Page Nav

HIDE

Classic Header

{fbt_classic_header}


Breaking News:

latest
"rías baixas tribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica

Adiós a Luis Martínez Salgado, vigués polifacético y distinguido, que tanto hizo por el Deporte a través de los Mass-Media

24 horas antes de cumplir los 94 años llegó para el un punto y final en este Mundo. Claro que, si existe lo que llaman el Cielo -y somos de...

24 horas antes de cumplir los 94 años llegó para el un punto y final en este Mundo. Claro que, si existe lo que llaman el Cielo -y somos de los que creemos que algo así debe de existir-, tiene de sobra bien ganado el descanso eterno, un lugar preeminente en el más allá.

Hablamos de Luis Martínez Salgado fallecido en Vigo tras una larga vida, en gran medida de servicio a los demás. Luis se ha ido en silencio tras unos años en que sus limitaciones propias de la edad le llevaron ya a un forzado retiro, con la humildad que siempre le caracterizó, con la bonhomía en el siempre presente. 

Pero aún hasta hace una década estaba Luis inmerso en mil ocupaciones, en mil tareas; una de ellas hacer que jamás decayese su Galicia Social del alma, entidad viguesa que comenzó como un club de balonmano y luego durante más de medio siglo ha ido ampliando actividades, culturales como grupo de teatro, zarzuela, rondalla y no pocas actividades más. Luis fue fundador de Galicia Social -en 1968-, fue su presidente durante no pocos años y aún era presidente de honor, hasta su fallecimiento.

Pero siendo importante la gran labor que Martínez Salgado promovió con Galicia Social, bien puede decirse que su vida es la de una persona polifacética, abierto en todo momento a los demás, colaborador en todo aquello que se le pidiese, divulgador incansable... Luis Martínez Salgado trabajó durante décadas para tener lo necesario para vivir y dedicó luego, siempre, todas las horas fuera de su trabajo a su tarea deportiva, social y periodística.

Me explico : Luis Martínez Salgado trabajó en las oficinas de una Consignataria viguesa. Cuando esta empresa cerró sus puertas, pasó a trabajar en la central de la Caja de Ahorros Municipal de Vigo (Caixavigo)... Desde esos sus empleos se ganaba el pan con gran dignidad y esfuerzo diario. Pero en ambos casos, estaba deseando llegasen las tres de la tarde, para verse libre de aquellas sus ocupaciones laborales y... dedicar toda la tarde y noche, sábados y domingos y festivos incluídos, a sus verdaderas pasiones. Estas no eran otras que promover el deporte entre los jóvenes desde Galicia Social (fundó dos importantes equipos de balonmano -masculino y femenino-), colaborar en otras iniciativas deportivas y socio-culturales (incluso organizando festivales anuales de Zarzuela), y desempeñar como periodista colaborando muy activamente durante más de medio siglo en las Redacciones de diversos medios escritos (Faro de Vigo especialmente, "Galicia Deportiva" donde fue miembro fijo de su Redacción cada fin de semana), radios locales (entre otros medios, en Radio Vigo y Sí Radio tuvimos la oportunidad de contar con su puntual y siempre brillante aportación...). Allá donde se le pidiese colaborar, allá estaba; nada le hacía más feliz que divulgar y dar a conocer la actividad deportiva, fuese ella la que fuese... Y siempre de un modo absolutamente desinteresado en la mayor parte de los casos, jamás puso condiciones; se sentía pagado, recompensado, con ver cada día que lo que los jóvenes hacían sobre un terreno de juego se veía reflejado, divulgado, de modo que el podía transmitirlo, hacerlo llegar a las masas...

En los Medios de Comunicación vigueses quedan para siempre las huellas inalterables del excelente trabajo en muy diversos temas -y no solo del deporte- como cronista, como reportero, como responsable siempre de la sección de Balonmano... a cargo de Luis Martínez Salgado, que firmaba con su Martínez Salgado, en otros lugares como Marsal, en otros como Lulo... Y aunque fue tan prolífico colaborador-fijo, tan habitual en los Mass-media, no buscaba el protagonismo jamás, humilde y en nada vanidoso, estaba adornado de grandes virtudes cristianas que traslucían en su personalidad a poco que se le tratase.

Siento mucho la muerte de Luis Martínez Salgado, con el que tuve una muy buena relación durante décadas, primero en el "Faro de Vigo", en la sección de Deportes que me tocó dirigir; también en la Redacción de "Galicia Deportiva", donde a las órdenes de Manolo Tourón, Luis y yo éramos -como redactores del semanario- compañeros cercanos de mesa; luego en la emisora viguesa de la SER, en donde Luis colaboraba practicamente a diario con sus apuntes sobre el Balonmano, el Gran Peña, el Turista... Todavía más tarde en mi experiencia en Sí Radio... Nunca me dijo que no a nada; y si alguna vez enfermaba, se las apañaba para agenciarse todos los datos de aquel partido al que la fiebre le impedía ir, para con voz acatarrada trasladarlo a las ondas en la noche de cada domingo... Fueron décadas y décadas de relación casi diaria con una persona bondadosa, afable, cercana, entrañable, siempre dispuesta... Tal vez por eso y mucho más,  en los últimos años yo le decía "Luisito" alguna vez en antena, apelativo que más que exceso de confianza, no encerraba otra cosa que la muestra pública de indudable afecto hacia quien tan desprendido - y en razón a su enorme abnegación y esfuerzo- se merecía toda consideración y estima.

Poseedor de numerosas distinciones de Federaciones y clubes, Luis Martínez Salgado fue reconocido en su día por el Concello de Vigo, con el galardón de "Vigués Distinguido", algo que hizo justicia a una trayectoria formidable, de mucho más de medio siglo de entrega y sacrificio, en una sola dirección : servir al Deporte, servir a Vigo, servir a los jóvenes por los que tanto hizo en Galicia Social y otras iniciativas socio-deportivas. 

Persona muy apreciada, realmente querido en muchos estamentos ciudadanos vigueses, su muerte nos deja a los que le tratamos y apreciamos, realmente apenados; porque aún comprendiendo que la edad marca siempre un posible final, bien nos hubiera gustado que Luis hubiese tenido algunos años más de vida entre nosotros. Pero es así la Vida. Y a las puertas del Cielo, seguros estamos, otro vigués como el, Julio Larrañaga, afable, desprendido, muy cordial... que tanto hizo por el Deporte vigués, a estas horas ya le habrá dicho a San Pedro, déjeme a mi abrirle la puerta a este buen amigo que viene también de Vigo y quiero darle un abrazo muy especial. 

Luis Martínez Salgado se hallará allí, en el Cielo que tiene que haber para los buenos y justos, con Julito Larrañaga y con muchos otros que le han precedido y que tanto le apreciaban. El hasta siempre para Martínez Salgado se entremezcla así con el recuerdo que a la mente nos viene de ese otro benefactor que en Vida fue Julio Larrañaga. No puede ser más oportuno, recordar a ambos, que marcaron una gran época en el Deporte vigués.

Se va Luis Martínez Salgado. El Deporte vigués, el mundo de los Medios de Comunicación, se queda más pobre, porque se marcha todo un referente, un enorme referente que, durante tantos años y en vida, es lo que Luis fue. Descanse en paz, tan buen amigo.

EUGÉNIO EIROA

Todavía en 2008, en esta foto, a la izquierda : como presidente de Galicia Social

En el centro de la imagen, en el acto de celebración de los 40 años de Galicia Social

Con la debida venia, foto de Rafa Estévez, publicada en "Faro de Vigo", el medio donde
durante más de medio siglo colaboró muy asiduamente Luis Martínez Salgado.



No hay comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Entrada destacada

Otra vez el síndrome anti-Portugal : ¿falta de tacto, manipulación de la realidad, ignorancia...?.

"RIAS BAIXAS TRIBUNA" es una web que funciona sin ánimo de lucro alguno.  Es de agradecer el interés que muestras por esta opción....

Pensamiento al cierre...

"Há faunos e elfos escondidos, prontos a barrar o nosso caminho comum. Saber da sua natureza e propósito é condição primeira para viver melhor na Hispânia nossa". (António LEITE)