La agonía del tren convencional

Comenzaron a desfilar por las vías españolas, camino de Portugal, parte de los 51 coches de viajeros que la CP portuguesa ha comprado a la Renfe por la modestísima cantidad de 1,6 millones de euros. Hay material semi-nuevo ya trasladado, 18 carruajes de viajeros que, con pocos retoques, podrán prestar servicio ya en octubre en las vías portuguesas con los colores de la CP. Algunos de estos coches de viajeros, aún circulaban en el inicio de este año, en el llamado tren Arco, entre Galicia y el País Vasco. La CP ha hecho una gran compra porque por muy poco dinero va a pasar de los ciento y pocos coches de este tipo que en su actual flota tiene a los 160 que finalmente tendrá. Y conocida la habilidad de sus talleres de regeneración y rehabilitación de material ferroviario, seguro que -aunque tarde año y medio en hacer el trabajo- estos 51 coches comprados a la Renfe van a salir de allí como nuevos... ya lo verán ustedes. La Renfe, en una política errónea que puede costar en el futuro muy cara, está enterrando el llamado ferrocarril convencional. Solo le interesan los AVE, los Alvia y poco más. El resto, lo que conserva de ferrocarril convencional, lo tiene mal atendido, recortado, mal planificado ... Es como si se estuviese a la espera de un a ver qué pasa, y si lo que pasa es que languidece... a lo mejor le damos ya la boleta y nos dedicamos al ferrocarril en España solamente en plan negocio desterrando el llamado servicio público. Al ver marchar ayer, camino de Portugal, esa colección de coches de viajeros que bien regenerados podían dar excelentes servicios en las vías españolas, hubo no pocas protestas en la redes sociales. Los que aman y defienden el ferrocarril no comulgan con la actual política de Renfe, ni con la actual planificación del ferrocarril en España, en demasía para élites, en demasía enfocado en los costosísimos AVE´S. ¡Ave, Renfe : el ferrocarril convencional que está muriendo te saluda!.


Uno de los coches de viajeros vendidos por la Renfe a precio de orillo a la CP.
La foto (redes sociales) está tomada en estación portuguesa, recién llegado el convoy desde España, con
destino a los talleres de Guifôes (Matosinhos) de los que saldrá el vehículo como nuevo.
En otoño ya estará rodando por las vías lusitanas.


Artículo Anterior Artículo Siguiente