BREAKING NEWS
latest

468x60

header-ad

2021 supondrá la entrada en vigor de la Ley de Ordenación del Territorio

La Ley de Ordenación del Territorio entrará en vigor a comienzos de 2021 para completar el marco normativo urbanístico y paisajístico.

El Parlamento gallego aprobó el proyecto legislativo, que sustituye una norma con 25 años de vigencia por otra más clara, útil y eficaz en su aplicación.

 

El Parlamento gallego aprobó hoy la Ley de Ordenación del Territorio (LOT), un nuevo instrumento que actualiza y sustituye a una norma con 25 años de vigencia con el fin de dotar a la Comunidad autónoma de un nuevo instrumento urbanístico más útil, clarificador y eficaz.

Durante una breve intervención tras el debate parlamentario sobre la ley, la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, defendió que una vez entre en vigor a comienzos del próximo año, la LOT garantizará la cohesión social y mejorará la calidad de vida de todos los gallegos, completando así el camino que se inició en el año 2016 con la aprobación de la Ley del Suelo y posteriormente, de su reglamento.

De este modo y con el fin de cerrar la renovación del marco normativo autonómico en materia de urbanismo y paisaje, los grandes criterios y objetivos a los que responde la nueva ley son facilitar el desarrollo ordenado del medio natural y del suelo como bien limitado, garantizar la protección de los valores paisajísticos y la sostenibilidad ambiental, hacer accesibles los servicios e infraestructuras públicos, y luchar contra el cambio climático.

El objetivo básico de la LOT es actualizar y hacer más eficaz el marco normativo urbanístico de Galicia, al tiempo que se simplifica administrativamente su aplicación práctica. En ese sentido, el texto reduce a cuatro el número de instrumentos de ordenación: Directrices de Ordenación del Territorio; Planes territoriales (diferenciando entre integrados y especiales, en función de su mayor o menor escala y ámbito de afición ambiental); Planes Sectoriales; y Proyectos de Interés Autonómico.

A este respecto, la principal novedad es la creación de los Proyectos de Interés Autonómico cómo único instrumento de intervención directa en el territorio, en relevo de los Proyectos Sectoriales de Incidencia Supramunicipal. Su función será la de planificar y ejecutar actuaciones en el territorio que trasciendan el ámbito del municipio por su impacto territorial, económico y sociocultural, como puede ser la implantación de dotaciones urbanísticas o la ampliación de grandes empresas e infraestructuras públicas como, por ejemplo, hospitales.

Otra de las novedades es que se fija un único procedimiento de tramitación para todos los instrumentos de ordenación con el fin de agilizar la gestión administrativa y evitar duplicidades. De este modo, se someterán la evaluación ambiental estratégica, común o simplificada, integrando el procedimiento ambiental en el de tramitación del propio instrumento.

Asimismo, también crea el Registro de Ordenación del Territorio y Planeamiento Urbanístico de Galicia, con el que se garantiza una mayor seguridad jurídica, transparencia y accesibilidad. En este registro deberán inscribirse todos los instrumentos de ordenación del territorio antes de su entrada en vigor, una garantía de que se trata de su versión definitiva y de que, tanto administraciones como ciudadanía, podrán acceder a su contenido.

Hace falta recordar que la aprobación de la Ley de Ordenación del Territorio se enmarca dentro de la apuesta decidida de la Xunta desde hace más de una década para poner la disposición de los gallegos más de una decena de normas, instrumentos y herramientas con las que conseguir el equilibrio entre el crecimiento urbanístico y el económico de la Comunidad autónoma. Un corpus normativo al que se sumarán, en breve, las Directrices del Paisaje, que en las próximas semanas serán remitidas al Consello de la Xunta para su aprobación.
« PREV
NEXT »