Page Nav

HIDE

Classic Header

{fbt_classic_header}


Breaking News:

latest
"rías baixas tribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica

Nueva estrategia de desarrollo transfronterizo diseñada en torno a 5 ejes por España y Portugal, protagonista en la XXXI Cumbre Hispanolusa

Hay expectación ante la cita del 2 de octubre próximo, en la ciudad de Guarda. Cumbre inter-ministerial -otra vez más- ya veremos si para a...

Hay expectación ante la cita del 2 de octubre próximo, en la ciudad de Guarda. Cumbre inter-ministerial -otra vez más- ya veremos si para avanzar realmente, en los tan necesarios proyectos ibéricos en común, o por el contrario, una vez más nos quedamos en mucho chau-chau y poco de verdadero interés común...

La nueva estrategia común de desarrollo transfronterizo diseñada en torno a cinco ejes por España y Portugal la será protagonista en la XXXI Cumbre Hispanolusa que está programada para el día 2 de octubre de este año en la ciudad portuguesa de Guarda. La secretaria general para el Reto Demográfico del Gobierno de España, Elena Cebrián, avanzó días atrás en Zamora que esa estrategia «será el centro» de la próxima cumbre bilateral entre los dos países ibéricos, que contará con una amplia representación de los Gobiernos de ambos países.
Cebrián mantuvo en Zamora un encuentro con la Secretaria de Estado de Valorización del Interior del Ministerio de Cohesión Territorial de Portugal, Isabel Ferreira, para perfilar ese documento de trabajo de cara a la próxima Cumbre Hispanolusa. Uno de los ejes prioritarios de esa estrategia será el de la movilidad transfronteriza y la eliminación de los «costes de contexto» con el fin de facilitar el acceso al empleo a ambos lados de la frontera y el flujo de trabajadores transfronterizos entre los dos países.

Un segundo eje girará entorno a las infraestructuras y la conectividad física tanto por carretera como ferroviaria, así como la conectividad digital en los territorios de la Raia. Cabe esperar que ya que pretenden hablar de conectividad ferroviaria, lo hagan a conciencia, revisando el calamitoso servicio llamado tren "Celta", tan necesario como mal prestado, entre las capitales principales de la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal. Potenciar el "tren Celta", impedir que se repitan desmanes como los últimamente sucedidos en ese servicio ferroviario y de paso, planear un tren en condiciones que una Lisboa y Madrid (que se han quedado sin el nocturno que unía las capitales de ambos Estados) debería ser algo imprescindible a tratar en esta cumbre del 2 de octubre en Guarda.

La cumbre ahondará igualmente en la gestión transfronteriza de servicios básicos como los de salud, protección civil o lucha contra los incendios forestales.
Del mismo modo, ambos países sentarán las bases para fomentar el desarrollo económico y la innovación en el territorio fronterizo como forma de «atraer personas, empresas y nuevas actividades», según ha expuesto Cebrián. La secretaria general de Reto Demográfico del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha apostado por los proyectos que garanticen calidad de vida y desarrollo del territorio y por la innovación como vías para cambiar la tendencia de declive socioeconómico y demográfico que caracteriza al territorio de frontera, explicó el portal especializado en cuestiones ibéricas, El Trapezio

El último eje del documento de trabajo consensuado de cara a la Cumbre Hispanolusa abordará los temas medioambientales, la agenda urbana y la cultura y en él tendrán cabida iniciativas que estén alineadas con los objetivos de la Agenda 2030. La secretaria de Estado de Valorización del Interior del Ministerio de Cohesión Territorial de Portugal ha incidido en que por «primera vez» España y Portugal tienen un documento estratégico conjunto de los Gobiernos de ambos países en los que se identifican prioridades.
Se trata además de un documento en el que se fija un horizonte temporal para las medidas concretas que se adopten para «la valorización del territorio de frontera».

----------------------------------------------------------------------

La estudiosa en temas internacionales y excelente analista, la doctora Encarna Hernández, escribía hace una década un interesante artículo que sigue teniendo vigencia plena. Merece la pena releerlo, ahora que estamos en las proximidades de una nueva Cumbre Ibérica.

La Iberia de Saramago

Al contrario de lo que generalmente se dice, el futuro ya está escrito, lo que ocurre es que nosotros no tenemos todavía la ciencia necesaria para leerlo“. Estas palabras salieron de la pluma del escritor José Saramago en julio del pasado año, y aluden a un futuro que él ya se atrevió a predecir un par de años antes: la creación de una Federación entre España y Portugal. La Iberia de Saramago sería el resultado de una integración territorial, administrativa y estructural, pero no cultural ni lingüística. España y Portugal, unidos en la diversidad, en un proyecto común ventajoso de convivencia y desarrollo. Suena utópico ¿O no tanto?

La idea de Saramago era que Portugal se convirtiera en una Comunidad Autónoma más dentro de España, que tendría que cambiar su nombre por el de Iberia (para no ofender los egos portugueses) y sin que ello supusiera la asimilación cultural por parte de España: los portugueses seguirían hablando portugués, teniendo sus costumbres, su lengua. A nivel de organización política, habría un parlamento único, partidos políticos tanto lusos como españoles. En el terreno económico, homogeneización fiscal.

Decíamos que parecía una idea utópica, pero no tanto. Porque el Barómetro Hispano-Luso (BOHL), desarrollado por la Universidad de Salamanca arrojaba el pasado verano unas cifras impresionantes sobre el apoyo ciudadano a la creación de Iberia. Según los datos de este estudio, el 40 % de los portugueses apoyaría una unión política con España. Y el apoyo de nuestros vecinos a esta Federación sigue en aumento, pues el Barómetro de 2010 recoge el incremento del apoyo hasta el 45 %. Los españoles, por nuestra parte, parece que somos un poco más reacios a la idea, manteniéndose el porcentaje de apoyo en torno al 30 %.

Lo que se desprende de este tipo de estudios, es que los portugueses parecen más interesados en los asuntos internos de España que los españoles en lo que atañe a nuestro país vecino. Los portugueses ven en mayor medida las ventajas de integrarse con España, mientras que nosotros preferimos mirarnos en el ejemplo francés o alemán. En definitiva, entusiasmo frente a indiferencia, algo poco comprensible para dos países que comparten la Península Ibérica.

Dejando un lado las sensibilidades, lo cierto es que los datos objetivos no arrojan lugar a dudas: la unión sería beneficiosa para ambos países. Iberia se convertiría en la quinta economía de la UE, en el país con mayor extensión territorial de la UE, y el quinto en población. El peso en la toma de decisiones dentro la UE sería mucho mayor para estos países entraron de la mano en la Unión Europea, y que ahora están también rodeados de dudas en torno a su situación económica dentro la zona euro.

La Iberia de Saramago parece aún una utopía, pero ahí están las cifras y el más que notable apoyo popular. Iberia no es un verso, ni una novela, sino la visión de futuro de un gran pensador. Porque, antes de que nos demos cuenta, puede que Iberia sea más que un sueño lejano y se convierta en una posibilidad real (quizás en un imperativo), posiblemente en una oportunidad histórica. “Sí, Iberia. E pur si muove“.


Doctora Encarna Hernández



Prensa española :

Portadas de Prensa española están al final