Feijóo ofrece de nuevo a Sánchez la experiencia gallega para gestionar rápido el ingreso mínimo vital

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, incidió hoy en la necesidad de sumar el trabajo y el compromiso de todas las instituciones, públicas y privadas, para hacer frente a la pandemia y puso nuevamente a disposición del Gobierno central la experiencia de la Comunidad para gestionar de forma “rápida y acomodada” el ingreso mínimo vital que, según recordó, en este momento solo está llegando al 10% del total de las personas que tendrían derecho a esta ayuda.

“Llevamos mucho tiempo gestionando este tipo de prestaciones, como hacemos con la Risga, y nos gustaría poder ayudar para que las personas que tienen derecho al ingreso mínimo vital lo puedan percibir en el menor tiempo posible”, aseveró, durante una visita a las obras de rehabilitación del edificio de la Cocina Económica en Ferrol.

Con el objetivo de que en esta crisis nadie se quede atrás, Feijóo recordó que “desde la Xunta aprobamos primero un Plan social de contingencia, destinado a parar el primer impacto de la crisis, y después un Plan de recuperación social de más de 60 millones, para facilitar que los hogares más vulnerables pudieran superar esta situación”.

Sobre este último punto, destacó que esta iniciativa permitió la puesta en marcha de la Tarjeta básica, una ayuda trimestral de entre 450 y 900 euros para adquirir productos de primera necesidad y de la que se benefician más de 6.000 familias; la agilización y flexibilización de los trámites de la Risga, de la que se beneficiaron 1.600 personas más; o el incremento del 50% en la partida de Ayudas de inclusión social, con el que se atendieron las necesidades urgentes de 1.200 nuevos beneficiarios.

Feijóo aprovechó la visita para destacar y agradecer el compromiso de los profesionales y voluntarios de la Cocina Económica en Ferrol, una entidad que cumple 129 años de existencia y que tan solo en 2019, sirvió 60.000 raciones de comida a más de 600 personas.

Al respecto apeló a los principios de solidaridad y generosidad que sustentan esta institución, garantizando el compromiso del Gobierno gallego con las entidades sociales. Así, destacó que en la última década la Xunta invirtió un millón de euros en mejorar las instalaciones de la Cocina de Ferrol, con la reforma de la cubierta, la compra de desfibriladores, la reforma de la instalación eléctrica o el pintado de la fachada.

Feijóo concluyó anunciando que en las próximas semanas se reunirá con el alcalde de la ciudad para evaluar la situación económica de la comarca y, especialmente, del naval. “Una reunión para priorizar las cuestiones más importantes de esta legislatura y para poner fecha al trabajo que no tenemos en el astillero público de Ferrol”, dijo, incidiendo en que si el sector naval no funciona, la comarca tampoco.

Por su parte, el presidente de la junta directiva de la Cocina Económica de Ferrol, Antonio Tostado Naveiras, agradeció el apoyo del Gobierno gallego en el proceso de rehabilitación del edificio y el compromiso con la labor que realiza esta entidad, un apoyo, recalcó, que se incrementó desde la pandemia.