Vuelven los artículos del ingeniero Xosé Carlos Fernández. Exige a Renfe la reposición de los trenes "gallegos"

Ha vuelto el ingeniero Xosé Carlos Fernández, un auténtico experto en temas ferroviarios, una voz independiente y serena, el hombre que demostró que hacer una línea de AVE directo entre Ourense y Pontevedra/Vigo a través de Cerdedo, era un derroche, una torpeza y un desideratum cuando hacer una vía a través del valle del Tea, resultaría más barato, supondría un enlace más directo a Vigo y -además- se ahorraría tiempo de viaje... 

Esa voz tan autorizada, nos deleita hoy, en La Voz de Galicia, con otro de sus interesantes e incontestable trabajos periodísticos sobre la temática ferroviaria, centrado esta vez en el maltrato que Renfe está dando a Galicia tras los primeros meses de la pandemia, situación que ya hemos denunciado aquí con reiteración, apuntes que pueden leer en nuestra sección Crónicas da "ferrovía", a la que pueden acceder pulsando aquí : https://www.riasbaixastribuna.com/search/label/FERROCARRIL.

Pues bien, Xosé Carlos Fernández, hoy, en "La Voz", denuncia que 






"Renfe no tiene excusas: hay que poner los trenes en marcha. La operadora alega unos dudosos datos sobre la demanda y diseña las frecuencias ignorando la realidad gallega". 
Perfecto conocedor de la realidad ferroviaria gallega y de las necesidades que Galicia tiene, Fernández recuerda en su documentado artículo que "hasta la pasada primavera, Galicia disponía de seis relaciones diarias por tren con Madrid, dos diarias con Barcelona, y una con el País Vasco. Internamente, Vigo, Pontevedra, Santiago y A Coruña contaban con entre 20 y 24 servicios diarios, Ourense gozaba de 12 servicios hacia Santiago, ocho directos hacia Vigo y seis hacia Ponferrada. Lugo disponía de cuatro servicios hacia Ourense y hacia A Coruña, los mismos que tenía Ferrol para llegar a A Coruña. Y Vigo podía comunicarse con Porto dos veces al día...."
Fernández explica cómo con la disculpa de la pandemia, ese cuadro de servicios se desmoronó y... pasados los meses, solo ha vuelto en una mínima expresión y como le da la gana a Renfe, a la que nadie desde el Gobierno mete en cintura, todo lo contrario, se ampara en su política economicista implantada desde hace unos meses y que se ensaña con las zonas de tradicional maltrato ferroviario (Galicia, Extremadura, Salamanca...), siendo el transporte ferroviario algo de máximo interés, más aún cuando tanto se proclama sobre las excelencias del mismo, como medio para avanzar en la descarbonización y vida sustentable por parte de las poblaciones.

El ingeniero Xosé Carlos Fernández firmando ejemplares de sus libros en un acto en 
el local social del Liceo de Ourense.


Artículo Anterior Artículo Siguiente