BREAKING NEWS
latest

468x60

header-ad

Sporting de Braga sirve el empate (3-3) en bandeja al Leicester con una absurda segunda parte

"RIAS BAIXAS TRIBUNA" es una web que funciona sin ánimo de lucro alguno. Es de agradecer el interés que muestras por esta opción...

El Sporting de Braga (en mayor medida) y el árbitro (permitiendo que el partido se alargase más de los 4 minutos anunciados como prolongación de la segunda mitad) regalaron en la noche de este jueves al Leicester City un empate a 3 goles, en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Europa League.

Jugó de tu a tu, viéndole a los ojos a su rival, durante toda la primera parte, el Sporting de Braga. Buen planteamiento del entrenador local, Carlos Carvalhal, con 2 centrales y 2 pivotes por delante (Al Musratti y André Castro, que taponaron muy bien las llegadas del cuadro inglés). Por delante de esos 4 defensas y 2 pivotes que el Braga presentó, había una línea de rápida y peligrosa movilidad integrada por Iuri Medeiros, André Horta y Galeno, complementada con el centro delantero Paulinho. 

Ese Braga trajo de cabeza al cuadro inglés, creó oportunidades, claramente se hizo merecedor al triunfo. Primero marcó en una gran jugada, con un tremendo remate cruzado final de Al Musratti desde lejos. Luego, en fase de continuado dominio, el Braga hizo su primer regalo... Al Musratti estropeó sus méritos anteriores, al entregar en bandeja, en un pase hacia atrás, la pelota para un atacante inglés, lo que propiciaría el gol del 1-1 para los azules.

Lejos de descomponerse tras la jugada-regalo que supuso el gol de los ingleses, el Braga se rehizo, volvió a la carga, volvió a crear jugadas de ataque, oportunidades y llegaría el 2-1 en una jugada rápida y de calidad que culminaría Paulinho.

Con 2-1 en el marcador y el match muy controlado acabó la primera mitad, pero la segunda parte pasó a ser totalmente distinta. Aquel Braga desafiante, que veía ojos a ojos a su rival, pasó a ser un equipo reservón, descaradamente defensivo y acabó por ser temeroso del rival. El cambio primero operado en el Braga, metiendo un tercer central en campo a los 67 minutos (Raúl Silva), fue una apuesta todavía absolutamente más conservadora del entrenador Carvalhal, dígase lo que se diga. No le llegó con "jugar con el bloque tan bajo, tan atrás" (por usar el lenguaje del plomizo comentarista Freitas Lobo). Carvalhal, optando por un tercer central, creyó que podía aguantar a la defensiva durante ¡toda la segunda parte! una exígua ventaja (2-1) ante un equipo poderoso como no deja de ser el Leicester. No aprendió la lección recibida en Inglaterra, cuando con su sistema de los 3 centrales apañó 4 goles encima... Carvalhal, al igual que había hecho Al Musratti en la primera parte con su fallo que costó un gol, metió el barco del Braga en las piedras.

Fue así cómo durante muchos minutos de la segunda parte, el Leicester embotelló al Braga en su área, no le dejaba pasar del medio campo... Y a base de apretar llegó el gol del empate para los ingleses ( a los 77 minutos casi 78), cuando poco tiempo tenía el Braga para reaccionar. Con el 2-2 en el marcador, entrado en campo ya Fran Sergio y de seguido André Horta y Schettine, aún con los 3 centrales atrás, el SCB consiguió subir -¡por fin!- un par de ocasiones, en una de ellas, al borde ya del minuto 90, Galeno hace inicialmente de las suyas y la jugada acaba en un remate de Fran Sergio, pleno de oficio y calidad. El Braga, cuando ya nada se esperaba, lograba el 3-2 gracias a la calidad individual que jugadores como Galeno o Fran Sergio -no solo ellos- tienen en este plantel arsenalista. Había que aguantar como fuese aquello... se anunciaban 4 minutos como tiempo complementario de descuento. El Leicester se echó de nuevo arriba, llegó el minuto 4 del descuento, el árbitro debía pitar ya, pero dejó seguir... 10, 20, 30, 40, 50 segundos fuera de lo estipulado... hasta que ahí llegó el gol del empate para los ingleses, un 3-3 que ya sería definitivo.

Sabor amargo el que deja este partido para el Braga. En la primera parte acabó siendo superior al Leicester. En la segunda, empezando por su entrenador, se arrugó, se metió en su área a defenderse, soñando con contragolpes que no fue capaz de hacer, salvo al final de todo, en el movimiento aislado que dio el gol de Fran Sergio. Fue un craso error. El Braga tiene equipo para jugar de tu a tu al Leicester. Si lo hubiese hecho durante la segunda parte también, podría haber ganado, o también empatado este partido, incluso perdido ante un rival tan potente. Pero habría dado una excelente imagen, la que dio en la primera parte, no la de equipo defensivo, cagueta, como se mostró en el segundo período.

El entrenador del Braga, al final del partido, contó otra historia (lógicamente, ¿qué va a decir el?). Más le valdrá hacer autocrítica y abrir los ojos. Con planteamientos como el de la segunda parte de esta noche a poco se llega, como mucho a un empate que a el le sabrá a triunfo; a nosotros, desde luego, nos sabe a dos puntos absurdamente perdidos. Tiene el Braga un plantel de calidad, la suficiente como para no tener que jugar aguantando toda una segunda parte vendaval alguno del rival... No se confunda Carvalhal, este plantel no es el que tenía el año pasado en el Río Ave para tener que jugar así. Y en razón a ello, cabe exigirle -al menos en partidos como el de esta noche, donde poco había que perder y sí mucho que ganar internacionalmente- otra actitud, menos reservona, menos de meterle el freno a un equipo que demostró claramente, en la primera parte, que era capaz de derrotar al Leicester.

Así es, si así os parece.

(Imagen : SC Braga





Equipos iniciales



« PREV
NEXT »