Salvó los muebles -con muchas ausencias- el Sporting de Braga (3-1) pensando ya en el Rangers

Sporting de Braga ganó esta noche por tres goles a uno al Vitória de Setúbal, en un partido extraño, rodeado de circunstancias que, sin duda, influyeron en lo que el match acabaría por ofrecernos a los espectadores. El Braga ganó justamente : fue mejor sobre el campo, se observó nítidamente eso; pero el Vitória de Setúbal supo aprovechar muy bien la inexperiencia de la zona defensiva del Braga y crear no pocos peligros en los contragolpes.
Sporting de Braga, que presentó -por sanciones y lesiones- varias bajas importantes en su alineación, reservó también a Fran Sergio y Paulinho para el match europeo del miércoles próximo. Con ello y con la lesión durante el partido del titularísimo Sequeira (que hubo de ser reemplazado por un lateral del Braga B)... el panorama del cuadro local era más bien de intentar salvar los muebles y guardar fuerzas para el match europeo.
Pero el Vitória se lo puso muy difícil hasta el final del partido, cuando a 5 del fin marcaba Ghilas y con 2-1 en el marcador más de uno de los locales pedía la hora.
Llegaría el 3-1 final con todo el Vitória de Setúbal al ataque en un córner, incluído el portero Makaridze. El rebote-despeje de ese córner lanzado contra el Braga, lo apañaría Trincâo, se va por piernas y acaba entrando con la pelota en la portería del cuadro setubalense, en el minuto casi 4 del tiempo de descuento.












Artículo Anterior Artículo Siguiente