Caso "Ence") Toma el caramelito de una mesa de negociación, para que durante unas fechas no alborotes demasiado

La  ministra dio a los trabajadores de Ence el caramelito de una mesa de negociación, para que durante unas fechas no alboroten demasiado, tal y como se estaban poniendo las cosas en semanas anteriores.

Si creen algunos que de ahí va a salir algo positivo, apañados van. Poco conocen del problema y poco conocen a todos los que intervienen en el problema, que no son pocos. Y para algunos, no hay otra solución que "Ence, fora!", mientras que para la empresa un traslado en Galicia resulta imposible. De manera que... ¿cómo se van a garantizar los puestos de trabajo?.

Si hubiese voluntad por parte del Gobierno en arreglar el problema, se retiraba el trozo de texto conflictivo en la Ley y... hemos acabado con el asunto. Luego ya, quedaría solamente que los tribunales decidiesen si la prórroga concedida por el Gobierno en funciones de Mariano Rajoy es válida o no es válida... pero eso es harina de otro costal, que no debe mezclarse con una ley que el Gobierno de Madrid quiere sacar adelante por pelotas, porque Europa se tiene que enterar de que aquí, en España, somos más papistas que el Papa y... que si nos ponemos a pintar todo de verde, no hay quien nos gane : dicho y hecho, en un santiamén si es necesario, cosa que que en Alemania, a la hora de ponerse a ello, se lo toman en serio pero admitiendo por delante 25 o 30 años para una transición ordenada y no castradora para la labor empresarial... Y en 25 o 30 años no veas tu la de adelantos e inventos para mejorar la actividad industrial que pueden surgir en esta Europa nuestra...

Pero no debe el caso Ence hacernos pensar que solo ahí están los problemas de una ley redactada o con enorme buena voluntad aparejada con tremendo error de planteamiento, o ya intencionadamente redactada para quitarse de en medio a no pocos "ences"... Sea lo que fuere, la Ley de cambio climático pondrá en riesgo a una importante parte de la industria gallega si no se tiene en cuenta las enmiendas que en el Congreso han sido presentadas. Hay quien calcula que la nueva normativa podría afectar a 37.000 empleos, cerca de 5.000 edificaciones y 10.000 millones de euros.

En buena lógica cabría que prosperasen las enmiendas que hacen referencia al apartado 4, artículo 18, con las que se pretende eliminar la inseguridad jurídica que esta ley plantea, a día de hoy, a empresas como Ence u otras que se encuentran en el litoral gallego. Eso dictaría el sentido común. Pero el Ministerio y el Gobierno parecen ir por otro lado.

Para eliminar esta que se presenta como una clara inseguridad jurídica, es necesario dejar clara la no retroactividad de la norma ... flexibilizando precisamente las previsiones para las actividades industriales dándoles más plazo para garantizar la rentabilidad de cualquier inversión que se haga por parte empresarial.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.