Los aprovechados, el justiciero del peluquín, la Covid y las vacunas

O sea, que al final no fueron media docena, sino unos cientos los que se colaron de rondón, pusieron el brazo y les aplicaron la banderilla. La última de las celebridades afectas al sistema del "usted no sabe con quien está hablando", es el consejero de Sanidad de Ceuta, que tampoco quiere dimitir tras vacunarse antes de tiempo...

España, la de los reinos de taifas, es un país extraordinario. Se crea un problema (lo de estos aprovechados que se colaron) y enseguida tenemos la solución. La solución no es echarlos a patadas políticas, es aplicar una de ordeno y mando.

Y es entonces cuando ha aparecido en escena ese ejemplar presidente de Comunidad Autónoma llamado Puig, "Tximo" Puig para los allegados (el hombre que se asemeja a esos que portan un peluquín para nutrir así su cabellera), diciendo que ordena "que los que se hayan vacunado de forma irregular no reciban la segunda dosis". Y así, ¡hala!, ya hemos resuelto el problema. Os castigo sin la segunda dosis de vacuna, para que quedéis sin inmunizar y corráis el riesgo de que un día venga el bicho y os lleve p´alante, como los de Alicante.

¡Qué país!. El mismo jefe del reino de taifas al que se le cuelan unos cuantos poniéndose la banderilla antes de tiempo, después de no controlar su gallinero se viste con traje de justiciero y... ordena que a los que se colaron, no se les ponga la segunda dosis. Estamos aviados... ¡menuda mentalidad!. En vez de ponerles con nombre y apellidos en la plaza pública, obligándoles a recitar mil veces allí : ¡la vacuna es cojonuda : ponte la vacuna!...; no, eso no, decide convertirles en hipotéticas víctimas del virus, si un día este ronda sus cuerpos.

¡Qué país, Miquelarena!.

( In "Voz Pópuli", este jueves 21 de enero de 2021











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.