Galicia pondrá a disposición del marisqueo a pie más de 5 millones de euros de apoyo a la reactivación del sector

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, informó hoy en O Grove que aquellos profesionales del marisqueo a pie que pararon temporalmente su actividad durante la pandemia y no pudieron beneficiarse de la prestación por cese de actividad habilitada tras la declaración del estado de alarma tendrán la posibilidad de acceder a la vía de apoyo específica para este sector que incluye el plan Avantemar de reactivación para el ámbito marítimo-pesquero ante la crisis derivada del coronavirus. Este programa de la Xunta prevé más de 5 millones de euros para este sector procedentes del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca asignado a Galicia y de fondos propios de la Xunta.

Esta medida, que fue presentada a los representantes de la cofradía y de los profesionales del marisqueo de O Grove en una reunión de trabajo, se enmarca en la línea que el plan dedica a la dinamización y solvencia general de las empresas y profesionales, una de las cinco que incluye Avantemar con el objetivo de apoyar al complejo mar-industria ante las importantes pérdidas acumuladas en los últimos meses y que se traducen en una inyección global de 77 millones de euros en 2020.

Uno de los sectores más afectados por esta pandemia es el marisqueo , que apenas pudo faenar a consecuencia del cierre efectivo del canal Horeca, el principal canal de venta de sus productos, y de la caída de los precios de un 96% por la baja demanda en el primer mes de vigencia del estado de alarma. A esto, añadió la titular de Mar, se suma la imposibilidad para muchas personas de este sector de acceder a la prestación por cese de actividad, condicionada a la caída del 75% de los ingresos respecto del semestre anterior.

De ahí, subrayó Rosa Quintana, la importancia de dar cobertura a estos profesionales del marisqueo a pie, pues el plan diseñado por la Consellería del Mar pretende atender a todos los sectores y subsectores y hace especial hincapié en aquellos que no se ven beneficiados por las aportaciones y medidas diseñadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al amparo de la modificación del FEMP.

Así, dentro de estos apoyos para el marisqueo a pie serán subvencionables los días de inactividad desde 16 de marzo hasta el 30 de junio de 2020, ambos incluidos. Para su cálculo se tendrá en cuenta la diferencia entre los días de actividad extractiva media durante el período de referencia en los tres años anteriores a 2020 -sin contar períodos extraordinarios- menos los días de actividad de cada mariscador en este año durante la pandemia. Los días de actividad media extractiva en los tres años anteriores -2017-2019- se establecen por zonas agrupadas y por colectivos de a pie -marisqueo general, percebe y poliquetos-.

En cuanto al importe de los apoyos por día de inactividad, la conselleira del Mar señaló que está por definir, pues la orden está en proceso de elaboración y existen discrepancias con el Gobierno central sobre su cuantía. En este sentido, explicó que la Xunta propone una aportación homogénea de 90 euros por día de inactividad y mariscador, de acuerdo con la estimación media de ingresos del sector y que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación señala que la aportación debe ser de 50 euros por cada día de parada subvencionable. Por eso, añadió la titular de Mar, el Ejecutivo autonómico sigue en contacto con el Ministerio con el objetivo de flexibilizar ese requisito y que la cuantía se acerque lo más posible a la propuesta inicial defendida por Galicia como más ajustada a la realidad del sector.

Otros apoyos
Entre los apoyos que incluye Avantemar para los profesionales, la conselleira también destacó los destinados a las redeiras por valor de 400.000 euros para paliar los efectos de inactividad en el colectivo a consecuencia de la covid-19. Además, para los buques que tuvieron actividad durante la pandemia y que registraron pérdida de ingresos, el plan contiene más de 7 millones de euros, un apoyo a mayores del que dispone el Estado a la flota que paró totalmente su actividad durante la covid-19 por la caída comercial de los productos y/o por las condiciones preventivas. Otra de las medidas que destacó es la dirigida a las cofradías y entidades gestoras de lonjas por las pérdidas debidas al descenso de facturación en sus ingresos, dotada con 600.000 euros.
A mayores de la línea de dinamización y la solvencia general de las empresas y profesionales en la que se enmarcan estas y otras medidas, Avantemar cuenta con otras cuatro líneas que son la relacionadas con la sostenibilidad, liquidez y financiación general, donde se enmarca, por ejemplo, la flexibilización de tasas; la que tiene que ver con la adecuación y sostenimiento de las actividades conexas, la relacionada con la reorientación del sistema económico-comercial pesquero para adecuarse a la situación social derivada de la pandemia y por último a línea de adecuación y flexibilización administrativa. Todas ellas, explicó Rosa Quintana, serán presentadas en detalle al sector y su objetivo y el del plan en general es reactivar el sector lo antes posible y que nadie quede atrás en el camino de la recuperación.


Share: