Senda va, senda viene... mejora la movilidad peatonal

La Xunta finaliza la senda en la carretera PO-233, en el ayuntamiento de Cerdedo-Cotobade, mejorando la movilidad peatonal de los vecinos y la seguridad viaria entre Ponte Bora y Carballedo.

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad acaba de finalizar la ejecución de la senda en la carretera PO-233, en el ayuntamiento de Cerdedo-Cotobade, mejorando la movilidad peatonal de los vecinos y la seguridad viaria entre Ponte Bora y Carballedo.

Los trabajos, con una inversión de la Xunta de cerca de 48.000 euros, consistieron en la ejecución de un itinerario de cerca de 400 metros de longitud, por la margen derecha de la carretera autonómica, entre los puntos kilométrico 9 050 y 9 424, dotándola de una zona peatonal independiente del tráfico rodado.

La nueva senda, con un ancho mínimo de dos metros, cuenta con una capa de diez centímetros de espesor. Para ejecutar la actuación se hizo necesario la demolición del firme hasta la profundidad necesaria para posteriormente disponer la capa que conforma la senda.

Además, en los casos en los que la acera se encontraba sin pavimentar, se realizó la excavación del terreno hasta una profundidad de 50 centímetros para, a continuación, disponer un relleno de suelo seleccionado de idéntico espesor sobre la que se ejecutó la senda.

En las áreas donde existía un desnivel significativo, entre la senda y terreno adyacente, se colocó barandilla de protección.

También se incluyó en la intervención a prolongación de las obras de drenaje transversal en los puntos kilométricos 9 144 y 9 243.

Esta obra, ejecutada por la Consellería de Infraestructuras y Movilidad, se enmarca en las actuaciones para impulsar una movilidad más saludable y sostenible, al tiempo que se atiende a criterios de integración paisajística y al refuerzo de la seguridad viaria en las carreteras de titularidad autonómica.