Galicia. Educación aplaza las oposiciones docentes para 2021 y blinda las plazas ofertadas

Las pruebas de la oferta pública de empleo docente 2020 se aplazan al próximo año 2021 con el blindaje de las plazas ofertadas para los actuales opositores. Así lo anunció la conselleira de Educación, Universidad y Formación Profesional hoy en su comparecencia ante la Diputación Permanente del Parlamento de Galicia para informar de las medidas adoptadas por su departamento ante la situación motivada por la pandemia del COVID-19.
“Mantuvimos la celebración de las pruebas mientras era posible cumplir los plazos precisos para el procedimiento administrativo y con la confianza en recibir por parte del Gobierno central informaciones que acercaran certezas”, señaló Carmen Pomar. “La realidad es que a día de hoy seguimos sin tener datos epidemiológicos por territorios que nos ofrezcan una perspectiva clara de cómo va a ser la vuelta a la nueva normalidad y de las actividades que se podrán desarrollar y en que condiciones”, añadió, lo que lleva a la Consellería a tomar la decisión de retrasar las pruebas al próximo año.
Según informó Pomar, este aplazamiento lleva consigo el blindaje de las plazas ofertadas, ya que en cuanto se levante la suspensión de los plazos administrativos derivado del Estado de Alarma, se activará la inscripción en las pruebas de manera que los actuales aspirantes sean los que opten a las plazas ofertadas en la presente convocatoria. “Blindamos de esta manera la celebración de la OPE docente de Galicia del año 2020 ante eventuales cambios de criterio de un Gobierno central condicionado por una situación económica adversa y que ya está anunciando posibles recortes”, incidió.
Con esta decisión, la conselleira niega un cambio de posición, ya que su departamento afirmó siempre que, por prudencia y respeto al esfuerzo de las miles de personas opositoras, se mantendrían las pruebas mientras hubiera plazo para desarrollar el procedimiento administrativo, que se agota con la confirmación hoy de una nueva prórroga del Estado de Alarma después de 26 de abril .

Incremento de los recursos digitales

En su intervención la conselleira desgranó las distintas acciones llevadas a cabo por la Xunta de Galicia para garantizar que el proceso de enseñanza-aprendizaje se pueda seguir desarrollando en modo no presencial, por lo que fue necesario reforzar las herramientas del ámbito digital que ya estaban la disposición de la comunidad educativa así como la implantación de otras nuevas para el conjunto del sistema, y algunas específicas de apoyo al alumnado más vulnerable.
La conselleira destacó el “uso intenso” de todas estas plataformas durante este último mes y medio, lo que demuestra el compromiso y la responsabilidad tanto por parte del profesorado como del alumnado por continuar con el curso académico adaptándose la este nuevo escenario.
Así, las aulas virtuales de los centros (espacios webs donde los docentes pueden organizar unidades didácticas, utilizar como repositorio de documentos, intercambiar comunicaciones o encargar tareas a los alumnos) cuadriplicaron su uso durante el confinamiento, al pasar de 1 a más de 4 millones de interacciones diarias.
La plataforma E-Dixgal (que durante lo curso llega a 27.000 alumnos de entre 5º de Primaria y 2º de ESO de 345 centros) y cuyos contenidos de los libros digitales fueron abiertos a todos los centros aunque no formen parte del proyecto, incrementó su uso diario entre un 90 y un 110 por ciento.
Se refirió también al Portal EspazoAbalar, que cuenta con un repositorio de más de 3.000 recursos, y a la aplicación AbalarMóbil, que les permite a las familias recibir o consultar información de sus hijos desde un ordenador o dispositivo móvil y que suma más de 264.000 usuarios inscritos, de los cuales prácticamente la totalidad se conectó durante lo último mes y 136.000 lo hicieron en la última semana.
Una de las nuevas medidas implantadas fue la plataforma de videoconferencia que permite interactuar con el alumnado en tiempo real y que en sus primeros quince días de funcionamiento permitió el desarrollo de más de 52.000 reuniones con un total de 170.000 asistentes. Además, se activaron videotutoriales para los profesores sobre el uso de dichos servicios, que registraron unas 35.000 visualizaciones en los primeros quince días de funcionamiento.
Por otra parte, a través del Centro Autonómico de Formación e Innovación del Profesorado (CAFI), se puso a disposición del profesorado un documento con las directrices para el ejercicio del teletrabajo durante el período de suspensión de clases presenciales. Estas acciones fueron complementadas a su vez, con otras iniciativas individuales y colectivas por parte de la comunidad educativa que, en palabras de Carmen Pomar, además de mostrar “su compromiso e implicación, son fruto de años de desarrollo de las TIC en la enseñanza gallega”.

Apoyo específico para las familias más vulnerables

En su intervención, la conselleira hizo especial hincapié en las medidas dirigidas a las familias más vulnerables, como el reparto de 2.750 kits informáticos compuestos por portátiles y conexión gratuita a internet para, de este modo, garantizar el seguimiento de la actividad educativa a todos aquellos alumnos que no disponen de recursos de conexión, la mayores de los 27.000 alumnos que ya cuentan con portátiles es acceso a la red a través del E-Dixgal.
Además, se estableció una orden de ayudas para el alumnado usuario del servicio de comedor escolar gestionado por la Consellería, de manera que la Xunta les abona el precio del menú de todos los días lectivos mientras estén suspendidas las clases presenciales a aquellas familias que durante el curso son beneficiarias de una bolsa de comedor gratuita (que no pagan nada por el servicio) o semigratuíta que pagan 1 euro/día. De esta medida, que supone un desembolso de alrededor de 3 millones de euros por parte de la administración, según dio cuenta la conselleira, se beneficiaron un total 30.159 alumnos de 22.532 familias de segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria y ESO a las que ya se les hizo un primer pago que suma cerca de un millón de euros.

Llamamiento a que el Gobierno del Estado ejerza sus competencias

Por otra parte Carmen Pomar también incidió en que, una semana después de la Conferencia Sectorial de Educación, la Consellería sigue a la espera de que el Ministerio asuma sus competencias y publique la normativa correspondiente a la organización del último trimestre para poder darle respuestas a la comunidad educativa gallega. Ante la indefinición del Gobierno central, el departamento educativo de la Xunta de Galicia remitió la semana pasada unas orientaciones provisionales a los centros para que continúen con el trabajo no presencial y garantizar así que todo el alumnado esté atendido.
Galicia va a actuar con “responsabilidad y lealtad institucional”, aseguró Pomar, quien insistió también en que el Gobierno central, “respetando la Constitución y la normativa educativa, debe ejercer sus competencias y fijar los criterios de promoción y titulación en el presente curso escolar”, tal y como demandó la Consellería, para evitar desigualdades entre los territorios.
La conselleira insistió también en que no se debe descartar una vuelta a las aulas si las condiciones sanitarias lo permiten, atendiendo no solo a criterios académicos sino de bienestar emocional, para lo cual afirmó que Galicia, cuando llegue el momento, estará preparada.

Sistema universitario

En cuanto al curso universitario, Carmen Pomar dio cuenta del contacto permanente con los rectores de las tres universidades del Sistema Universitario de Galicia para coordinación de cuestiones relativas al ámbito académico y al investigador.
Fruto de este diálogo, y siempre respetando el principio de autonomía de las universidades, hace falta subrayar el acuerdo para el cierre del curso en modo no presencial, y, sobre todo, las instrucciones para asegurar la calidad de la docencia no presencial hasta el final del curso.
También en el ámbito universitario, Pomar señaló que sigue a la espera de que el Ministerio de Universidades aclare -tal como le expuso la conselleira en la reunión de la Conferencia de Política Universitaria- la política de bolsas al estudio para que ningún alumno se vea perjudicado por la situación actual, así como unas instrucciones claras sobre los precios públicos de matrícula, puesto que las CCAA tienen que comenzar a elaborar sus propios decretos cara el próximo curso.

Adaptación a las nuevas circunstancias en un tiempo récord

La titular de Educación aprovechó la comparecencia para expresar su especial agradecimiento a los equipos docentes y al alumnado, por su “altísimo nivel de implicación” y por su enorme capacidad de adaptación en un tiempo récord a la nueva situación, superando “las limitaciones físicas, tecnológicas y sociales de esta situación de excepcional”.
Adaptar el funcionamiento de la enseñanza y del sistema universitario a las nuevas circunstancias de aprendizaje a distancia y hacerlo con todas las garantías supuso también un reto para la Administración educativa, que actuó con la máxima agilidad para dar respuesta a todas las necesidades.