17 de febrero, día histórico para Valença do Minho. Llegará allí una locomotora eléctrica por primera vez

El próximo 17 de este mes de febrero será un día histórico para Valença do Minho porque llegará allí una locomotora Alstom de la serie 2600, de la CP, arrastrando unos coches de viajeros, a modo de prueba. Será histórico porque, por fin, una locomotora a electricidad se hará presente en la estación de Valença do Minho, algo que se esperaba hace casi 2 años y que, por diferentes situaciones, se fue retrasando hasta que ahora, finalmente, las obras de electrificación entre Viana do Castelo y Valença ya están listas.

El próximo miércoles 17 de febrero se realizarán las primeras pruebas en el tramo Viana do Castelo-Valença . La corriente eléctrica debería haberse instalado desde marzo de 2019 en este tramo de 48 kilómetros de la Línea Minho. Pero solo después del primer trimestre de este 2021 este trayacto podrá trabajar con material eléctrico.

El cambio de estaciones se seguirá gestionando telefónicamente un año más, porque la señalización moderna solo debería llegar a tierra en marzo de 2022. Aun así, una fuente de Infraestructuras de Portugal oficial indicó al suplemento de Jornal de Notícias,  Dinheiro Vivo, que la conexión Porto-Valença supondrá próximamente menos 12 minutos sobre lo que actualmente de tiempo se emplea : se requieren dos horas y tres minutos en el servicio interregional, dadas las numerosas paradas también.

El nuevo servicio comercial Porto-Valença con trenes eléctricos podría comenzar en el próximo mes de abril.
También a partir de abril volverá a ser posible viajar en tren entre Covilha y Guarda : Infraestructuras de Portugal, con su Allan Vip, auscultando en las últimas dos semanas, realizó dos marchas de prueba entre las dos ciudades. Once años después, el tren eléctrico que ahora se hará presente entre Covilha y Guarda, podrá alcanzar una velocidad máxima de 100 km / h en este tramo de 46 kilómetros que ha sido regenerado en su mayor parte, obras que deberían haberse completado en el tercer trimestre de 2018. La reducción del tiempo de viaje a partir de abril entre Covilhã y Guarda será "más de 25 minutos ”, según el administrador de la infraestructura ferroviaria.

Previamente a estas obras y mejoras ferroviarias que en abril entrarán en servicio en Portugal, se completaron otras tres obras : la renovación del tramo Alfarelos-Pampilhosa (línea del Norte) y la electrificación de los tramos Caíde-Marco de Canaveses (línea del Douro) y Nine-Viana do Castelo (en la línea del Minho). También está lista la intervención en el tramo de la línea entre Elvas y la frontera de Badajoz.
Siguiendo con obras en las líneas ferroviarias portuguesas, en septiembre de 2022 se prevé la conclusión del próximo contrato de Ferrovia 2020: la renovación del tramo Espinho-Gaia, que debería haberse finalizado en septiembre de 2019. Tiene tres años de retraso.
Las dificultades técnicas en algunas competiciones y la falta de personal especializado comprometieron el calendario de Infraestructuras de Portugal.
Las obras restantes del programa-plan Ferrovia 2020 se completarán durante 2023 , como la electrificación de las líneas del Algarve y el Oeste (entre Meleças y Caldas da Rainha), el cambio de tensión en la línea Cascais, la modernización de toda la línea Beira Alta (Pampilhosa-Vilar Formoso) y la construcción del tramo nuevo de velocidad alta de 80 km entre Évora y Elvas.

Una composición similar a la de la imagen se hará presente el 17 de febrero en Valença do Minho


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.