Page Nav

HIDE

Classic Header

{fbt_classic_header}


Breaking News:

latest
"rías baixas tribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica

En esta tan difícil hora para el gran atleta vigués Alejandro Gómez

Los periódicos gallegos, también ahora los deportivos y otros nacionales, se hacen eco de la noticia de que el gran atleta español, vigués p...

Los periódicos gallegos, también ahora los deportivos y otros nacionales, se hacen eco de la noticia de que el gran atleta español, vigués por más señas, Alejandro Gómez, se está despidiendo de la Vida. Sufre, al parecer, un tumor inabordable, imposible de operar por los cirujanos. Y, en teoría, estaría en el último tiempo de su vida. 

Con impresionante entereza, con una lección de valentía a raudales, Gómez ha contado su historia final a los periodistas y, leer lo que en estos días se ha publicado pone los pelos de punta; imposible que no deje un nudo en cada garganta.

Se teme, con cierta inminencia, lo peor para Alejandro.
No hay hierbas ni método alguno aplicable al caso, ojalá pudiese ser como cuando José Luis Torrado le salvó -deportivamente hablando- en aquel momento tan importante para el atleta : a siete días de la importante competición, Alejandro Gómez presentaba una rotura de fibras. Las manos mágicas de José Luis Torrado y las hierbas de Xeve obraron el milagro de una recuperación increíble, contra pronósticos médicos : en su debut en maratón, el atleta vigués firmó unos extraordinarios 2h07’54. Fue el 20 de abril de 1997 en la maratón de Rotterdam. Rompió en añicos el récord de España que poseía Martín Fiz 2h8’05 y ostentó la plusmarca nacional durante un año, hasta que Fabián Roncero se la arrebató en el mismo escenario (2h07’23 el 18 de abril de 1998).

Si lo único que se puede hacer es acompañar a Alejandro en esta su recta final, decirle que no está solo, es evidente que la Sociedad gallega, la Sociedad viguesa, lo está haciendo estos días. Una montaña de solidaridad y afecto para con el se ha suscitado al conocerse por lo que está pasando.
"El galgo de Zamáns" no está solo en esta hora tan dura para el y los suyos. Nunca le habíamos olvidado, grande fue su trayectoria deportiva; más grande si cabe está siendo ahora, en el presunto final, como enorme ser humano que es.
A los creyentes nos cabe rezar, pedir por Alejandro, por lo que sería un milagro. Pero a veces los milagros surgen, se producen, existen. Ojalá hubiese un segundo "Rotterdam", ahora ya, en la Vida misma, en la posibilidad de seguir existiendo bastantes años más, para Alejandro Gómez. Ojalá. ¡Que Dios le ampare!.

P.S.) Para los más jóvenes : Alejandro Gómez ha sido uno de los mejores atletas del fondo español durante las décadas de los años 80 y 90, además de auténtica gloria del Deporte gallego.


Prensa española :

Portadas de Prensa española están al final