Juanfran y la flaca memoria y falta de paciencia de los dirigentes del Lugo

Fue hace pocos días. 

"El Lugo destituye a Juanfran tras perder contra Luis García"
, titularon en la tierra valenciana, tan afecta al hasta ahora entrenador del cuadro lucense.

Juanfran García, ex-capitán del Levante, fue así destituido como entrenador del Lugo después de haber caído en el Anxo Carro por un gol a cero frente al Mallorca de Luis García, técnico con quien coincidió en Orriols mientras estaba en activo como jugador.

Juanfran, ya sabes, fue jugador en la época áurea del Celta, aquel EuroCelta grandioso que tenía a Horacio Gómez por presidente. Eran otros tiempos, sin duda. Pero inolvidables y, por el momento, por lo que se observa, insuperables. Fue Juanfran un excelente jugador, un lateral de mucho cuidado...de los mejores en España.

Ahora andaba metido a entrenador. Aterrizó a la desesperada en el Lugo en la campaña anterior y salvó con dignidad los muebles (obtuvo nada menos que 14 puntos de 18 posibles en la "operación salvación"). Cometió el error de quedarse con quienes ni supieron valorar su trabajo. Y se lo han cepillado a las primeras de cambio. No ha habido paciencia. Es cierto que hizo 1 triunfo y 4 derrotas en las primeras cinco jornadas, pero... esa decisión exprés del Consejo de Administración del Lugo, encabezado por el peculiar presidente Tino Saqués es una muestra más de la falta de oficio de los dirigentes que se creen que tienen un equipo de piedras preciosas y quieren resultados favorables siempre.

Juanfran se ha despedido ayer del Lugo y de Lugo. Y lo ha hecho con muy buenas palabras, tanto que ha merecido en portada un recuadro llamativo de El Progreso, que destaca su elegancia, sus formas, su saber estar... Juanfran fue siempre una excelente persona, alegra saber que lo siga siendo ahora que se ha hecho más mayor. Ojalá que vuelva pronto a los banquillos y tenga por patronal tipos más comprensivos que los que últimamente le tocaron en suerte.