Otra vez Navidad. Y en ella la siempre oportuna reflexión del maestro Pepe Castrillo

Otra Navidad. Otra época de sensaciones. Otra vez el desenfreno instalado en no pocos. Otra vez el ser felices por decreto. Navidad es algo más que eso, bastante más que eso. Navidad, como diría Pepe Castrillo, no es sino "el escenario más adecuado para acabar con la discrepancia y vivir el ambiente y el acercamiento con aquellos de los que nos hemos ido alejando,  muchas veces sin ni siquiera saber por qué. Por ello el amor deberá campar a sus anchas, la esperanza tomar cuerpo y el entendimiento convertirse en realidad".
Otra vez Navidad. Ninguna parece igual a otra. Siempre echamos en falta a alguien y, con el paso de los años, ese alguien son ya algunos, demasiados ya... Navidad, ¡ay, Navidad!. Decía Pepe Castrillo (comunicador excepcional, radiofonista de excelencia que fue) en su postal de este 2018 : "En Málaga he conocido a Dani, que este mes ha cumplido 30 años. Camisa Blanca sin mangas, no las necesita. Sentado en una baja e incómoda banqueta, sujetando un vaso de plástico con la boca y moviendo la cabeza para que suenen las monedas. Dani a los once años subió a un poste de alta tensión y perdió totalmente los dos brazos. Cuando me despedí de él le pregunté : ¿Qué tal la vida?. Su respuesta me dejó perplejo : "Soy feliz. No me puedo quejar".  Yo pregunto : ¿y usted puede quejarse?...".
Suscribo lo dicho por el entrañable y admirado amigo que, cada año por estas fechas -desde hace décadas-, nos escribe con su ya famosa reflexión en voz alta aprovechando que es Navidad. 
Como dirían los hermanos portugueses : bem hajas, amigo Castrillo!.
EUGÉNIO EIROA

P.S. / José Castrillo Bernal fue uno de los grandes nombres de los medios de comunicación en Castilla y León. Cuando dejó su cargo como Director Regional de la Cadena SER llevaba 46 años vinculado a la Radio. 
Pepe Castrillo, periodista segoviano, fue el primer director de la emisora Radio Palencia y luego responsable regional en Castilla-León de la cadena SER hasta su jubilación, entre otros cargos de gran relevancia en el mundo radiofónico. En su heroica etapa palentina lideró un equipo joven e ilusionado que muy pronto consolidó el proyecto, arrasó en audiencia en un tiempo récord y fue un caso digno de estudio en el mundo de la Comunicación, donde el director de la emisora todos los días se arremangaba como el que más y se ponía el mono de trabajo desempeñando como el más humilde de los empleados de aquella incipiente emisora. Ese trabajo de fundación e implantación radiofónica inolvidable hizo que muchos años después, en 2012, la actual redacción de la SER en Palencia le concediese un galardón especial en el trigésimo aniversario de la estación radiofónica.

PEPE CASTRILLO, a la izquierda, en una foto de hace poco tiempo. (Facebook)

Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes