Almuiña destaca las medidas adoptadas como claves de la menor afectación del Covid-19 en Galicia

El conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, compareció hoy la petición propia ante la Diputación Permanente para informar sobre la evolución de las pandemia por COVID-19 en Galicia y las actuación realizadas desde el sistema sanitario.
Según afirmó Almuiña, desde el primer momento ”intentamos adelantarnos y tomar medidas dentro de nuestras competencias” para afrontar lo que definió como “el mayor reto de la historia sanitaria de gallega”. Una anticipación que Almuiña resumió en distintas medidas adoptadas por su departamento, muchas de ellas de manera simultánea, en la actuación frente a la pandemia.
Destacó también el conselleiro las actuaciones para el diagnóstico y aislamiento precoz, con refuerzo del personal con equipos para de toma de muestras en domicilio y COVID-auto, seguimiento domiciliario de casos positivos, medicina preventiva, microbiología y urgencias-061, con un total de 251 efectivos. Asimismo se reforzaron las unidades de hospitalización y área de urgencias, tanto con incremento de dotación como con guardias de personal con un total de 1.164 efectivos. También se le prorrogó por un año el contrato 332 efectivos de personal laboral residente en su último año de formación, con las funciones propias de personal estatutario que se correspondan con su especialidad de formación.
Además se autorizó desde el Sergas 186 profesionales para dar cobertura asistencial en las residencias sociosanitarias integradas.

Plan de contingencia y asistencia Sanitaria

El conselleiro de Sanidad quiso destacar la importancia del Plan de contingencia para la Covid-19 en el ámbito de la atención primaria y hospitalaria, liderazgo por el grupo de Expertos del Sergas y en el que se establecen cuatro diferentes fases en base al grado de ocupación de los servicios de urgencias y cuidados críticos, así como de las plantas de hospitalización.
En atención primaria se reguló el acceso a los centros sanitarios con el objetivo de disminuir las concentraciones de personas en las salas de espera; se reprogramaron consultas se potenció la consulta telefónica y la atención domiciliaria, así como la utilización de la plataforma de Telea con cerca de 3.000 pacientes, el 55% de los pacientes en domicilio; y se reorganizó la atención pediátrica, estableciendo un circuito diferenciado de pacientes y manteniendo la vacunación infantil especialmente en los 15 primeros meses y siempre garantizar las vacunas que corresponde administrar a los 2 meses y 4 meses.
Durante su intervención, Almuiña recordó que ningún paciente gallego, independientemente de su edad, sexo o área sanitaria,quedó sin recibir el tratamiento idóneo. Se refirió también a las medidas adoptadas en materia asistencial en los primeros momentos de la pandemia, como la restricción de visitas de los familiares a los hospitales o la suspensión de visitas de representantes comerciales a los centros sanitarios entre otras. Hace falta desra que el día 13, con anterioridad al Estado de Alarma, se declaró la situación de emergencia sanitaria en el territorio de la comunidad autónoma de Galicia, y que antes de registrar el primer caso, se reforzó por la vía de emergencia a respuesta a la pandemia con la contratación de profesionales y con la compra de más *respiradores y aparatos de rayos para urgencias.
Desde lo primero momento se potenció la realización del mayor número posible de *PCR y se estableció un dispositivo de recogida de muestras a domicilio , además de desarrollar uno
dispositivo con *cov-auto, de forma pionera en España, que consiste en un sistema de pruebas rápidas desde los vehículos con cita previa en todos los distritos sanitarios. También se adoptaron medidas en el ámbito de la prestación farmacéutica, para minimizar las salidas de los domicilios y que los pacientes habían tenido garantizada su medicación, en coordinación con los colegios oficiales de Farmacia.

Compra de equipación de diagnóstico, tratamiento y materiales de protección

Una de las mayores atribuidas de la Consellería de Sanidad frente a la pandemia fue la adquisición de equipación de diagnóstico, tratamiento y materiales de protección para profesionales y pacientes. El conselleiro hizo un recuento de las inversiones realizadas hasta ahora en este apartado.
Segundo recordó, para dotar a las unidades asistenciales del material necesario para hacer frente a la situación de pandemia, se realizó una inversión de 7,34 M€ en ventiladores, aparatos portátiles de rayos X, mamparas, mobiliario, monitores, ecógrafos, desfibriladores.
Además se adquirió material de protección por un importe de 22,2 M€ en máscaras, batas, solución antiséptica, guantes, gafas..., del que ya se recepcionó material valorado en10,5M€. También se firmó un convenio de colaboración entre Osakidetza y el Sergas para suministro de 70.000 máscaras sanitarias, entre los meses de marzo y junio, por importe de 232.078 €. El conselleiro anunció que en los próximos cuatro meses se van a adquirir kits de diagnóstico (PCR), máscaras, guantes, batas, y desinfectantes entro otros productos por un importe de 15,45 millones de euros.

Medidas en residencias de mayores y otros centros sociosanitarios

En el transcurso de su comparecencia, Almuiña se refirió a las medidas adoptadas por el Sergas en las residencias de mayores y otros centros sociosanitarios. Entre ellas destacan la supervisión por las áreas sanitarias de las residencias y centros de su zona para evaluar el estado de salud de las personas residentes y anticiparse ante una posible infección por el COVID-19.
También habló de las medidas coordinadas con la Consellería de Política Social para actuar ante la aparición de un caso en estos centros, evitar la aparición de un brote y gestionar de manera idónea se aparece un brote. Asimismo se refirió a la creación de las residencias integradas destinadas al seguimiento y tratamiento de las personas con COVID-19 positivo con sintomatología leve, en las que no es necesaria la hospitalización. El objetivo de estas residencias es preservar a los residentes de los centros de origen de un posible contagio y, además, agrupar los casos confirmados de COVID-19 para realizar un tratamiento continuado con personal sanitario del Sergas.
Además se refirió al establecimiento de medidas de intervención en residencias con casos confirmados de COVID-19 en las que el Sergas asume el control sanitario y la realización de pruebas de PCR para la detección precoz de casos COVID-19 progresivamente en todas las residencias de mayores.
En otro orden de cosas, el conselleiro hizo hincapié en el trabajo referido a la información a la población. Así se creó una página web que tuvo 943.237 accesos, incluso con personas de otras CCAA. Se incorporó además un nuevo número de información gratuita, el 900 400 166, con una dotación de casi 100 teleoperadores en un call center externo que lleva acumuladas 76.514 llamadas. En cuanto al 061, se incrementó el personal en la central de llamadas, pasando los médicos coordinadores de un máximo por turno de 8 médicos antes de la pandemia, hasta un máximo por turno de 13 en el momento actual; mientras que el personal de enfermería de consulta pasó de una persona por turno hasta un máximo de 5: y los teleoperadores pasaron de un máximo por turno de 11 hasta alcanzar los 19. Desde el principio de la pandemia se atendieron en el 061 272.200 llamadas. Además se reforzó la red de transporte sanitario urgente con ambulancias específicas para traslado de pacientes sospechosos o confirmados de infección por Covid-19.

Incorporación a la nueva normalidad

No quiso finalizar su comparecencia el conselleiro de Sanidad sin referirse a lo que sería la incorporación a lo que llamó “nueva normalidad”. Para esto, dijo Almuiña, es esencial en primero conocer el grado de circulación del virus en la comunidad, lo que será posible gracias al estudio epidemiológico de seroprevalencia que va a realizar la Consellería, según informó la pasada semana al Consello de la Xunta y que completará y ampliará la información del “Estudio nacional de seroprevalencia”. Este estudio proporcionará información útil para planificar las medidas de aislamiento y para estar preparados ante posibles rebrotes.
El conselleiro de Sanidad cerró su comparecencia destacando que “estamos ante el mayor reto sanitario de la historia”, pero que está convencido de que “de esta crisis saldremos más reforzados” ya que Galicia tiene los mejores profesionales sanitarios, buenas infraestructuras y equipaciones; un Gobierno volcado con los pacientes y una sociedad implicada en un objetivo común.