Diez años después, al tren de pasajeros Pontevedra-Marín se lo llevó el viento...


Hace diez años, en noviembre de 2010, el profesional de la Política y segundo mandamás del Bloque en Pontevedra, Cesar Mosquera, tal vez porque venían elecciones en proximidad, soltaba una historia de la que ya no se le volvió a escuchar nada en los años siguientes...

Escribía Raúl Coimbra al respecto, en "Morrazo Tribuna" : 

"Tren Pontevedra-Marin : el nacionalista Mosquera sueña con atar los perros con longanizas...
Quieren los del Bloque que gobiernan en Pontevedra, que el Estado pague y entierre el ferrocarril que va al Puerto de Marín. Que no se vea el tren más que cuando llega a la estación de Pontevedra o cuando llega al Puerto de Marín. Y en medio del razonamiento, al polémico concejal Mosquera se le calentó la boca y así lo recoge el cronista de "La Voz" : "El concejal sugirió ayer de forma indirecta que el nuevo ferrocarril pueda llevar pasajeros además de mercancías. De esta forma, podría transportar viajeros entre Pontevedra y Marín y, además, quedarían abiertas las puertas para posibles prolongaciones hacia la península de O Morrazo...".
Se ha pasado años este señor en la Corporación de Pontevedra sin iluminarse lo suficiente sobre esto de los ferrocarriles, pero ahora, con las elecciones encima, despierta... y propone tren de pasajeros Pontevedra-Marin (cosa que debía funcionar hace muchos años y por la que nunca peleó este caballero). Y de paso, sueña con que el tren suba la cuesta de Seixo y se de una vueltecita hasta Bueu... ¡Que bien!. Y de paso, los perros que veamos por el camino, los atamos con longanizas para que no atraviesen la vía...".

Diez años han pasado de aquello. Que se sepa, s.e.u.o., Mosquera sigue ahí, al mando, ahora también en la Deputación, todo un profesional de la Política. Pero del tren de viajeros entre Pontevedra y Marín ya no se volvió a ocupar para nada... Y eso que presume de ser apóstol del compost, de lo verde, de lo anti-contaminante, de la movilidad tal y cual... Un Metro-Tren por vía electrificada, entre Pontevedra y Marin, aprovechando la vía del tren del Puerto, hace muchos años que tenía que estar funcionando... pero pasará otra década y seguiremos igual, pensando que sin mover un dedo las cosas se logran. Y atando los perros con longanizas...

Un tren eléctrico, o a hidrógeno, que uniese a determinadas horas del día la estación intermodal
de Pontevedra con el centro de Marín (acceso del puerto en la zona próxima a la Alameda marinense)
haría un gran servicio, no hay duda... Pero salvo en la proximidad de una campaña electoral, nadie
de los políticos habla de esta vieja reivindicación de marinenses y pontevedreses. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.