Demandan que la ejecución de los fondos del Pacto contra la Violencia de Género permita invertir en infraestructuras

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, destacó hoy la importancia de que el Gobierno central otorgue mayor flexibilidad a la hora de ejecutar los fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y permita que estas partidas se puedan destinar a la habilitación y al acondicionamiento de infraestructuras destinadas a apoyar a las víctimas.

Así lo expuso hoy al Ministerio de Igualdad durante la Conferencia sectorial de Igualdad presidida por la ministra de Igualdad, Irene Montero, en la que participó por videoconferencia junto con la secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella. En el encuentro se abordaron los criterios de reparto de estos fondos que para 2020 suponen para Galicia casi 8 millones de euros, la misma cuantía que en la convocatoria anterior.

El vicepresidente de la Xunta señaló que con la flexibilización de las normas sería posible poner en marcha nuevos Puntos de Encuentro Familiar para el cumplimiento del régimen de visitas entre los menores y sus familias cuando este derecho se vea interrumpido o resulte difícil . Por eso, aclaró que el Pacto del Estado propone reforzar estos espacios pero “sería preciso también que se pudieran destinar fondos a su creación”.

Con la propuesta de la Xunta, también se posibilitaría la habilitación a través de estos fondos de nuevas salas Gesell de los edificios judiciales en las que testigos vulnerables como las víctimas de violencia de género o los menores pueden tomar declaración en condiciones de protección y privacidad, además del refuerzo de las oficinas de atención a las víctimas.

El vicepresidente de la Xunta incidió en la importancia de que el Gobierno central tenga en cuenta estas demandas para “seguir mejorando en la atención de las víctimas y estar más preparados en la lucha contra la violencia de género, sobre todo en este momento cuando se prevé que con el desconfinamento progresivo salgan a la luz nuevos casos que hasta ahora permanecían escondidos”.

En el marco de la Conferencia Sectorial de Igualdad la Xunta también hizo balance de su Plan de Refuerzo para “continuar atendiendo y protegiendo a las víctimas” durante el confinamiento derivado de la situación de emergencia de sanitaria por el coronavirus.

En esta línea, Alfonso Rueda reafirmó el compromiso del Gobierno gallego con el apoyo a las víctimas con la activación de este Plan que incluye, entre otras medidas, “la puesta en marcha de vías alternativas para acoger las víctimas que precisen romper con la situación de violencia”. De este modo, además de mantener operativos los centros de acogida de la Red gallega de Acogimiento se ofrecen vías alternativas como hostales o pensiones, junto con el refuerzo de la colaboración con la Red gallega contra la trata para atender situaciones de especial vulnerabilidad causadas por la crisis del coronavirus.

El plan establece además la ampliación del bono alquiler social para las víctimas de violencia de género, de forma que “la Xunta asume el pago del 100% del alquiler” para paliar así el impacto económico que el estado de alarma pueda tener sobre las víctimas.
Además, continúan activos el servicio de atención telefónica 24 horas a mujeres víctimas de violencia de género (900400273); el asesoramiento jurídico en línea; el contacto con las víctimas de violencia sexual; el servicio de turno de guardia psicológica permanente y especializada que presta apoyo en los momentos iniciales de presentación de la denuncia; el apoyo psicológico y social en las Oficinas de Atención a las Víctimas que funcionan en las sedes judiciales de las siete ciudades gallegas; así como los servicios administrativos de carácter esencial para las víctimas, y el pago de todas las ayudas económicas, que además siguen tramitándose en la sede electrónica de la Xunta.