Tauromaquia. En la hora del adiós a Ricardo Chibanga, el torero de la humildad criado en una chabola en Moçambique

Alternativa, en Sevilla
El que fue en su tiempo el único torero negro africano ha muerto. Ricardo Chibanga no pudo remontar los efectos del accidente vascular cerebral que tuvo en el inicio del mes de marzo y, a pesar de estar ya en su casa de Golegá (Portugal) junto a su hija y su nieta, ahí vino a visitarle la Muerte hace unas horas y se lo ha llevado para siempre.
Era uno de los dos toreros de alternativa que África dió, junto al angolano de nacencia José Luis Gonçalves. Chibanga, natural de Moçambique aunque afincado desde muchos años atrás en O Ribatejo, Portugal, se ha ido envuelto en el capote de la humildad que siempre le vistió y que le hizo grande, primero como persona y al tiempo como torero, buen torero que fue, aunque algunos necios viesen en el solamente el exotismo.
La vida de Chibanga no fue fácil. Ni antes de ser torero, ni después. Con su plaza portátil poco menos que a cuestas, recorriendo con ella todo Portugal durante años, Chibanga trabajó casi hasta su final, lo que no solo le estabilizó en lo económico, sino que le ayudó a sobrellevar el duro trance de tener que internar a su mujer -afectada de alzehimer- en un centro asistencial desde hace años.
76 años tenía aquella mirada de persona amable y bondadosa que se intuía bajo las gafas en las que se  apoyaba su visión desde hace unos años. Muy unido a su hija y a su nieta, siempre conectado con el mundo del Toreo, disfrutaba de los momentos en que le invitaban a compartir actos o tentaderos, posando siempre con aquel aire humilde y sereno, al lado de no pocas figuras de ahora, como recientemente lo hacía con Morante de la Puebla, en un tentadero en la ganadería de Manuel Veiga.
Había tomado en su día la alternativa en Sevilla, en una tarde de expectación en la plaza de la Real Maestranza de Caballería. Y había confirmado, por todo lo alto, en Madrid, en el histórico coso de Las Ventas. De entonces la legendaria foto de Botán, que reproducimos con la debida venia, en la que vemos el cite espectacular, desde el centro de la plaza, "la boca de riego" que dirían los clásicos, con el toro bociblanco ya arrancándose... O la otra imagen que incluimos, de la tarde de su alternativa, en Sevilla, un 15 de agosto de 1971, cuando la Festividad de la Virgen de los Reyes aún era un día taurino grande en La Maestranza -luego la afición hispalense descubrió que en semejante fecha del año mejor se estaba en las playas de Cádiz y Huelva-... En todo caso, de lleno absoluto en los tendidos, como puede observarse, aquel 15 de agosto en el que el gran maestro Antonio Bienvenida concedía la alternativa a nuestro Ricardo Chibanga, en presencia de un joven entonces Rafael Torres.


Desplante, toreando, en Nimes (Francia)
Luego vino una carrera notable, por cosos de Portugal, España, Francia, Angola, Mozambique -la ilusión de poder torear vestido de tabaco y oro en Lourenço Marques, aún la recordaba con especial énfasis en aquel día de hace unos años, en que charlé con Chibanga casi una hora- e incluso América.
A Chibanga, en el florear del pasado mes de marzo, vino a visitarle el toro de la Muerte, en forma de AVC. Tenía mucho peligro aquel morlaco. Chibanga, a la salida de un par de banderillas al cuarteo, dándolo todo, como a el le gustaba, fue prendido y quedó herido en situación difícil... Internado desde el 2 de marzo en el Hospital de Torres Novas, pasó Chibanga por una serie de pruebas que, mejor o peor, pareció ir superando. El, pese a la cornada que llevaba encima, se empeñó en proseguir la faena, con aquella valentía innata de sus tiempos de torero en la plaza. Desplegó la muleta, fue dando poco a poco aquellos pasos hacia atrás, dando espacio al toro, hasta quedarse solo en el centro de la plaza, alzó hombros y chaquetilla, alborotó los alamares con sus movimientos y gesticulaciones, todo para citar de largo al cornúpeta, arrancarse este de largo, sostener el público el nudo en la garganta y prorrumpir finalmente en un cerrado oléeee! toda la plaza. Chibanga había ganado la partida al toro de la Muerte, los médicos le daban el alta el pasado jueves, ya podía, aunque limitado en su día a día, irse a casa...
Parecía haber pasado lo peor. Pero apenas unos días después, este martes, ahí, en su casa de Golegá, en la tierra de aquel torero grande entre los grandes, Manuel dos Santos, otro toro de la Muerte fue a visitar a Chibanga, cobardemente le atacó por detrás infiriéndole cornada mortal de la que ya no pudo zafarse el maestro africano.
El cuerpo del famoso torero está siendo velando esta tarde/noche en la Casa Mortuoria da Golegã, en medio de una honda manifestación de duelo. Será ya este miércoles, cuando el féretro con los restos mortales será llevado a la Igreja Matriz, donde se celebrará uma misa a las 17 horas, siguiéndose las ceremonias fúnebres para el cemitério local, donde será Chibanga inhumado, justo al lado de donde reposan los restos del legendario maestro de la Tauromaquia, Manuel dos Santos.
En la década de los 60 del siglo pasado llegó Ricardo Chibanga a Portugal en su afán de ser torero. Le tomaron por loco. Pero mostraría con enorme sacrificio que sabía muy bien lo que quería. Se abrió paso en el mundo de la Tauromaquia mundial.
Ahora, cuando menos se esperaba, cuando seguía viviendo de cerca su mundo taurino, el accidente vascular traidor se lo ha llevado. Que Dios acoja en su seno a quien fue ejemplo de humildad, de saber aceptar lo bueno y lo malo -que no fue poco- que la Vida le deparó.
¡Descanse en paz, maestro Ricardo Chibanga!.
EUGÉNIO EIROA

Confirmación de alternativa, en Madrid































Ricardo Chibanga (Lourenço Marques, 8 de novembro de 1942 — Golegã, 16 de abril de 2019) foi um toureiro moçambicano, sendo o primeiro toureiro africano e negro que na década de 1960 foi um dos mais famosos no Mundo, principalmente em Portugal e Espanha.
Ricardo Chibanga nasceu num bairro de lata da cidade de Lourenço Marques, conhecida atualmente como Maputo, a capital da então província portuguesa de ultramar, Moçambique. 
Desde criança mostrou paixão pelas touradas, e visitava regularmente a Praça de Touros de Lourenço Marques. Em 1962, mudou-se para Portugal como assistente de um famoso toureiro, Manuel dos Santos. Primeiro, ele completou seu serviço militar, sendo depois o seu talento como toureiro reconhecido em treinos na Golegã e Badajoz.
Tendo passado pela Escola de Toureio de Coruche, dos irmãos António e Manuel Cipriano «Badajoz», e pela Escola da Golegã, sob orientação de Patrício Cecílio, Chibanga apresentou-se em praças como a Praça de Touros de Viana do Castelo em Viana do Castelo, e a Praça de Touros do Campo Pequeno, em Lisboa, antes de rumar a Espanha.
Em Espanha — onde poderia exercer em pleno a função de matador, precisamente por não existir a proibição legal de matar o touro diante do público, tal como sucede em França e na América Latina — o primeiro toureiro de raça negra forjou-se como matador de sucesso, apresentando-se em praças tão importantes como a Real Maestranza de Sevilha ou Las Ventas, Madrid; bem como nas principais praças de França, como a Arena de Nimes ou o Coliseu de Arles.
Em outros países foi aclamado: no México, Venezuela, Canadá, Estados Unidos, Indonésia, China, Angola e na sua terra natal, Moçambique. Várias celebridades o viram e admiraram como espetadores, incluindo Pablo Picasso, Salvador Dalí, Orson Welles e Christiaan Barnard, o mundialmente famoso cirurgião cardíaco.
Passou 20 anos a tourear, baseando a sua carreira em Portugal, Espanha e França.
Após o fim da sua carreira mudou-se para a Golegã, onde viria a falecer, e onde até existe uma rua com o seu nome.
Em 2 de março de 2019 sofreu em sua casa um Acidente Vascular Cerebral. Morreu a 16 de abril de 2019, em sua casa na Golegã, na sequência desse mesmo AVC, depois de um período de internamento no Hospital de Torres Novas.


"Ricardo Chibanga" (Música de Resende Dias e Letra de Alice de Jesus) Intérprete: Maria da Luz




Promoción de programa especial que -sobre su vida- en su día le dedicó la RTP





Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes