y los que le apoyan en este proyecto más propio de nuevos ricos, asegura que respetando el "edificio notable" y la "memoria colectiva de los partidarios del Braga, y de Braga en general", el proyecto de recalificación y reconstrucción del "1º de Maio" contemplaría la conservación, "en toda su extensión, de la Porta da Marathon y la fachada actual del estadio".

En medios futbolísticos portugueses ajenos al Braga, se estima delirante este proyecto de António Salvador. No se entiende que después de haber conseguido una cesión importantísima de terrenos y bienes por parte municipal, en donde está aún construyendo una gran Ciudad Deportiva, con el fin de tener toda la actividad junta la entidad -la Ciudad Deportiva es inmediata y conectada con el actual estadio de A Pedreira- ahora... el presidente del club da un bandazo y volvería a separar el estadio del primer equipo del lugar donde se desarrollan todas las demás actividades del club. Por otra parte, se estima que en nada el Braga iría a mejorar, cambiando un estadio de 31.000 espectadores que ha acogido partidos de la Selección y otros destacados eventos, por un modesto y más pequeño estadio de apenas 20.000 espectadores...

El presidente del Braga quiere abandonar un estadio nuevo que ha costado al erario público municipal cerca de 200 millones -y construido hace solo 17 años- y pasar a construir uno nuevo por 60 millones y con mucho menos aforo que el actual...

Si un día próximo el Braga fuese campeón, resultaría que lo sería con un estadio de solo 20.000 espectadores que, en ese caso, sería insuficiente ante la euforia que se desataría... Hay siempre que contar con la irrupción de los llamados adeptos de las victorias en un caso así. Por tanto : menos de 25.000 espectadores es un absurdo construir un estadio para una ciudad con población relativamente joven como es Braga y con enorme proyección de futuro. Por tanto... en ese caso, ya no serían 60 sino más millones los que costaría el invento.

No faltan, además, quienes piensan que meterse en los próximos años en otra millonada a gastar -con lo que está costando ya la Ciudad Deportiva-, esta vez con más de 60 o 70 millones a emplear en el horizonte venidero... supone hipotecar el futuro crecimiento deportivo que el Braga ya necesita : hoy por hoy, los adeptos del Braga, sueñan no con un cuarto puesto, sino con un tercero... y ya estamos viendo que para lograr eso, o un segundo lugar -ya no digamos el primero- hace falta algo más. Si continúas gastando en ladrillos, difícilmente podrás aspirar de vez en cuando a fichar jugadores que mejoren el nivel habitual que tienes...

Y aún habiendo unanimidad entre los socios del Braga, sobre que el estadio de A Pedreira fue una burrada y tiene mucho de desconfortable, también son muchos los que piensan que tiene algunas ventajas : está al lado de la Ciudad Deportiva; la zona donde se encuentra, más temprano, que tarde, tendrá expansión de la Ciudad de Braga hacia ahí, por tanto habrá instalaciones comerciales que acabarán por ubicarse en la zona, más viviendas, más dotaciones urbanas... El estadio de A Pedreira tiene desde cualquiera de sus zonas de espectadores una magnífica visibilidad... pero también una serie de problemas estructurales que deberían tener solución. Por muy bien que se hiciese la reconstrucción del 1º de Maio, siempre sería un paso atrás en relación a A Pedreira, teniendo en cuenta que este estadio actual puede arreglarse perfectamente... Dicho de otro modo : sería un craso error para el Braga, club al que no sobran los millones sino al contrario, enterrar 60/70 millones en un nuevo estadio, que por esa cuantía no podría ser nada del otro mundo...
Lo sensato, tal vez, sería no enterrar ese dinero (que el Braga no tiene) en hacer un nuevo estadio en el "1º de Mayo". Se alzan así voces que reclaman a Salvador negociar con la Câmara Municipal para que cediese A Pedreira al Braga por un tiempo de 75/80 años sin tener el Braga que pagar nada por ello. Y entonces, teniendo asegurada esa cesión, emplearía 10/15 millones en mejorar a Pedreira, no sería necesario gastar más.

Resumiendo : con 10/15 millones, una buena imaginación e ideas prácticas, el estadio actual puede pasar de ser bastante inhóspito a suficientemente acogedor como para no producir rechazo. El club se ahorraría 45/55 millones (que de tener que aportarlos le causarían ahogo económico) que no tendría que desembolsar al no tener que  asumir lo de reconstruir el 1º de Maio... Y el Mundo no se hundiría por no volver los adeptos braguistas al viejo estadio, que todos quieren mucho, por lo que sentimentalmente supone... pero que lo que allí se construyese nunca sería mejor que un estadio de A Pedreira bien arreglado, si los remiendos se hacen con buena cabeza y buenas ideas para solucionar los problemas de confort y accesos a las gradas que tiene el actual estadio y que -desde luego- en nada son imposibles de solucionar.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.