La "joya férrea" de Salamanca sigue en el olvido y cada vez en mayor riesgo...

En el centenario diario "La Gaceta de Salamanca", se publicaba estos días, un muy interesante artículo del colaborador Casamar, en donde se refleja el calamitoso estado de la vía férrea (otro importante) que unía la parte española, salmantina, a Portugal, a través de Barca D´Alva. Los años van pasando y no se sabe por parte española qué hacer con ese ramal ferroviario clausurado ya hace bastantes años. Mientras en Portugal estarían dispuestos a rehabilitar el tramo entre Pocinho y Barca D´Alva, si por parte española se hiciese lo mismo con la línea entre la frontera y Salamanca, lo que es por parte española, no hay voluntad para rehabilitar la línea ferroviaria, como tampoco la hay para potenciar en general el llamado tren convencional... Con ello, todo lo más que resplandece es un proyecto de la Diputación de Salamanca para hacer algo "turístico" con los últimos 17 kilómetros salmantinos hasta la "raia"... Leemos, a continuación, con la debida venia, los apuntes tan interesantes que aporta Casamar sobre el tema que nos ocupa. 
Un abandono que pasa factura a la joya férrea de Salamanca
La línea La Fuente de San Esteban-La Fregeneda corre el riesgo de perder el reconocimiento de BIC -conseguido hace 20 años- debido a su general deterioro. La esperanza está en el proyecto del “Camino de Hierro”

El abandono generalizado de la vía férrea La Fuente de San Esteban-La Fregeneda podría provocar la pérdida del reconocimiento y protección alcanzados ahora hace 20 años con la declaración de Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento. Un olvido solo mermado, en parte, con el desarrollo por parte de la Diputación provincial de Salamanca, del proyecto “Camino de Hierro”.

El día 5 de diciembre de 2000 se hacía oficial, con su publicación en el Boletín Oficial del Estado, la declaración de BIC de la línea férrea La Fuente de San Esteban-La Fregeneda. Sin embargo, y como denuncian los municipios afectados, así como la Plataforma Salmantina en Defensa del Ferrocarril, desde entonces no ha existido “un plan realista que contemple la reapertura de la línea con un enfoque también turístico, que cuente con fondos europeos, y que tenga siempre presente los intereses comunes, sociales y económicos”.

La falta de mantenimiento de la vía, desde su cierre al tráfico ferroviario en 1985, ha provocado el deterioro e incluso el expolio de las infraestructuras que, de no ponerse remedio, podrían llevar a la desaparición de esta magna obra de ingeniería.
El gran proyecto de La Diputación es destinar para uso turístico los últimos 17 kilómetros de la vía

La esperanza de los vecinos de la zona está en el proyecto de recuperación y creación del “Camino de Hierro”, puesto en marcha por la Diputación de Salamanca para el uso turístico de los últimos 17 kilómetros de la vía, pero que debido a diferentes factores aún no ha podido ver la luz, con las obras ya realizadas.

En total, la línea son 77 kilómetros repartidos entre La Fuente de San Esteban (Boadilla) y la frontera con Portugal, atravesando en su recorrido los términos municipales de La Fuente de San Esteban, Boada, Retortillo, Villares de Yeltes, Villavieja de Yeltes, Bogajo, Fuenteliante, Cerralbo, Olmedo de Camaces, San Felices de los Gallegos, Lumbrales, Hinojosa de Duero y La Fregeneda.

De principal obra de ingeniería en el siglo XIX a su cierre al tráfico ferroviario en 1985

Las decisiones políticas llevaron al cierre al tráfico de personas y mercancías en 1985 de una de las principales obras de ingeniería civil del siglo XIX en Europa, la vía férrea entre La Fuente de San Esteban y La Fregeneda.

Un cierre que terminó con el “papel esencial” —que la misma declaración de BIC señala— “en la accesibilidad y articulación del territorio del noroeste salmantino, además de facilitar la comunicación y las relaciones de los habitantes del Campo Charro y de El Abadengo, tanto con su entorno comarcal como con el resto de la provincia”.

Inaugurada el 8 de diciembre de 1887 (hizo el 9 de diciembre 133 años), la vía férrea supuso la construcción solo en sus últimos kilómetros antes de conectar con Portugal de 4,2 kilómetros de túneles y 1,5 kilómetros de puentes, además de las estaciones situadas en los municipios por los que discurre, finalizando en el puente internacional. 

(In La Gaceta, de Salamanca



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.