BREAKING NEWS
latest

468x60

header-ad

Bioingeniería para minimizar riesgo de inundaciones y repoblar con vegetación las márgenes del río Sar

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, puso hoy en valor la utilización de técnicas de bioingeniería para minimizar el riesgo de inundaciones y repoblar con vegetación de ribera las márgenes del río Sar en Padrón.

Vázquez Mourelle supervisó hoy, junto con el alcalde de Padrón, Antonio Fernández Angueira, el resultado de los trabajos de estabilización de un talud en el río Sar, a su paso por Estramundi de Abaixo, que se iniciaron en julio y ya están finalizados.

Subrayó que las obras en Padrón, con una aportación autonómica de casi 131.000 euros, forman parte de un contrato más amplio que permitió realizar acciones similares en un tramo del río Umia, en Vilanova de Arousa. Las dos actuaciones suman un presupuesto de 250.000 euros.

Ethel Vázquez destacó que estos trabajos tienen por objetivo conservar el buen estado ecológico del lecho y de su entorno, favoreciendo la vegetación de ribera y disminuyendo el riesgo de inundaciones, al mejorar la eficiencia del drenaje de sus márgenes.

Augas de Galicia viene realizando estas actuaciones en el marco del mantenimiento de las zonas inundables, en las áreas identificadas como de riesgo potencial significativo de inundaciones para prevenir posibles inundaciones.

En el caso de la zona hoy visitada, se intervino aguas arriba del canal de derivación del río Sar, para estabilizar un talud de su margen derecha.

Para esto, se emplearon técnicas de bioingeniería, ejecutando un muro krainer de unos 50 metros de longitud, es decir, una estructura constructiva tridimensional que se hace con troncos de madera entrelazados sobre una base de escollera.

El muro krainer se forma sobre la base de escollera con diversas capas: primero grava; luego arbustos autóctonos o plantas de ribera; y un relleno con tierra, además de colocación de mallas vegetales y biorrollos orgánicos que impiden arrastres de materiales finos.

Esta estructura constructiva, a base de materiales vegetales, funciona como elemento de protección contra la erosión causada por las aguas en la ribera del río y permite minimizar el riesgo de inundaciones, al mismo tiempo que permite la repoblación de la vegetación.

La conselleira indicó que los trabajos se completaron con la mejora del paseo y con la repoblación de la margen del río Sar con vegetación propia de ribera, creando un contorno más cuidado y más agradable para el paseo y para lo disfrute de los vecinos.

Añadió a estos trabajos los ya realizados en 2015 para acondicionar el canal de derivación, que permitió restituir la sección hidráulica inicial de un tramo del canal artificial y la limpieza y drenaje de los sedimentos en ella depositados.

También se estabilizaron otros taludes del río, donde se puede comprobar ya la eficacia de este tipo de técnicas de bioingeniería para conservar el estado ecológico del río y favorecer la repoblación de sus márgenes con especies de ribera, al mismo tiempo que se minimizan los riesgos de inundaciones.




« PREV
NEXT »