Cabreo generalizado en media España por los recortes que Renfe impone

¿A qué anda la Renfe, ahora, justo ahora, en plena desescalada, cuando el tren debería de volver a la normalidad...?. Pues todo parece indicar que a los recortes, a la vuelta solo de aquellos servicios que le parecen convenientes, y a la postergación, quien sabe si al olvido de aquellos trenes que no le convienen...
Porque la Renfe (que tiene detrás el colchón dinerario de todos los españoles), por lo que se observa, ya no es un servicio público; es una empresa con criterios propios de una empresa privada, por tanto dispuesta, a lo que se ve, a hacer lo que a ella le convenga, no lo que convenga a la ciudadanía...

A su sección de vía estrecha, la antigua FEVE, acaban de montarle un pollo en Asturias y parece que
ha dado marcha atrás en las intenciones que allí se le presuponían. (ver : https://www.riasbaixastribuna.com/2020/06/la-verguenza-de-la-agonia-del-tren-de.html )

Este viernes, el periódico "Faro de Vigo" anuncia que la vuelta del tren internacional Vigo-Porto ni se sabe cuándo será. Y que lo mismo sucede con el "catalán", el tren nocturno entre Barcelona y Vigo... Ya del también suprimido Galicia-Madrid nocturno... este da la impresión de que no volverá jamás, se ponga el personal como se ponga. Y en medio de todo eso, de Vigo a Madrid parece que solo hay dos trenes diarios (dice el periódico en cuestión) : uno por donde siempre y el otro dando la vuelta por Santiago (será para ir acostumbrando a la clientela para cuando venga el AVE)...

Pero el malestar contra estas medidas de recorte que trata de implementar Renfe no es solamente en Vigo, en Galicia o en Asturias...
Los comités de empresa de UGT y CGT aseguran que "la ciudad de Salamanca se queda incomunicada" :  "Renfe sigue abandonando Salamanca con un recorte de trenes y horarios que ha comenzado con la nueva normalidad". Así lo han denunciado los comités de empresa de Renfe y Adif de UGT y CGT en Salamanca, que han asegurado que la supresión de viajes en Salamanca supera el 50%, recortes ya en vigor desde el pasado 22 de junio. "El recorte que ha hecho es considerable y, aunque ha dicho que es provisional, nos tememos que es complicado el retorno de los trenes suprimidos, algún tren se perderá por el camino", indican Francisco Hernández, de Semat; Claudio Sanz de UGT y Ubaldo Hernández de CGT.
Ocho trenes de Media Distancia, seis trenes Alvia de Velocidad Alta, cuatro trenes a Valladolid, el Alvia a Barcelona, el Sud Express (Hendaya-Lisboa) y el Lusitania (Lisboa-Madrid) son los servicios eliminados por Renfe al finalizar en España el estado de alarma. Los comités de empresa de los sindicatos antes citados, aseguran que cada vez que Renfe "toca horarios, echa a usuarios que no se vuelven a recuperar".
El tren más demandado por los salmantinos, era el que comunicaba con Barcelona -y se lo han cargado- un Alvia con 400 viajeros diarios. Y ahora, el gasto extra que supone llegar a Barcelona a través de Madrid es de más de 100 euros, ya que el coste ida-vuelta es de 236 euros cuando el billete del tren suprimido Salamanca-Barcelona estaba en 127 euros.
Ahora, desesperados como están en Salamanca, partidos políticos, asociaciones, colectivos, instituciones y entidades de todo tipo van a reunirse y tomar en cuenta medidas de protesta exigiendo la reposición de los servicios suprimidos, explica el diario electrónico "Salamanca 24 horas".
La electrificación hasta Fuentes de Oñoro, tardará en completarse... año y medio
Fuentes sindicales ferroviarias salmantinas han explicado que la obras de electrificación de la línea férrea entre Medina del Campo-Salamanca-Frontera portuguesa, sigue avanzando, por lo que estará finalizada en su totalidad hasta la frontera aún en un año y medio. En el mes de agosto próximo -del 4 al 28- se cerrará la línea entre Salamanca y Fuentes de Oñoro, con lo que ningún tren procedente o hacia Portugal podrá pasar por allí; se hará este corte total para realizar trabajos en el túnel de La Alamedilla y en el Puente Padrillo, "los puntos más difíciles de la vía a electrificar".
Finalizada la electrificación, medios ferroviarios salmantinos esperan que se pongan trenes mejorados y actualizados (Alvia, por ejemplo) desde Portugal (Vilar Formoso) a Madrid o a cualquier punto de España, si bien es cierto que en tanto no se termine la electrificación sí sería posible que pudiesen pasar por la vía en obras -excepto en agosto- los ansiados "Sud-Express" y "Lusitania-Express" (suprimidos con la pandemia). De hecho, aseguraron, hay una propuesta de tren desde Vilar Formoso a la capital española, "un Alvia tardaría poco y puede ser viable".


Si profundo malestar existe en Salamanca, no lo es menos el existente en la provincia de León, especialmente en la zona del Bierzo (Ponferrada). El Ayuntamiento de Camponaraya ha demandado al presidente de la Diputación, Eduardo Morán, que se inicien contactos urgentes con Renfe para evitar que el Bierzo se quede “aislado y bajo mínimos” en las comunicaciones ferroviarias.
Desde ayuntamientos bercianos como Camponaraya se asegura que la apuesta de Renfe por eliminar líneas de larga distancia, sustituyéndolas por otras regionales, “no garantizan ni de lejos la cobertura necesaria y nos aíslan de Galicia y del resto de España, acelerando el deterioro y el olvido de nuestra comarca”.
La Diputación de León va a establecer un diálogo urgente tanto con Renfe como con la Junta de Castilla y León para para mantener las conexiones de larga distancia en el Bierzo (los trenes Galicia-Barcelona, Galicia-Madrid), potenciar las líneas regionales y garantizar el tráfico de trenes de mercancías.

En la misma autonomía, Castilla y León, también los parlamentarios del PP denunciaron que Renfe suprime más de un 30% de los servicios ferroviarios que se prestaban en la provincia de Palencia antes de la pandemia, situación que calificaron de «muy preocupante».
«El Grupo Renfe no puede actuar como una empresa privada que tiene como único objetivo ganar dinero y más bien debería ayudar a que España pueda arrancar con fuerza después de los meses vividos, garantizando que los ciudadanos tengan a su alcance el mismo servicio público que tenían antes del Estado de Alarma»
Ya en lo que se refiere a la región de Cantabria, no son pocas las protestas de las fuerzas vivas santanderinas ante los recortes aplicados por Renfe en el inicio de este semana. Diversos medios de comunicación, entre ellos el Diario Montañés, se han hecho eco de "una situación harto lamentable".
El comité de empresa de Renfe en Cantabria ha denunciado un «drástico recorte» de los servicios de la compañía en la región, con la supresión de un «gran número» de trenes en Cantabria, tanto de cercanías como en las líneas con Oviedo, Bilbao y Valladolid, «aprovechando la crisis sanitaria», tras el final del estado de alarma por el covid-19.
En concreto, según señalan los sindicatos, Renfe ha suprimido la mitad de las circulaciones de la línea de vía estrecha entre Santander y Oviedo y en línea normal de ancho ibérico entre la capital cántabra y Valladolid, además del 66 % de las de la ruta con Bilbao y varios trenes de cercanías de ancho métrico (FEVE) entre Santander y La Cantábrica en Astillero.
El comité de empresa asegura, además, que junto con esos servicios «con obligaciones de servicio público», la compañía ferroviaria «ha recortado dos de las tres circulaciones de la línea comercial Santander-Madrid, manteniendo sólo uno de los tres Alvias que unían la región con la capital de España, dejando en concreto el de las 7.00 horas, y suprimiendo los de las 14.00 y las 19.00 horas.
Medios diversos cántabros han condenado estos grandes recortes de Renfe, supresión de esos trenes, que considera que se produce «vulnerando que estos servicios son catalogados con obligaciones de servicio público porque el Ministerio de Fomento los subvenciona para ello».
Los sindicatos consideran «inaceptable» este «drástico recorte» de servicios que operaban antes del estado de alarma y de las restricciones de movilidad decretados por el Gobierno de España por la pandemia del coronavirus, a los que se unen «recortes salariales en los que Renfe aprovecha la llegada de la nueva normalidad para trasladar el coste de la crisis a los trabajadores».
«Además, Renfe dinamita el artículo 38 de la Ley Orgánica del Estatuto de los Trabajadores, al imponer el disfrute de las vacaciones en oficinas obligatoriamente en el mes de agosto y tirando a la papelera todos los calendarios laborales que se había pactado», critican los sindicatos, que acusan a la compañía ferroviaria de «aplicar todos estos recortes de manera unilateral».
«El Grupo Renfe no puede actuar como una empresa privada que tiene como único objetivo ganar dinero y más bien debería ayudar a que España pueda arrancar con fuerza después de los meses vividos, garantizando que los ciudadanos tengan a su alcance el mismo servicio público que tenían antes del Estado de Alarma», se concluye desde el comité de empresa en Cantabria.

Cabreo grande hay también en Andalucía. Por ejemplo : en Granada, tras darles hace un año y pico el caramelito del AVE a Madrid y Barcelona, resulta que ahora también son víctimas de los grandes recortes post-Covid-19. 
La llamada "nueva normalidad" deja a Granada sin tren AVE a Barcelona un año después de su estreno. Renfe ha suprimido la única conexión diaria que tenían Granada y Barcelona por Alta Velocidad y ha recortado el resto de viajes con Madrid, Sevilla y Almería argumentando que ya se verá si podrán regresar en función de la demanda...
Y es que la ausencia del AVE entre Granada y Barcelona es la consecuencia de los recortes que Renfe está haciendo en "la nueva normalidad" para tratar de equilibrar deprisa y corriendo sus cuentas.... Al igual que en otras zonas del país, la compañía pública de ferrocarriles, dependiente del Estado, ha disminuido el número de viajes disponibles. En Granada, se ha pasado de tener tres conexiones de AVE hacia Madrid a tener solo una a primera hora de la mañana, mientras que los viajes a Sevilla y Almería se han visto reducidos a la mitad que había antes del estado de alarma.
Carlos Peña, representante de la plataforma provincial Granada por el Tren, califica de "sangrante" que Renfe haya optado por eliminar el AVE con Barcelona y además sin fecha de regreso. Y aporta un dato: "La web de Renfe no te da la posibilidad de viaje combinado a Barcelona (Granada-Madrid y Madrid-Barcelona) a un precio razonable, sino que el viajero tiene que mirar si le cuadran los horarios y comprar dos billetes sin posibilidad de considerarlo como un único trayecto". Una cuestión que para Carlos Peña invalida el argumento de la demanda a la que alude Renfe porque "se trata de captar y retener no de expulsar".
El portavoz de Granada por el Tren cree que lo que Renfe trata es de "maximizar sus beneficios a costa de las conexiones". Peña cree que lo que ocurre es que "antes, cuando se contaba con trenes convencionales, si hacía falta añadir más vagones a un tren se podía hacer, pero eso con un AVE no es posible". Por eso, "con el AVE lo que puedes hacer es poner un tren o dos, pero Renfe ha pensado que eliminando frecuencias le salen los costes". En ese sentido, Carlos Peña señala que "tampoco se han mantenido tarifas baratas y ahora solo se pueden adquirir billetes muy caros, lo que impide que haya más viajeros". Además, "¿cómo se va a medir la demanda si ni siquiera hay un tren disponible para viajar?", se pregunta.


Por su parte, la plataforma PTRA (Plataforma por el Tren Rural Andaluz), en su reunión mantenida el 20 de junio, ha acordado retomar las movilizaciones por la mejora de los servicios ferroviarios. Denuncian que los trenes de Cercanías y Media Distancia en Andalucía sufren severos recortes en relación con los servicios que se ofrecían cuando se decretó el estado de alarma. Y que igualmente la empresa ferroviaria ha eliminado las tarifas promocionales vigentes el 13 de marzo.
Añade que sólo con observar los horarios, se aprecia como Renfe y el Ministerio de Fomento están aprovechando la vuelta de la pandemia para la eliminación de servicios de tren convencional, sin importarles cómo afecta a las personas que dependen de este medio de transporte para hacer la vida normal tan afectada por la Covid19.


En Extremadura les han quitado 15 trenes..."no solo no tenemos AVE, sino que ahora nos han quitado 15 trenes", explica Mercedes Morán : "no dan un servicio de calidad, lo recortan, pero se quedan con el dinero que les paga la Junta por el convenio que firmaron en febrero. Según la consejería competente, 2 millones de euros de dinero público de todos los extremeños van a parar a Renfe en 2020 y 3,5 millones a partir de 2021. Es una paradoja que los propios extremeños financiemos la falta de trenes. En 2018, el Pacto por el Ferrocarril decidió dejar de pagar a Renfe hasta que se alcanzara el estándar nacional de calidad y ahora, aun siendo notorio que no se ha llegado a ese estándar, se paga. Esto demuestra que Vara usa el Pacto a su antojo dependiendo de quién ocupe el gobierno de España".


Y así podríamos seguir, párrafo a párrafo, reflejando aquí el cabreo generalizado en más de media España por los recortes que Renfe impone en este mes de junio, a la salida del estado de alarma. (A vascos y catalanes parece que no se les aplica la tijera, al menos de modo tan ostentoso) 
La peste de la Covid-19 sería la disculpa más a mano que Renfe tendría para aplicar esta reordenación-recorte de servicios que se está haciendo presente en varios lugares de España, justamente cuando debería de volverse a lo de antaño, una vez superado el estado de alarma.
Y de propina, sacudida al bolsillo de los trabajadores
Además : Renfe ha planteado a sus trabajadores una reducción de entre el 30% y el 50% de la parte variable de su salario como consecuencia del previsto descenso en la circulación de trenes y en el número de viajeros transportados este año, según informaron a la agencia Europa Press fuentes del comité de empresa de la operadora ferroviaria.
Se trata de la primera compañía pública española que plantea ajustes como consecuencia de la crisis; lo que, según los sindicatos, afectará a toda la plantilla de unos 14.000 trabajadores, salvo el colectivo de talleres, dado que no tienen variables en sus retribuciones.
La dirección de la compañía comunicó la medida el pasado día 11 en una reunión con los representantes de los trabajadores, que la rechazaron de forma unánime, según detallaron en fuentes de CCOO. Los sindicatos consideran que la reducción de circulaciones de trenes y de la capacidad de los mismos "ha venido decretada por el Ministerio", por lo que los trabajadores "no son responsables de los malos resultados de la empresa", según este sindicato. 
El sindicato CSIF considera que el ajuste de la operadora "va en contra de lo manifestado por el Gobierno, que ha asegurado que las condiciones salariales de los empleados públicos no se van a tocar". 
La propuesta de Renfe de reducir la parte variable de la retribución de su plantilla transciende después de que un reciente informe sobre la demanda de transporte en tren prevista tras la crisis encargado por la empresa indicara que no recuperará hasta 2023 el número de viajeros que transportaba antes de la pandemia. El estudio señala así que la operadora tardará tres ejercicios en recuperarse del desplome del 46,4% que calcula registrará el número de viajeros transportados este año en trenes AVE y Larga Distancia, hasta situarse en un mínimo de 17,1 millones de usuarios este año, frente al máximo histórico de 33,7 millones cosechado en 2019.
Entre enero y marzo de 2020, Renfe ya se anotó un descenso del 17,7% en los ingresos generados por el tráfico de viajeros en este tipo de trenes comerciales.












Share: