¿Se puede prohibir el acceso a las playas a personas de otros concellos?. Los juristas lo cuestionan

El asunto durará hasta que alguien lleve la cuestión a un juzgado y, entonces, la Justicia empiece a pronunciarse sobre el asunto.
Pero hoy, el diario La Voz de Galicia, plantea :
¿Se puede prohibir el acceso a las playas a personas de otros concellos?. Los especialistas en derecho lo tienen claro: definitivamente no. Pero en Cangas do Morrazo, su alcalde, su gobierno, siguen con lo implantado este año con ocasión de la Covid-19. Medidas que, aunque no lo parezca, están creando cierta imagen de impopularidad al municipio fuera de los límites del mismo...

El estado de alarma primero, y el real decreto de la nueva normalidad después, han facultado a las administraciones a imponer restricciones de acceso y movilidad en aras de la salud de la población. El bien común por encima de ciertos derechos individuales, una situación que los expertos en derecho han cuestionado en algunos puntos. Ahora, con las competencias devueltas a las comunidades, son estas las que marcan las normas con la colaboración de los ayuntamientos, controlando por ejemplo el aforo a las playas. Pero, ¿puede establecerse cualquier restricción? ¿Puede prohibirse el acceso en coche de foráneos a ciertos arenales como ha hecho el concello de Cangas? Los jurídicos lo tienen claro, no. Y es que estas competencias no dan patente de corso.

En el caso de Cangas, donde han desechado por completo la posibilidad de los cupos. Aurora Prieto, responsable del área de Turismo, subrayó que no contemplaban esa opción en el municipio cangués. Pero en su lugar, el gobierno local implantó un sistema para “prohibir el acceso de los vehículos a las playas con la excepción de los residentes del municipio, segundas residencias acreditados y otros autorizados procedentes de hostelería y otros negocios”. Los identificativos son etiquetas similares a las que ya se vienen utilizando en el casco antiguo del municipio.
Las restricciones de acceso se suman a las restricciones en los ‘leiraparkings’ (fincas dedicadas a aparcamientos cerca de las playas. 
Prieto apela a la responsabilidad ciudadana para que se mantengan las medidas de distancia social, protección e higiene. “No podemos tener dos o tres policías municipales en nuestras más de 30 playas. Cada uno debe saber lo que se está jugando”. Al respecto, considera que lo de este año se trata de una “situación excepcional” que requiere de “medidas excepcionales” y “factibles”.

Zona próxima de la playa de Castiñeiras, en O Hío, Cangas

Artículo Anterior Artículo Siguiente