Evocación de un tiempo no tan lejano. Sobre hazañas europeas del Sporting de Braga

Otra vez : gran noche para la historia >> El Braga llega al gol 99 en Europa y tumba al campeón polaco

 É BRAGA !! - EUGÉNIO EIROA. [Braga]
El Sporting de Braga ha vuelto a escribir otra gran página en su historial, en su historial europeo -podrìamos incluso precisar- donde esta temporada ha sido capaz de derrotar a equipos mucho más potentes -en plantel y en dinero- como Celtic de Glasgow, Sevilla, Arsenal, Partizán de Belgrado y ahora el campeón polaco, Lech Poznan, que había sido capaz de ganar al Manchester City o dejar fuera de la Europa League a la Juventus... El Lech, apoyado por un gran número de seguidores que se hicieron notar por momentos con fuerza en la noche del Axa Stadium, caía eliminado en dieciseisavos de final por un Sporting de Braga que, ahora sí, contrariando el mal momento de forma que arrastraba, puso toda la carne en el asador y acabó en justo vencedor del partido y de la eliminatoria ante los discípulos de José Mari Bakero.
Fue una noche para sentir emociones, las de lo incierto del resultado y del partido; las del reencuentro del equipo del Braga con una filosofía de juego que pasa, por encima de todo, por la entrega absoluta. En efecto : está demostrado, cuando estos jugadores del Braga meten el pié, corren, luchan al límite... no hay quien les pare, porque a partir de ahí, como calidad además tienen, acaban por lograr el objetivo...
Es cierto que a poco del final, el Lech pudo marcar y llevarse la eliminatoria -un tiro al poste, además de otras dos ocasiones claras-. Pero llegó a eso porque el Braga, cuando hizo los cambios, en lugar de mejorar, pues entraban jugadores frescos, empeoró... Paulo César regresó con el estilo cansino que le caracteriza -y por tanto fuera de la onda general que el equipo tenía-. Elderson, otro que regresaba, no tocó casi el balón en los minutos en que estuvo en juego... En vez de respirar el Braga, con los cambios entregó el control al rival, pues Salino también se mostró fuera de situación... Ello derivó en unos 20 minutos finales en donde el Lech se estiró y más por las facilidades que el Braga le dio... Una pena, porque parecía tras la primera parte que el cuadro polaco estaba asustado -y creo que realmente lo estaba- ante el empuje y codicia que el Braga mostró.
En el balance general del partido, debe decirse que el Braga fue superior al Lech Poznan.Domingos Paciencia acertó con el equipo inicial, que salió -salvo excepciones que confirman la regla- a jugarsela al todo o nada. Mucho coraje, mucha entrega, rapidez, incluso algunas jugadas al primer toque que descolocaron pronto al rival... Alan estuvo habilísimo al abrir el marcador con su gol impactante. Y aunque la defensa tenía sus lagunas en el centro, especialmente en las indecisiones e inexactitudes de Rodríguez, hay que elogiar a los laterales : Miguel García y Silvio, que rindieron a gran nivel y abrieron mucho campo en sus subidas por banda...
Pero el Braga tuvo esta noche de jueves un elemento catalizador, dinámico, avasallador por momentos, capaz de subir y bajar, al que no quemaba el balón en los pies, que cortó juego como pocos, pero luego supo entregar en condiciones... Su nombre es Custódio, el ex del Guimaraes, que acreditó ante el Lech Poznan que es jugador para muchos partidos difíciles como este. Y que si Vandinho empieza a tener muchos kilómetros en su motor, no hay problema con semejante recámbio que puede y debe dar enorme juego al Braga, ahora que ya está acoplado -y desacomplejado- en este equipo. La lección que dio Custódio fue el banderín de enganche, el ejemplo vivificante para todos sus compañeros que pronto se contagiaron de la ilusión, la entrega y el derroche de facultades que el gran protagonista del partido puso en juego. Gran noche de Custódio, que marca ya un antes y un después, no solo para el como jugador del Braga, sino -¡quien sabe!- para el propio SCB como salida a la crisis de juego y rendimientos que venía arrastrando. 
Y es que hasta el frío Hugo Viana pareció contagiado por momentos. Y cómo Mossoró galvanizó luego al equipo con sus incursiones entre líneas o cayendo a banda. Tampoco Helder Barbosa estuvo mal. Y Lima, que comenzó mal, desacertado, acabó por entonarse y hacer el segundo y decisivo gol... En general un Braga por el que suspiraban sus adeptos -que lamentablemente no fueron demasiados en las gradas del AXA, pero fueron extraordinarios en su apoyo constante-. Regresó el Braga de siempre...
Cuando llegamos a la avenida por la que se desciende hacia el AXA (la avenida del Estadio), dos jóvenes caminaban hacia la zona de bilheteiras... Uno portaba un mástil de una bandera...el otro vestía un viejo jersey, algo desteñido, con un gran letrero detrás : "A Mística... do Braga" decía la leyenda algo raída. Posiblemente aquel joven pidió prestado aquella "sudadera" a alguien más veterano de su familia que antaño habría vestido aquel "uniforme"... Pero el hecho de desempolvar aquella prenda y con ello apelar a la "Mística" del Braga... era ya, allá por donde caminaba aquel joven, una llamada a la reflexiòn de los que lo veíamos, pero también un llamamiento a todos -en este caso los aficionados, después los jugadores- para darlo todo en esta gran noche europea. Y así fue...
Regresó el Braga. Su espíritu de siempre, su mística... Y los más de 12.000 adeptos que le acompañaron en esta noche para la historia, probablemente celebraron más el regreso de su "Enorme" que el hecho en sí del triunfo... Estoy seguro -porque conozco muy bien a la afición del Braga- que si al final el SCB no hubiese pasado la eliminatoria, sus seguidores habrían aplaudido igual a los jugadores... Exactamente igual : porque la afición del Braga, lo que quiere es entrega, coraje, compromiso... y el resto ya vendrá por añadidura. Pero si hay lo que tiene que haber... los braguistas son la afición más generosa del Mundo. Por eso la "Mística" no es propiedad del equipo, es propiedad del Braga... Y el Braga son, siempre, siempre, siempre, esos 12.000 fieles que no le abandonan jamás... Los mismos que en plena crisis de juego, de ideas y de rendimientos de los jugadores y técnico, volvieron a apostar por estar en su sitio, en la grada del AXA, por cumplir como los mejores... Porque el Braga, por encima de todo, son ellos, sus socios... y con ellos, siempre, su propia "Mística", la que iba reflejada en leyenda impresa en esa vieja sudadera que, sin embargo, portaba un joven...seguramente porque -también- cuando un braguista cae en el final de la vida, a su lado hay otro más joven que coge su bandera y orgulloso la levanta a partir de ese día... 
«Merecemos este sucesso. Foi muito difícil. O Lech é o campeão da Polónia e tem uma boa equipa. Fizemos jus à nossa qualidade. Estou muito satisfeito por estar neste grande clube. Agora vamos ver com o Liverpool. Já ganhámos um jogo ao Arsenal e veremos como nos corre.». Las frases, largas, corresponden a un jugador que esta noche fue la estrella : Custódio Castro. No tiene nombre rutilante. No es un dechado de virtudes técnicas. Pero tiene un corazón inmenso y es un futbolista como la copa de un pino. Su hora parece haber llegado. Y para bien... Fue hermoso verle salir del campo tremendamente ovacionado y cómo en un rasgo de humildad y de fe, antes de salir del césped se agachó, tocó el suelo y tras ello hizo la señal de la cruz, como dando gracias a Dios por haberle permitido pasar de salir en camilla y conmocionado al hospital (el domingo pasado) a hacer un partido grandioso como el de este jueves.
Una palabra final sobre el portero Artur
Hago completamente mío este atinado juicio de valor que leí esta madrugada escrito por un colega portugués : "Manteve o Braga na liderança da eliminatória, com um par de intervenções de nível superior. Começou mal, defendendo para a frente após um remate inofensivo. Contudo, emendou a mão, literalmente. Destaque carregado para uma defesa ao minuto 72. Aparentemente fácil, mas extremamente complicada para um guarda-redes. Kikut fugiu na esquerda e cruzou. A bola desviou em Rodriguez e foi para a baliza. Artur Moraes, já fora de posição, esticou o braço e deu o toque suficiente para evitar o golo, agarrando à segunda. Igualmente bem nas saídas aos pés...". 
El Braga sabe desde hace ya varias jornadas que tiene portero en condiciones y de valía para la temporada próxima : ¿a qué esperan para renovarle?. Pero sabe tambièn desde esta noche que no se equivocó, en absoluto, contratando al ex de Guimaraes, Dínamo de Moscú y Sporting, Custódio Castro. Nunca es tarde si la dicha es buena...
FICHA DEL PARTIDO
Jogo no Estádio Municipal de Braga, estadio AXA 
Assistência : cerca de 14.000 espectadores.
Sp. Braga Artur Moraes, Miguel Garcia, Kaká, Rodriguez, Sílvio, Custódio, Hugo Viana, Mossoró (Salino, 69’), Alan (Elderson, 82’), Hélder Barbosa (Paulo César, 68’) e Lima. Treinador Domingos Paciência
Lech Poznan Kotorowski, Wolakiewicz (Kielb, 61’), Bosacki, Arboleda, Gancarszyk, Injac (Wilk, 46’), Djurdjevic, Kikut, Stilic (Ubiparip, 71’), Krivets e Rudnevs. Treinador José Maria Bakero
Árbitro Markus Strombergsson, da Suécia. Amarelos Kaká (75’), Artur Moraes (89’) e Gancarszyk (90+3’). Vermelho directo Kikut (86’).
Golos 1-0, por Alan, aos 8’ e 2-0, por Lima, aos 36’.
(Publicado en MORRAZO TRIBUNA, 25 febrero 2011)


Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes