Miguel Vidal (II) : la historia de un gran periodista hecho a si mismo

Hoy, segundo capítulo de la serie de 4 que publicaremos, sobre la vida profesional del gran periodista y maestro de reporteros, Miguel Vidal Perelló. Abordaremos en esta segunda entrega, a grandes trazos, su trayectoria profesional en un modo biográfico.

Para quienes aún no hayan leído aún el primer capítulo de esta serie sobre Miguel Vidal, no tienen más que hacer click aquí y podrán acceder al mismo.

-------------------------

Miguel Vidal Perelló (nacido en Consell, Islas Baleares, el 26 de julio de 1942) es un gran periodista y escritor, que alcanzó merecida fama en sus años de desempeño en el diario deportivo "As", del que fue cofundador y en el que se convertiría en un auténtico maestro de reporteros, tal fue la dimensión de su trayectoria periodística, entre 1967 y 1998 en que cerró su etapa en el diario editado en Madrid.

Como escritor, fundamentalmente de temáticas relacionadas con el Deporte, Vidal Perelló anota también una trayectoria importante, pero de ello hablaremos en capítulo dedicado al respecto, porque refleja en no pocos volúmenes su enorme experiencia personal como periodista y reportero. 

Miguel Vidal Perelló fue el mayor de los tres hijos del matrimonio formado por Antonio Vidal Busquets y Martina Perelló Fornés. Cursó sus primeros estudios en su pueblo natal, Consell, y posteriormente haría el Bachillerato en Palma de Mallorca, en el Colegio de los Padres Teatinos y en el Instituto Ramon Llull. Posteriormente cursó la carrera de Magisterio, la única que entonces podía cursarse en la isla mallorquina. Pero su obsesión, su vocación, no era ser profesor o maestro de escuela; su cabeza estaba permanentemente en el Periodismo, en ningún momento había otra obsesión sino por ser periodista, producto sin duda de su vocación innata : ser reportero, escribir en un diario, algo con lo que soñaba desde pequeño.

1960 : YA TRABAJANDO EN DOS PUBLICACIONES)

Fue en 1960 cuando Miguel Vidal entraba -muy joven y compaginando con sus estudios- a trabajar en las publicaciones "Fiesta Deportiva" y "Mallorca Daily Bulletin" -este era un periódico dedicado a los extranjeros y turistas que ya entonces eran muchos en la isla-. Eran publicaciones del llamado Grupo Serra, al que Miguel accedió a través de su editor, el legendario Pedro Serra Bauzá. Aquel inicio también le permitió colaborar de vez en cuando  en el tradicional "Diario de Mallorca", y los también diarios "Última Hora" (que vendría a ser del Grupo Serra) y "Baleares" (este de la entonces cadena de medios propiedad del Estado), todos ellos periódicos diarios importantes en las islas Baleares. 

UN PRIMER LIBRO ) 

Lo de escribir un primer libro era algo que también bullía in mente de Miguel Vidal desde muy joven. Lo hizo en 1964, el volumen se llamó "Mallorca a paso de camello" y estaba basado en las peripecias que el autor vivió junto con el pintor Gustavo Peñalver. Aún así, Miguel Vidal Perelló no era feliz. Eran años muy complicados y a los que ejercían como periodistas pero no eran titulados (específicamente por la Escuela Oficial de Periodismo, que solo funcionaba en Madrid y Barcelona) se les marginaba en las Redacciones, se les veía incluso con desprecio por los que -incluso- sin haber pasado por la dichosa Escuela Oficial, sí estaban en posesión del "carnet oficial de periodista", una tarjeta acreditativa que era otorgada muchas veces por méritos políticos en aquella época de la dictadura de Franco, a partir del "dedo caprichoso y bobalicón" (como diría J.M. García) del jerarca de turno y de confianza del régimen que estaba a cargo y custodia de un siniestro registro de periodistas, donde no pocos de ellos eran todo menos lo que decían ser (daría para desarrollar esto en páginas y páginas).

La persecución a los no titulados pero ejercientes como periodistas era feroz -especialmente en provincias; no así en Madrid y Barcelona- por parte de los poseedores del "carnet de prensa" del Franquismo. Compañeros de trabajo en las mismas redacciones y, sin embargo, inquisidores unos y zancadilleados a diario los otros. A estos últimos, realmente, se les negaba el pan y la sal por parte de
los encarnetados... 
Aburrido de aquel ambiente provinciano y de tantas envidias, pero firme y con irrenunciables deseos de ser alguien importante en el Periodismo, Miguel Vidal optó por irse a Madrid. Le habían dicho que allí habría empleo tarde o temprano para los que realmente valían como periodistas y que lo de estar perseguido por el carnet o no carnet pasaba en muchas Redacciones a un segundo plano. Lo mismo sucedía en Barcelona. En una y otra capital había numerosos y célebres periodistas que no habían pasado por la Escuela Oficial dichosa. Eran gentes con formación, con estudios diversos, preparados, con vocaciones innatas, eran el mascarón de proa de un Periodismo español que poco a poco iría renovándose, para acabar arrinconando a aquellos -en no pocos casos- carcamales que desde su ignorancia y falta de preparación se escudaban en el dichoso "carnet de prensa" como único valor a exhibir en sus vacías trayectorias profesionales.

Fue en 1966 cuando Miguel Vidal dejó Mallorca, decidido a triunfar en el Periodismo. Fue así, después de una breve estancia en el Norte de Europa (Suecia, Copenhague, Holanda), cuando en ese mismo año recaló en Madrid, sin tener entonces trabajo ni tampoco recursos económicos de los que echar mano. Lo pasó mal en aquel tiempo, como es perfectamente comprensible. Pero tenía voluntad inquebrantable de triunfo...
Empezó su andadura en el diario "Informaciones", en el que llegó a ser responsable de la sección de Sucesos. En un diario aperturista donde los hubiere en aquel tiempo, como era el famoso "Informaciones", Vidal podía trabajar tranquilo. Allí no le exigieron ningún requisito previo; pero su director entonces, Luís Fernando Bandín Ramos, que era profesor de la Escuela de Periodismo, le convenció para que se matriculase por libre. 
En "Informaciones", Miguel Vidal publicó en exclusiva la que sería mayor estafa inmobiliaria de España : el "caso Nueva Esperanza". Célebre fue también su reportaje sobre los tres niños fallecidos en accidente en Aranjuez, tras haberse escapado del colegio para ver... el río Tajo. Un trabajo periodístico de Vidal al que luego Jesús Hermida le dedicaría un encendido artículo elogiando el humanismo que irradiaba siempre lo escrito por Miguel. 

LLEGÓ EL MOMENTO : LA OPORTUNIDAD DEL "AS" )

En el diario "Informaciones",  Vidal coincidió con el periodista Manuel Sarmiento Birba. Sarmiento era un licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo, que pasó a desempeñar como periodista en varios medios asturianos, hasta llegar a Madrid y a la jefatura de Deportes del "Informaciones". Gallego, de Ponteareas, Sarmiento Birba conocía a Vidal muy bien, al que definía como "un tipo con enormes ganas de comerse el Mundo". Fue así, en ese grado de confianza, cómo un día, dentro de cierto secreto y discreción propias del caso, Sarmiento planteó a Miguel Vidal la posibilidad de embarcarse en "una aventura complicada, pero tan bien planteada que no tendríamos perdón de Dios si fracasásemos en el empeño". "¡Vente conmigo al "As"!, planteó a Vidal Perelló quien llegaría a ser subdirector del periódico deportivo. Y Miguel se convirtió así en redactor-fundacional del "Diario As", que así se llamaba. Era 1967... 

En el número 1 de "As" hay 4 páginas nada menos, con la firma de Miguel Vidal, quien se especializaría en reportajes internacionales, independientemente de desempeñar de modo alternado otras funciones habituales en la Redacción de un deportivo, además de ser enviado especial a numerosos Mundiales y Europeos de Fútbol, Juegos Olímpicos, Juegos del Mediterráneo, etc. etc.
Ahí, en sus periplos por el Mundo, en sus viajes por los cinco continentes, se cimenta la fama de Miguel Vidal como el gran reportero que siempre fue. Desde el primer día. No hubo en el gran evolución porque lo llevaba ya todo preparado in mente; tenía cuadriculado todo su plan periodístico por décadas... sabía lo que quería y cómo lo quería. Y al ser respaldado en sus planteamientos, no solo Miguel Vida triunfó, el "As" triunfo, con tan célebres series de reportajes, con tan leídas publicaciones...

Su búsqueda permanente de las grandes figuras mundiales del Deporte le hizo famoso en aquellas décadas. Sus fotos en las que aparecía muchas veces intimando con los grandes del Deporte, casi siempre eran el más difícil todavía...
El estilo de Vidal se basó en un formato de periodismo deportivo épico y viajero, especializándose no solo en relatos que verdaderamente enganchaban al lector, sino también en la entrevista a figuras mundiales del siglo XX en todo tipo de deportes, entrevistándolos incluso en sus propios domicilios. 

En los años 1980, 1984 y 1988, la Agencia EFE compró al Diario As la serie escrita por Miguel Vidal y titulada "Los Viejos Dioses Olímpicos" para distribuirla por toda América y Europa a los principales periódicos de cada país. Igual ocurrió en 1982 con la serie "Finalistas de Leyenda", de la que el diario mexicano "La Afición" haría posteriormente un libro con 32 entrevistas de Vidal a otros tantos futbolistas de primer nivel. 
Es necesario hacer observar aquí que Miguel Vidal fue todo un maestro del Periodismo, al recrear un género entonces poco desarrollado en la Prensa escrita, como eran los relatos sin caducidad, las entrevistas intemporales... algo que no se manejaba entonces. Tanto y tan bien desarrolló ese concepto, que a día de hoy, salvo pequeños y no invalidantes matices, muchos de aquellos trabajos periodísticos resultan aún de estupenda lectura por la intemporalidad del planteamiento. De ahí, también, la grandeza de la obra periodística de Miguel Vidal Perelló.

Todo lo anterior convirtió a Miguel Vidal en uno de los periodistas españoles más leídos en el Mundo. Incluso su entrevista a Jesse Owens le valió para que la Universidad de San Juan de Puerto Rico pusiera su nombre en1980 a la Cátedra de Reporterismo. 
Pero como antes quedó dicho,  al margen de su faceta de reportero –que es lo que le dio fama en el Mundo deportivo– cubrió acontecimientos puntuales de primera magnitud: seis Campeonatos del Mundo de fútbol consecutivos, desde Alemania 1974 a Estados Unidos 1994; las Eurocopas de Bélgica (1972), Italia (1980), Alemania (1988) y Suecia (1992); el Mundialito de Uruguay (1980), así como una veintena de finales europeas. Ha sido uno de los periodistas españoles que ha cubierto más acontecimientos deportivos de primerísimo orden.

Aunque como escritor se ha volcado en estos últimos años -y de ello hablaremos en otro capítulo- no podemos dejar atrás que, durante aquellos años en la Redacción del "As",  estuvo en primer plano durante 24 meses, aquellos en los que salieron a la luz los fascículos coleccionables de célebres publicaciones como "La Enciclopedia del Fútbol" (1971-73), una obra en 69 fascículos escrita en colaboración con Ramón Melcón Bartolomé; o "Figuras sobre el césped"(1982), obra escrita en equipo con un grupo de periodistas deportivos. 

EL REGRESO A MALLORCA)

En 1998, Vidal daría por finalizada su etapa en el "Diario As", abandonando así Madrid y volviendo a sus orígenes, a su pueblo, Consell, en la isla de Mallorca. 
A partir de entonces su actividad se centró en su faceta de escritor, aprovechando sus experiencias y vivencias acumuladas durante 30 años como reportero internacional, y en otras actividades vinculadas al mundo deportivo local. 

TAMBIÉN DE IMPORTANCIA EN SU TRAYECTORIA)

Además de sus facetas como periodista, reportero y escritor, Miguel Vidal protagonizó importantes momentos en el terreno de la remodelación de los colectivos de periodistas en España. 
Fue fundador de la Unión de Periodistas Deportivos de España (UPDE), la cual presidió desde 1977 a 1986. En su haber está el logro de unificar en uno solo los 3 colectivos de los periodistas deportivos españoles, al firmar y establecer una entente con José María Lorente Toribio, presidente de la Agrupación de Periodistas Deportivos, y Joaquín Díaz Palacios, presidente de la Asociación Nacional de Informadores de Radio y Televisión, lográndose la unificación en la actual Asociación Española de la Prensa Deportiva (AEPD), ente que a su vez presidió Miguel Vidal de 1988 a 1990. 

CARGOS Y DISTINCIONES DIVERSAS)

Miguel Vidal Perelló ha sido miembro del Comité Olímpico Español (1988-1990). Director Técnico del Museo del Deporte de Mallorca (2000-2003). Presidente del Club Deportiu Consell en dos etapas (2002-2010 y 2014-2018).
Y entre otras distinciones está en posesión del Título de "Maestro Emérito del Deporte", máxima condecoración del Estado, en Rumanía (1976). "Premio Infantas de España" en calidad de presidente de la Asociación Española de la Prensa Deportiva (AEPD) (1988). "Medalla de Honor y Gratitud" del Consejo Insular de Mallorca, en su categoría de oro (2009). "Medalla Villa de Consell" (2012). "Premio Populares" de COPE Mallorca (2012).


En Pekín (China). De este viaje, apenas cuatro meses después de la muerte de Mao-Tsé-Tsung surgió la serie "As en China" que constó de once capítulos, siendo tal vez el mas interesante la entrevista con Chen Chia-Chuan, oficiosamente el primer atleta asiático que corrió los 100 metros lisos en menos de diez segundos. La foto está tomada enfrente de la entrada a la Ciudad Prohibida.

En Colorado Springs (Colorado). Cuartel general de los atletas de Estados Unidos, cuyo director a la sazón era el campeón olímpico en Decatlon, Bob Mathias, uno de los protagonistas de la serie "Los Viejos Dioses Olímpicos"


Cabeceras diversas utilizadas en aquellas páginas de huecograbado
del entonces revolucionario diario deportivo "As"



Llevaba el diario "As" apenas dos meses de existencia, cuando Miguel Vidal se plantó en Italia, en febrero de 1968, para entrevistar al gran Helenio Herrera, entonces entrenador en Milan. Era la serie "Miguel Vidal, un reportero de "As" por Europa"

Cabecera de otra célebre serie de "As". El reportaje más celebrado de esta serie (que llevó a Miguel Vidal a recorrer gran parte del continente africano) fue el realizado al futbolista Biri-Biri, jugador que fue del Sevilla, en su casa de Banjul (Gambia). 

------------------------------------------------------------------------------


Como colofón a este capítulo, en entrega aparte, reproducimos una de las celebres entrevistas que Miguel Vidal hizo por el Mundo adelante en sus tiempos de reportero. No tienen ustedes más que hacer click aquí para disfrutar de aquella entrevista-reportaje de entonces.

Fritz Walter, uno de los grandes del fútbol alemán de todos los tiempos, capitán del equipo vencedor del Mundial de Suiza en 1954.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.