Cuando lo que está sucediendo ya es más que un sinvivir...

Cuando llegó la pandemia, a medida que las semanas avanzaban, escuchábamos mucho esta frase :

--¡Esto es un sinvivir!.

Ahora, cuando nos toca esta otra situación de toques de queda, cierres perimetrales, estado de alarma, 6 meses, 4 meses... quita y pon para el toque de queda de horario que encoge o estira según desee el del reino de taifas, ponlo tu si quieres, confinamiento, cribado, pcr, el otro que no es pcr, el toque de queda para ti, para mi que soy un carguillo el lo adapto a la "Fiesta de El Español"... todo eso y mucho más, que nos obliga a entrar en Internet y consultar cada mañana el Boletín Oficial del Estado, el Diario Oficial de Galicia, el Boletín de la Provincia, leer entre líneas en los diarios por si saben algo de lo que mañana pasará... Ahora, cuando toca esta otra situación, ya comprendemos, ya, por si no nos habíamos enterado, lo que es un sinvivir...

Y ya, si el término de aplica para los directamente aún más afectados por esos cierres perimetrales, confinamientos, horarios reducidos o anulados, sectores de negocio que no pueden -aunque quieran- trabajar en modo alguno... entonces ya, no es un sinvivir, es una patada en el trasero que te dan y te vas al carallo. Se podría expresar más fino; pero no merece la pena. ¡Quien más, quien menos, está hasta las pelotas con todo lo que está pasando!. Y quien diga lo contrario, o miente, o es imbécil. No hay más.


El toque de queda nocturno tiene un impacto relativo en los posibles viajeros que siempre
serían pocos en la situación actual de pandemia. En todo caso... el fulano va, se mete en el hotel
a las 11 de la noche y sale a las 6 de la mañana... Pero la moda de los cierres perimetrales de 
comunidades autónomas enteras, llevará a situaciones como la que hoy describe en su portada
el Diario de Sevilla : cierres fulminantes de hoteles... también de restaurantes que cada vez 
tendrán menos clientes. Una cosa es cerrar un barrio, una ciudad, incluso una comarca, como 
ha hecho la Xunta de Galicia (lo que es necesario y efectivo ha de hacerse) pero lo de los 
cierres perimetrales de comunidades autonómicas enteras, aparte de dudosa efectividad (ya muy 
poca gente viaje, unicamente por necesidad más bien...) son un golletazo definitivo a muchísimos negocios... además de denotar una desesperación o palos de ciego a cargo de los gobernantes... 
En fin...





Artículo Anterior Artículo Siguiente