Galicia demanda a Bruselas flexibilidad al fijar las cuotas de pesca de 2021

"RIAS BAIXAS TRIBUNA" es una web que funciona sin ánimo de lucro alguno. Es de agradecer el interés que muestras por esta opción...

Galicia demanda a Bruselas flexibilidad en la fijación de las cuotas de pesca de 2021 teniendo en cuenta el buen estado de los caladeros en los que faena la flota española

La comunidad gallega defiende la necesidad de que, más que nunca, en la gestión pesquera se tengan en cuenta tanto los aspectos medioambientales como los económicos y sociales dado el impacto en el sector de la alerta sanitaria por la covid-19

 

La conselleira del Mar considera netamente negativa para España la propuesta de posibilidades de captura hecha por la Comisión Europea para el año próximo y solicita flexibilidad para adaptarse a medidas como la obligación de desembarque

La Xunta pide no bajar la guardia en la negociación entre la UE y el Reino Unido sobre el brexit para evitar que el sector pesquero salga perjudicado en el último momento y defiende el acceso a aguas británicas de los buques europeos a cambio del acceso al mercado comunitario de los productos ingleses

Rosa Quintana traslada la necesidad de reforzar el apoyo al complejo mar-industria a través del futuro Fondo Europeo Marítimo y de Pesca para hacer frente a retos como el brexit, la covid-19, la renovación de la flota o la incorporación de gente joven al sector


La conselleira del Mar, Rosa Quintana, mantuvo  un encuentro por videoconferencia con la directora general de Asuntos Marítimos y Pesca (DG MARE) de la Comisión Europea, Charlina Vitcheva, en el que abordó los asuntos de mayor interés para el sector marítimo-pesquero gallego entre los que se encuentra la fijación de los totales admisibles de capturas (TAC) y cuotas de cara a 2021. En este sentido, la representante del Ejecutivo gallego defendió la necesidad de que haya flexibilidad en la gestión de las pesqueras, tal y como piden España y Galicia, especialmente teniendo en cuenta el buen comportamiento de los caladeros en los que faenan las flotas española y gallega.

La titular de Mar recordó también la necesidad de que, más que nunca, en la fijación de las posibilidades de pesca se tengan en cuenta no solo los aspectos medioambientales sino también los económicos y sociales pues tanto el conjunto del sector como de la sociedad están viviendo una situación difícil derivada de la alerta sanitaria por el coronavirus.

En este sentido, Rosa Quintana incidió en que la propuesta de TAC y cuotas realizada por la Comisión Europea -que no incluye los caladeros de Gran Sol y Francia a la espera de que concluyan las negociaciones sobre la relación entre la UE y el Reino Unido tras el brexit- es netamente negativa para España, con propuestas de reducción de las capturas en el caladero Cantábrico Noroeste que llegan al 13% en los casos de la merluza sur y del rape o al 11% en el caso del rapante, por lo que demandó flexibilidad en la gestión de especies.

Galicia defendió que en las especies pelágicas, con gran presencia en el caladero, se debería tener en cuenta la necesidad de separar los TAC de acuerdo con su situación biológica así como aplicar fórmulas de flexibilidad en cuanto al solapamiento de stocks en determinadas zonas, caso del jurel o de la anchoa. A esto añadió la importancia de adecuar las medidas de gestión a la aplicación del deber de desembarque con especial atención a la selectividad de las artes empleadas y a la homogeneidad en la aplicación de medidas restrictivas sobre su uso.

En esta línea, la conselleira del Mar también trasladó a la representante del Ejecutivo comunitario la trascendencia de que no haya diferencias entre las medidas adoptadas en unas zonas de pesca en relación con otras, para evitar agravios comparativos y una menor aceptación de las medidas por parte de los pescadores.

Rosa Quintana también abordó la incertidumbre existente sobre la relación entre la UE y Reino Unida tras el brexit e instó a no bajar la guardia y evitar que en los últimos momentos de la negociación el sector pesquero sea utilizado como moneda de cambio y salga perjudicado en un posible acuerdo. En este sentido, solicitó que el acceso a las aguas por partes de los buques de la UE a cambio del acceso al mercado europeo por parte de los productos británicos siga siendo una de las máximas de esa negociación.

Ante la posibilidad de que los contactos entre las partes se cierren sin acuerdo, la titular de Mar trasladó a Charlina Vitcheva la necesidad de aprobar planes de contingencia en distintos ámbitos así como permitir que se beneficien de la reserva de ajuste del brexit aquellas regiones perjudicadas por la concentración de más buques en sus zonas de trabajo ante el abandono de aguas británicas por parte de la flota perjudicada por el acuerdo.

Ante el escenario derivado del brexit y el impacto económico de la pandemia de la covid-19 en el sector, la representante del Ejecutivo gallego también expuso a Bruselas la necesidad de reforzar el apoyo al complejo mar-industria a través del futuro Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) así como su simplificación y adecuación para que favorezca la renovación de la flota, la incorporación de gente joven al sector o la inclusión del marisqueo a pie como potencial beneficiario de apoyos directos e individualizados, entre otros retos del sector.

En esta misma línea de defensa de los intereses del sector, la conselleira del Mar también hizo hincapié en la importancia de que las autoridades europeas refuercen las campañas de comunicación en defensa de la flota de la UE para ensalzar su importante esfuerzo en la conservación de los recursos y así hacer frente a los mensajes medioambientalistas que promueven una actuación muy restrictiva por parte de las autoridades europeas en la fijación de las posibilidades de captura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.