Enfrentamiento Xunta-Gobierno por la prohibición de la pesca deportiva

El gozo en un pozo. Mucho fase 1, pero solo los vascos en esa fase 1 podrán ir de una provincia a otra. Los gallegos, no, solo pueden desplazarse dentro de su provincia, aunque también están en fase 1 de "desescalada".
Y tras ese agravio comparativo, llega otro... la prohibición de la pesca deportiva, que la Xunta entendía como posible, habiéndose despachado miles de licencias para este año.

Según indican fuentes del Gobierno gallego, la Xunta entendía que debía permitirse la pesca deportiva, debido a la orden ministerial que regula el deporte en la desescalada
La Xunta de Galicia tilda así de “agravio totalmente injustificado” la prohibición de la pesca deportiva por parte del Gobierno central y condena haberse enterado este sábado de la decisión por el Boletín Oficial del Estado.
Las Consellerías de Mar y Medio Ambiente de la Xunta de Galicia han remitido este sábado una carta al ministro de Sanidad, Salvador Illa, para pedirle explicaciones sobre la prohibición de la pesca fluvial y marítima en la fase 1 de la desescalada, que será efectiva a partir del lunes.

Según indican fuentes de la Consellería de Mar, la Xunta entendía que debía permitirse la pesca deportiva, debido a la orden ministerial que regula el deporte en la desescalada y a la “facilidad” para guardar las distancias en su práctica, tal y como comunicaron el 2 de mayo en otra carta al Ministerio de Sanidad.
Esta semana, apuntan los departamentos autonómicos en el escrito, hubo un acuerdo del Comité de Coordinación Operativa (Cecop), del que forma parte un representante del Gobierno Central, autorizando la pesca deportiva, en el que se aceptó el “acuerdo explícito de levantar la suspensión existente sobre la pesca fluvial y marítima”, que fue publicado en el Diario Oficial de Galicia del día 6 de mayo.
En la carta, condenan que “por un motivo desconocido” se esté “privando a más de 100.000 gallegos y gallegas de poder ejercitar una actividad deportiva sin ningún tipo de explicación o razón que argumente” la decisión.
“En todo este tiempo, el Ministerio que usted dirige no se ha puesto en contacto con ambas Consellerías para señalar su disconformidad al respecto ni tampoco se ha pronunciado la Delegación del Gobierno”, añaden.

Por ello, las conselleiras Ángeles Vázquez y Rosa Quintana han expresado su “absoluta disconformidad” en la forma, por haberse enterado de su respuesta por el BOE, y en el fondo, pues entienden que “no existe ni un solo argumento sanitario o de seguridad que establezca que se tenga que prohibir este deporte frente al resto de disciplinas” que sí se permiten.
“Para el colectivo de pescadores que este Gobierno tiene la obligación de defender en el legítimo ejercicio de sus derechos y libertades, la actitud del Ejecutivo Central es arbitraria, discrecional y discriminatoria frente al conjunto de los otros deportistas que sí están legitimados para practicarla”, han destacado.