La Liga portuguesa está al rojo vivo : a 6 jornadas del final, todo puede suceder arriba y abajo...


Entre miércoles y jueves se disputó la jornada 28 de la Liga Portuguesa de Primera División. La nota más destacada es el fracaso del Sporting de Lisboa en su propia casa ante Belenenses SAD, con el que no pasó del empate a dos goles y con notable suerte, pues el gol del empate lo hizo, de penalty y a 20 segundos del final. Un match en el que Belenenses llegó a estar con 0-2 a su favor y en el que el guardameta ruso Krityciuk fue la figura al parar en la primera parte un penalty con el que fue castigado el cuadro azul. Sporting de Lisboa acreditó que está a la baja... otra jornada más perdiendo puntos, por lo que el Futebol Clube do Porto, que ganó por 1-0 al Vitória de Guimaraes, se pone ahora a 4 puntos de distancia del líder que sigue siendo el cuadro de Alvalade.

Benfica no falló en su salida al campo del Portimonense, donde ganó 1-5. Es cierto que Portimonense había subido mucho de nivel en los últimos partidos, pero este jueves, ante Benfica, acabó por hacer un partido lamentable, facilitando mucho así el propósito benfiquista de al menos aguantar el tercer puesto que ocupa en la tabla.

El cuarto clasificado sigue siendo el Sporting de Braga que en su partido con el Boavista acabó por acreditar que no se le ha olvidado jugar al fútbol con la facilidad que evidenciaba meses atrás. Mejoró el Braga respecto a los últimos partido y se hizo acreedor al triunfo que finalmente logró ante un Boavista que no jugó mal pero fue inferior al cuadro bracarense.

En la jornada destaca el triunfo del Tondela que al encadenar 3 puntos con otros 3 logrados la semana pasada en su visita al Moreirense, da un paso muy importante cara a lograr cuanto antes su objetivo de sostener la categoría. Buena labor la que está haciendo el técnico español Paco Ayestarán en el modesto Tondela, donde el sacrificio y la tenacidad que muestran todos los jugadores de ese plantel es realmente encomiable.

Por contra, en su visita a Tondela, el Nacional de Madeira acumuló una nueva derrota que le acerca cada vez más al descenso de categoría. Una situación a la desesperada realmente la del cuadro madeirense cuyo rumbo no ha podido cambiar su entrenador de última hora, el profesor Manuel Machado.

Paços de Ferreira sigue en crisis. Tras la excelente campaña que estaba haciendo, de repente se frenó y no para de cosechar resultados adversos (esta vez 0-2 ante el modesto Farense), pese a lo cual aún conserva el quinto lugar en la tabla, pero debe reaccionar cuanto antes para evitar males mayores...

Famalicão volvió a mostrar que de la mano de Ivo Vieira sigue hacia arriba. Fue a Barcelos a ganar con autoridad al Gil Vicente, equipo que venía de dar la sorpresa ante el Benfica en la jornada anterior.

La Liga portuguesa está al rojo vivo. Con los recientes fracasos del Sporting, FC Porto aparece con chance para lograr lo que hace semanas parecía impensable : ser campeón. Ahora está a cuatro puntos del SCP solamente... Sporting tiene que jugar en Braga este domingo venidero y aún ha de visitar al Benfica de aquí al final de Liga... Si Porto no falla en sus partidos (aunque tiene que jugar en Lisboa con el Benfica aún) y Sporting flaquea un poco, el título puede ser alcanzable para los de O Dragão.

Benfica es favorito para lograr cuando menos el tercer puesto, pero no puede descuidarse lo más mínimo, porque el Braga parece haber recuperado en el nivel de juego que había perdido en las últimas jornadas.

También la cola de la tabla está que arde. Y aunque la situación del Nacional empieza a ser desesperada, el resto de los equipos tienen del puesto 11 para abajo, distancias de 1, 2, 3 y 6 puntos como máximo, por tanto todo puede suceder. No se ven, salvo en el caso del Nacional, equipos que no estén logrando hacer puntos como sea... hasta el Farense, que parecía medio desahuciado, fue a ganar al campo del cuadro revelaciòn, Paços de Ferreira, por 0-2...

Muy competitiva, esta edición de la Liga portuguesa está mostrando que la intención de los dirigentes de la Liga Profesional y de los 3 clubs primeros de la tabla, de promover una reducción a 16 clubes para años venideros, es un craso error... El argumento sostenido de que aumentará la competitividad entre los clubs cae por su propio pie... Esta Liga a 18 está resultando un ejemplo de que si algo hay es lucha cerrada, competitividad y sorpresas de vez en cuando, en forma de que clubs considerados pequeños puedan parar los pies a los llamados grandes... 

Esperemos que impere el sentido común y que la Liga portuguesa se quede como está, con 18 clubes que, eso sí, merecerían apoyo por parte del Estado (exención de IVA o algunas ayudas específicas en este tiempo de pandemia) pues el servicio de entretenimiento que a la población -tantos meses confinada y semiconfinada- están dando... bien merece ser reconocido por la Administración del país. Pero de momento, el fútbol portugués no está recibiendo apoyo gubernamental alguno... que bien merecería.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.