Crece en el Norte de Portugal el movimiento social por la obligatoriedad de la mascarilla

Crece en Portugal el movimiento social favorable a que el Gobierno -que tan solo recomienda- imponga la obligación a toda la ciudadanía para portar máscara en la calle, además de la obligatoridad existente de hacerlo en sitios cerrados. Varias Câmaras Municipales, como las de Braga, Guimarâes y Viana do Castelo hace ya tiempo que pidieron expresamente a los habitantes de sus municipios que portasen la máscara siempre y en toda circunstancia... No hay semana que no surjan más notables demandando lo mismo. Ahora, en la ciudad de Braga...

Los presidentes de la Junta de Feligresía de Gualtar y de la Unión de Feligresías de Maximinos, Sé y Cividade pidieron que se ordene legalmente y aconsejan vivamente el uso la máscara en la vía pública, un medida de protección adicional para hacer frente al creciente número de casos de Covid que han surgido las últimas semanas. 
Los dirigentes municipales de barrios y zonas urbanas siguen así el llamamiento también realizado semanas atrás por alcaldes de Braga, Guimarães y Viana do Castelo quienes están preocupados con la evolución de la situación pandémica. 
“Estamos en una parroquia que albergará miles de estudiantes de varios destinos y todavía tenemos el hospital central cercano ”, refirió al Correio do Minho el presidente de Junta de Gualtar (feligresía de Braga), considerando que la población local debe tener siempre cuidado adicional ante la situación. 
João Vieira también se muestra preocupado por las violaciones de la prohibición de parques infantiles, parques de fitness y campamentos de juegos, especialmente desde la apertura de las escuelas. "Estudiantes de EB 2.3 de Gualtar se unen en grandes grupos, principalmente en Praca Amândio Ferreira Pinto y alrededores. Se ponen en el regazo del otro y cancelan así muchas de las medidas que tenemos tomado en los parques de juegos, parroquiales, quitando las cintas y los sellos de precinto. Han llegado muchas quejas al consejo parroquial ”, avanza João Vieira mostrandose preocupado por la situación, habiendo ya expuesto estas problemáticas a las autoridades competentes, específicamente a la GNR, Policía Municipal e incluso la Agrupación de Escuelas Carlos Amarante. 
"Las personas debe alertar a las autoridades cuando ven que están siendo utilizados espacios prohibidos ”, prosigue el presidente de Gualtar. También el presidente de la Unión de Feligresías de Maximinos, Sé y Cividade - que estuvo en aislamiento 20 días después haber sido infectado con Covid-19 - hace un llamamiento expreso para la ciudadanía, de modo que sea necesario llevar la máscara en la vía pública. "Creo que es otra medida fundamental para frenar la pandemia ”, revela Luís Pedroso, considerando que medida "puede marcar la diferencia", especialmente en lugares donde la distancia es mas dificil de cumplir. La infección del munícipe provocó el cierre el día pasado 10, de la sede de la Junta de Feligresía de Maximinos que reabrió ayer al publico después de que sus funcionarios se hubiesen puesto en cuarentena y probado resultado negativo en el test del Covid-19.



Publicar un comentario

Publicar un comentario