¡Vivan las rampas de don Abel!, ¡abajo "los rederos" del "compañeiro" Soto!


Lo que se preveía... las rampas mecánicas inauguradas por el alcalde de Vigo en la zona de Gran Vía se han convertido en un gran reclamo, una llamada a las masas para su paso por allí... 
Niños y mayores han acudido en numero elevadísimo, para subir ese trozo de Gran Vía transportados por el artilugio mecánico que, probablemente, contribuirá también a que los grandes almacenes de El Corte Inglés, tengan ahora más directo y cómodo acceso para el público peatonal que ya no tendrá que subir la cuesta.

Con Corte Inglés como destino final o sin Corte Inglés, el caso es que miles de personas ya han ido a experimentar la novedad. Tantas son que en una de sus fantasmagóricas frases que de vez en cuando coloca para el altavoz de los mass-media, Caballero dice que "pasaron más personas por el bulevar desde que se inauguraron las rampas hace seis días que en toda la historia de la ciudad". Y aunque la exageración del alcalde es para la colección de las no pocas proferidas en su mandato, sí es cierto que por aquel gran tubo cerrado de las rampas mecánicas se han introducido muchísimos vigueses en estos días... convirtiéndose así en una atracción indudable para el gentío que, sabedor de que es gratis, no quiere perderse la oportunidad de ser transportado...

Imaginen ustedes cuando este buen hombre extienda -como pretende- la cinta transportadora a lo largo de una extensión kilométrica (los dos lados de la Gran Vía) en vez de los 250 metros actuales en servicio. ¡Qué gozada!, pensarán muchos de los que este fin de semana han ido a estrenar el invento. ¡Qué gozada y además gratis!. Será como una especie de atracción propia de parque temático, un "Abel Aventura" -como decía el showman Buenafuente hace pocas fechas-.

El alcalde de Vigo ha puesto así la cereza en lo alto de su habitual tarta navideña este lunes, al explicar a la ciudadanía que no tenemos noria este año -había sido el gran éxito de la Navidad pasada- pero tenemos escaleritas-rampas-mecánicas en la Gran Vía : "El año pasado fue la noria y este son las cintas de Gran Vía"... dijo dando a entender que es motivo de atracción navideña el invento de las rampas inaugurado días pasados por el regidor. Tanto que está convencido de que "pasaron más personas por el bulevar desde que se inauguraron las rampas hace seis días que en toda la historia de la ciudad"...

Eufórico, agresivo con la Xunta de paso -faltaría más-, Caballero dio hace unas horas otro show en su mejor estilo, al que ya tiene acostumbrada a la parroquia. Dice que le paran por la calle y le exigen que continue con más rampas mecánicas por toda la Gran Vía, primero hasta plaza de España y a continuación hasta As Travesas. O sea, que viene a decir que le piden que se cargue toda la Gran Vía viguesa -al completo- tal y como la conocemos. Por eso, su deseo de quitar de en medio ya mismo, el grupo escultórico de "los rederos" encaja perfectamente en el ambiente de euforia alimentada por no pocos vigueses que bien podrían gritar : ¡Vivan las rampas de don Abel!, ¡abajo "los rederos" del "compañeiro" Soto!.

Insiste pues el alcalde en quitar de en medio la escultura de los rederos. Dice que estorba a la entrada de los usuarios en la zona de las rampas de la Gran Vía. Es un problema, más en estos tiempos de Covid, vino a decir Caballero, quien echó la culpa a Feijóo y la Xunta por no haber podido quitar de en medio ya el grupo escultórico, del que dijo que en su día fue hecho para otra ciudad gallega y que como allí no lo quisieron... se lo endosaron a Vigo... (¡Ay, si el ex alcalde Manuel Soto (q.e.p.d.) levantara la cabeza!).

EL "VigoMetropolitano" detalla este último asunto : "Abel Caballero afirmó que valora vallar la estatua de los rederos ante el riesgo de que algún usuario o usuaria pueda caer al desnivel con agua que hay debajo de la escultura. "Esto una decisión política que tomó Feijóo", criticó el regidor, que aseguró que los rederos fue una estatua que no se hizo para Vigo, pero que acabó instalándose en la ciudad olívica "al no quererla una ciudad del norte de Galicia". A preguntas de los periodistas, reiteró su intención de trasladar la denominada como "Monumento ao Traballo" a la glorieta de Isaac Peral".

Pletórico, eufórico, enardecido, desafiante... Caballero agita el ambiente en pleno puente de la Inmaculada con sus rampas mecánicas. El alcalde ha explicado que el público está exigiéndole que las rampas lleguen a la Plaza de España, completando todo el tramo de la Gran Vía pero advirtió que "no llegan porque Feijóo las detuvo", ya que "se dedica a deshacer todo lo que hacemos" en Vigo, puesto que el proyecto municipal incluía el bulevar completo, dijo Caballero. 
De hecho, el alcalde Abel -refiriéndose a "otro atranco" de la Xunta- señaló que los ciudadanos utilizan ahora el primer tramo del bulevar de Gran Vía para acceder a las rampas, produciéndose aglomeraciones en torno a la escultura de los rederos, donde las aceras están "a poco más de un metro", por lo que criticó a la Xunta de Galicia que -dijo- está siempre tomando “decisiones políticas contra la ciudad”, dando a entender que no había sacado aún de ahí el monumento porque la Xunta lo estaría impidiendo...

Con el argumentario de que "los rederos" molestan el acceso de la gente a las rampas mecánicas de Gran Vía, insistió en la necesidad de quitar de en medio el grupo escultórico que está en esa zona desde la época del alcalde Manuel Soto, quien dotó a la ciudad de una serie de esculturas emblemáticas, como esta magnífica obra que Caballero pretende llevarse a otro lado, los caballos de Plaza de España, el Sireno de Porta do Sol...


Grupo escultórico de "los rederos" que Caballero pretende sacar de en medio en cuanto pueda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.