BREAKING NEWS
latest

468x60

header-ad

Covid-19. Mientras inciviles e irresponsables campen a sus anchas, ¡estamos aviados...!

Las imágenes, que han circulado en redes sociales y vía Whatsapp, no dejan lugar a dudas.

Vamos a ver si lo explicamos bien... A través de la Cadena Cope hemos sabido que el fin de semana, en la ciudad de Zaragoza, fue de premio... Premio Nacional de Catecismo, que diría el otro; de coger a toda esa tropa de osados y desvergonzados y, si se pudiese, ponerlos todos los fines de semana durante un año encerraditos aprendiendo hasta la saciedad la teoría de las tres M (manos que hay que lavar, mascarilla y metros de distancia : 2 mejor que 1,5) y la teoría de las tres C (huir de espacios cerrados, huir de lugares concurridos y evitar contactos cercanos).

¡Y es que ya está bien, ¡leche!, ya está bien de jugar con la Vida de los demás!, me decía esta mañana, en la calle, un vecino tras ver la foto en redes sociales que acompaña este texto.

Sin mascarilla no pocos, sin distancia de seguridad un pelotón de gentes, un tropel fumando y hasta con música en plena calle para mayor descaro... Es el ambiente que se ha vivido reiteradamente, durante horas, en muchos espacios de la zona llamada de El Tubo de Zaragoza, calles del Tubo, Estebanes, Libertad..., este pasado fin de semana. Las imágenes se han hecho virales a través de Internet y preocupan ahora muy seriamente...

Lo grave, lo muy grave, es que la ciudad de Zaragoza volvía a la nueva normalidad justamente el pasado viernes (después de haber estado limitadas las libertades un tiempo dada la gravedad de los contagios allí) y muchos, por lo que se observa, en cuanto les dieron rienda suelta, han decidido saltarse este fin de semana pasado toda la normativa y las restricciones de aforo, en cuanto han vuelto a eso que llaman la nueva normalidad... No faltó nada a la hora de jugar con fuego : se puede ver también a jóvenes fumando, algo que además de estar prohibido por la normativa actual, supone uno de los actos de mayor propagación del virus.

O sea, han tardado cinco minutos en j...

Como dice mi vecino : ¡ya está bien, ¡leche!, ya está bien de jugar con la Vida de los demás!.




« PREV
NEXT »