Xunta : protocolo para reincorporación de los empleados públicos al trabajo presencial

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó hoy la aprobación del protocolo para garantizar, a través de varias fases y numerosas medidas, la reincorporación de los empleados públicos al trabajo presencial de forma gradual y segura.

Este protocolo, que en un primer momento fue apoyado por tres de los cuatro sindicatos con representación en la Mesa Xeral, y que cuenta ya con el apoyo de todos ellos, comienza con las actuaciones preliminares, que darán comienzo el próximo lunes 11 de mayo. “Se trata de un período de preparación que se prolongará durante una semana y en el que se identificará: tanto el personal con despacho propio; como los espacios de trabajo compartido en los que se cumple la distancia de seguridad de 2 metros de persona a persona“, dijo, añadiendo que también se realizará una relación del personal que puede teletrabajar, en aquellos casos que no sea posible su reincorporación por razón de espacio; además de consultar con el personal su disponibilidad para reorganizar turnos.

Una vez adoptadas estas actuaciones preliminares, el titular de la Xunta trasladó la propuesta de Vicepresidencia para ir incorporando, por fases y de forma efectiva, el personal. Así, en la primera fase, que comenzaría el lunes 18 de mayo hasta el 25 de mayo, continuará trabajando de forma presencial el personal que ya lo estaba haciendo en estas ocho semanas de estado de alarma, y se incorporarán tanto los jefes de servicios o puestos equivalentes como aquel personal que no pueda teletrabajar, siempre que se cumplan las distancias de seguridad en su puesto de trabajo.

En la segunda fase, que se extendería del 1 a 8 de junio, se incorporará aquel personal que tenga despacho o espacio propio, así como los trabajadores de las oficinas en las que se cumplen los dos metros de separación entre trabajadores. Y en la última fase -prevista desde el 11 al 18 de junio- se incorporará aquel personal que no lo pudo hacer en las fases anteriores por ocupar puestos de trabajo en los que no se cumplía la separación de dos metros, y después de acometerse los ajustes necesarios para garantizar la distancia de seguridad.
Se prevé que cada fase dure aproximadamente dos semanas, siempre que no haya que ampliarlas en atención a los criterios sanitarios.

Hace falta destacar que el protocolo también detalla tanto las medidas de organización del trabajo, como de protección individual y colectiva. Así, se seguirán usando medios telemáticos en la medida del posible para evitar desplazamientos; el acceso de los visitantes a las dependencias administrativas será individual, excepto causas específicas; se colocarán carteles informativos con las recomendaciones de seguridad; los empleados públicos deberán medir todos los días su temperatura en su domicilio y quedarse en casa si es superior a 37,5 grados; y también deberán quedarse en casa si presentan algún síntoma, así como llamar al teléfono de información del coronavirus (900 400 116).

En esta misma línea, deberán mantenerse además las medidas de higiene recomendadas; los equipos de trabajo deberán ser usados por una sola persona; se dispondrá de productos de higiene para realizar una correcta limpieza de manos; se establecerán distancias mínimas; se desinfectarán los equipos y herramientas puestas a disposición del público visitante y se ventilará de forma frecuente.
“En definitiva, nos preparamos preservando siempre, y ante todo, la salud de los empleados públicos y, en consecuencia, también de los administrados que visitan las instalaciones”, concluyó el responsable del Gobierno gallego.