La Xunta elaborará una nueva Ley de prevención y extinción de incendios forestales para avanzar en la lucha contra el fuego

El conselleiro del Medio Rural, José González, anunció esta tarde en el Parlamento gallego la próxima elaboración de una nueva ley de prevención y extinción de incendios forestales, dada la gran apuesta que hace la Xunta en esta materia. Lo hizo durante su comparecencia, a petición propia, para dar cuenta de las líneas estratégicas de su departamento. Asimismo, el titular de Medio Rural aprovechó la comparecencia para hacer balance de los incendios registrados el pasado año, que fueron 1.426, afectando a 2.608 hectáreas de superficie. En todo caso, insistió en “que tres de cada cuatro incendios registrados en nuestra comunidad son provocados por la mano del hombre”, por lo que reiteró que se trabaja a destajo en la investigación, siendo también necesaria la colaboración ciudadana, que se va a fomentar y facilitar con la puesta en marcha de un teléfono anónimo de denuncia de la actividad incendiaria.
En este contexto, el conselleiro defendió la importancia de la reciente modificación de la estructura de la consellería, con la creación de una dirección general específica de Defensa del Monte, que gestiona ya todo el relacionado con la prevención y la extinción. Como ejemplo de esta labor, destacó el plan de pastos en extensivo que comenzará en el ayuntamiento ourensano de Cualedro con la adecuación de unas 300 hectáreas, para funcionar también como herramienta de lucha contra el fuego.
José González. 
José González recordó también la importancia de la implicación y colaboración de todas las administraciones con competencias en la materia. En este sentido, advirtió que esa cooperación se recoge en el convenio firmado entre la Xunta y Fegamp, que convierte a Galicia en un territorio pionero en Europa al contar con un sistema público de gestión de la biomasa que facilitará a propietarios y municipios cumplir con sus deberes al respecto. Así, reiteró que este acuerdo cuenta con una inversión de 28 millones de euros en cuatro años y señaló que a él ya se adhirieron más de 150 ayuntamientos. Al mismo tiempo, José González anunció que se va a abrir a todos los municipios de la comunidad que aún no se sumaron.
El conselleiro enmarcó toda esta labor dentro de las políticas forestales de su departamento, que están siguiendo –dijo– las recomendaciones de la comisión de reforma forestal del Parlamento en ámbitos como la planificación de los recursos, el impulso al Plan forestal de Galicia, la creación de un inventario forestal o la puesta en marcha de una comisión de simplificación normativa, entre otras decisiones. Así, destacó que la consellería incrementó en un 222% las partidas destinadas a la elaboración de los planes de ordenación forestales (PORF) de los distritos. En este mismo sentido situó la reciente creación, dentro de la consellería, de una dirección general específica para la Planificación y Ordenación Forestal, que desarrollará todas estas cuestiones.
En un plano superior de ordenación del territorio, que integraría el forestal y el agroganadero, el conselleiro hizo especial énfasis en una herramienta clave, como es el catálogo de terrenos de alta productividad agropecuaria y forestal de Galicia. Así, dijo que este instrumento está siendo elaborado en colaboración con la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, siguiendo las recomendaciones de la comisión parlamentaria de reforma forestal. Se trata, según señaló González, de desarrollar una planificación integral del territorio rural y de los usos del suelo, basándose en sus diferentes aptitudes, para favorecer la recuperación y puesta en valor de la tierra. Algo que se hará, explicó el conselleiro, mediante un texto legal en el que está trabajando la Xunta, como es la futura ley de recuperación y puesta en valor de la tierra agraria de Galicia.
En esta línea, José González ahondó en la necesidad de esta norma por las especiales características del suelo rústico en nuestra comunidad, que está compuesto en un 75% por pequeñas parcelas dispersas pertenecientes a propietarios, en su mayoría, desligados del rural. El conselleiro puso en relación esta realidad con la indudable capacidad agronómica de la tierra en Galicia, así como con la clara demanda de terreno productivo. Por eso, concluyó, “es precisa una reforma legislativa que favorezca la movilización de la tierra productiva, poniendo en conexión a oferta y la demanda, y en ella estamos trabajando junto con el Grupo parlamentario popular”.

Sector lácteo
Además de centrarse en esta planificación del territorio rural, el conselleiro ahondó en las medidas diseñadas por la Xunta en ámbitos estratégicos como el lácteo. Así, destacó la puesta en marcha de una Estrategia de dinamización del sector, contando con todos y cada uno de los agentes implicados, para hacer frente a retos como su profesionalización, la rentabilidad de las explotaciones, la mejora de su base territorial o la reforma de la Política Agrícola Comunitaria. Precisamente, en relación con esta última, insistió en las demandas de Galicia qué la Xunta está defendiendo en todos los foros, como son la existencia de una PAC fuerte y debidamente dotada de presupuesto, que tenga en cuenta las peculiaridades de nuestra comunidad. Entre las demandas de Galicia está una discriminación positiva para las zonas de montaña y con limitaciones naturales, porque ahí están, dijo, “la mayoría de nuestras explotaciones”. Recordó además la iniciativa de creación de un grupo de trabajo específico para acordar con los sectores implicados la posición de nuestra comunidad en la elaboración del plan estratégico español.
Sobre la situación del lácteo, el conselleiro destacó su estabilidad y la mejora de la transparencia en la cadena de valor, pero insistió en que es preciso hablar de márgenes de beneficio y no únicamente de precios para describir su evolución. A pesar de todo, recordó que en los últimos dos años los precios crecieron un 6,4% y la producción creció por encima del 5% en Galicia.
En relación con el relevo generacional en el campo, José González ensalzó la importancia de incorporar gente joven y recordó que en la última convocatoria de ayudas fueron 382 los jóvenes que recibieron ayuda en esta línea. En este sentido, destacó que fue él precisamente el que reclamó desde el Parlamento una rebaja de la presión fiscal sobre los agricultores jóvenes beneficiarios de estas ayudas, una medida que ahora viene de ser refrendada por la Justicia. En este sentido, avanzó que el Gobierno gallego quiere ir mas allá y establecer la imputación fiscal de estas ayudas en un período no inferior a los cinco años, lo mismo que se le exige de permanencia en la actividad la estos jóvenes.
La mayores, el titular de Medio Rural abogó por dotar a los productos lácteos de mayor valor añadido mediante su transformación y, en este sentido, destacó el papel clave que desarrolla la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria en aspectos como la formación, la innovación y el impulso de la calidad diferenciada de nuestros productos.
Sobre el trabajo de esta agencia, destacó iniciativas como la creación de unidades mixtas de investigación con empresas del ámbito forestal y agroganadero para desarrollar líneas de investigación y valorización conjuntas y movilizar capital privado o la creación de una reserva genética vegetal de Galicia.



Copyright © RÍAS BAIXAS TRIBUNA. Designed by OddThemes