Trasladan al Ministerio la propuesta para que Galicia pase a la fase I y se flexibilice la movilidad en todo el territorio

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña informó hoy, en comparecencia pública telemática ante los medios de comunicación, de la propuesta que su departamento trasladó al Ministerio de Sanidad para pasar a la fase 1 del Plan para la totalidad del territorio de la Comunidad Autónoma de Galicia, al entender que se cumplen los requisitos establecidos recogiendo, también, una propuesta de modelo de unidad territorial que pretende conjugar el menor conflicto posible entre la protección de la salud y los derechos fundamentales de la ciudadanía.
Para el representante del Gobierno gallego, durante la aplicación del Plan de transición debe permitirse la movilidad de las gallegas y gallegos dentro de nuestra comunidad, siempre que sus áreas sanitarias se encuentren en la misma fase.

El planteamiento del Gobierno gallego, -remarcó Almuiña-, es que la movilidad debe permitirse para la ciudadanía dentro de la Comunidad Autónoma gallega, sin atenerse a los límites provinciales, y siempre que las áreas sanitarias de origen y destino se encuentren en la misma fase.
Capacidad de aislamiento de zonas concretas

Tal y como incidió el conselleiro de Sanidade, Galicia no pretende aumentar con esta propuesta las restricciones a la movilidad que el Gobierno del Estado pueda considerar. La propuesta de la Xunta se basa en tener la capacidad para el aislamiento de zonas concretas inferiores como la zona, el distrito o el área, caso de ser necesario, para que, en el supuesto de la existencia de rebrotes, se aconseje el establecimiento de restricciones a la movilidad.
La toma de decisiones que motiven el cambio de fase de las previstas en el Plan de transición, de acuerdo con los datos epidemiológicos, se aplicarán sobre el ámbito del área sanitaria.

La unidad territorial de actuación sanitaria sobre la que llevar a cabo medidas restrictivas de movilidad, de aconsejarlo así los indicadores, debe ser aquella que, en cada caso concreto, se demuestre como la más efectiva para controlar de forma más precisa y proporcionada a la situación adversa.
En consecuencia, subrayó Almuiña, será unidad territorial de actuación para imponer restricciones la zona sanitaria en caso de que se pueda atender la situación con esta delimitación, sino será el distrito y, de no ser posible, el área sanitaria. Esta aproximación, entiende el conselleiro, que es la que permite el menor conflicto entre la protección de la salud y los derechos fundamentales de la ciudadanía.