COVID-19) Hizo desistir al 84% de los peregrinos previstos por los Caminos de Santiago

La maldita Covid ha arruinado los Caminos de Santiago. Las rutas de peregrinos y andarines se han visto vaciadas enormemente durante el 2020, hasta extremos tremendos... El 84% de los que deberían recorrer esas rutas tan celebradas, acabaron por desistir y mandar la experiencia al carajo, a la espera de tiempos en que el bicho no ande suelto por ahí...

En enero de 2020 aún andaban por los Caminos de Santiago muchos peregrinos. Tanto enero como febrero registraron cifras de llegadas relativamente normales en comparación a los años anteriores. A partir de marzo, comenzó la caída en picado. El 2020 se ha cerrado con 54.129 Compostelas selladas, una cifra que supone una caída de más del 84 por ciento con respecto al año anterior. 

Según datos que ha recopilado la periodista Andrea Oca, de El Correo Gallego, diario de la capital compostelana, en 2019 completaron el Camino de Santiago 347.578 personas, "lo que supuso un año más de crecimiento en la llegada de caminantes. Durante el mes de marzo de 2019 llegaron más de 7.000 peregrinos: este año pasado de 2020, cuando comenzó el confinamiento, ese mes se cerró con menos de 2.000 Compostelas selladas. Ahí comenzó el declive".

Basta con intentar obtener las estadísticas de llegadas entre abril y junio para certificar las caídas. Esos meses, cuando la movilidad estaba totalmente restringida, la Oficina del Peregrino no pudo registrar ningún dato, pues el contador se mantuvo a cero debido al confinamiento. En los mismos meses de 2019, llegaron a Compostela más de 120.000 caminantes.
Según Andrea Oca, "el verano dio un pequeño alivio al tejido económico de la Ruta cuando el levantamiento progresivo de las restricciones permitió que algunos caminantes completasen su Camino. Así, en julio llegaron más de 9.000 peregrinos, un dato que sigue siendo muy bajo en comparación con los más de 50.000 de julio de 2019. Asimismo, los peregrinos que se aventuraron a caminar después del confinamiento se encontraron con numerosos albergues cerrados. El mejor mes fue el de septiembre, cuando pisaron el Obradoiro más de 10.400 peregrinos. En septiembre de 2019 fueron más de 62.000".

Volvieron a empeorar las cosas, cuando comenzaron los dichosos cierres perimetrales en Galicia así como las restricciones de movilidad en otras Comunidades, algo que ya acabó por dar la puntilla a los caminos de Compostela. En octubre ya se notó el descenso de caminantes, con 6.418 peregrinos. El dato continuó empeorando en noviembre, cuando Compostela sufrió su primer cierre perimetral: hubo solo 586 llegadas. Ya en diciembre, la cifra continuó bajando y no llegó al centenar: solo sellaron su Compostela 99 personas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.