Cierre de "Reina Victoria". El bigobierno de Pontevedra torea a la Oposición y a los vecinos

BNG y PSOE no admiten tratar la moción del Partido Popular sobre la viabilidad del cierre de la avenida Reina Victoria, en Pontevedra : “El Concello no quiere dar la cara ante sus vecinos”

El concejal del Partido Popular de Pontevedra, Pablo Fernández, ha analizado la postura del Gobierno local en la Comisión de Movilidad a la proposición del PP : “El Gobierno local ha decido de manera unilateral imponer un corte infundado”


“Es la prueba fehaciente de que al Gobierno local poco le importa lo que opinen sus vecinos, comerciantes, autónomos y empresarios, entre otros. Viven alejados de la sociedad y están instalados en gobernar de manera autoritaria”


Los populares, que continúan manteniendo reuniones con diferentes colectivos, comparten con sus compañeros de Poio la preocupación por la imposición de un sentido único en el Puente de la Barca: “Nos van a tener en el mismo lado” 


El concejal del Partido Popular de Pontevedra Pablo Fernández ha analizado este martes la decisión del Gobierno local, BNG y PSOE, de no debatir en la Comisión de Movilidad la propuesta de los populares sobre el encargo de un estudio independiente de tráfico y un plan de movilidad sostenible que analice la viabilidad del corte al tráfico en la calle Reina Victoria. “Están imponiendo una medida sin base técnica ni consenso. Alegan que no han tenido tiempo para estudiar una petición anunciada la semana pasada y presentada hace más de 24 horas por registro. Nosotros hemos admitido propuestas del Gobierno local presentadas cinco minutos antes de la comisión”, ha denunciado el popular.

Fernández ha recordado que la formación a la que pertenece pedía la reapertura inmediata de la calle Reina Victoria “hasta conocer los resultados de los informes que solicitamos”. “Que la calle siga cortada sin un argumento sólido ni objetivo sobre el cierre es un insulto a todos los pontevedreses. Nos toman por tontos”, ha esgrimido el popular.


“La falta de implicación con este tema del BNG y del PSOE es la prueba fehaciente de que al Gobierno local le importa poco lo que opinen sus vecinos, comerciantes, autónomos y empresarios, entre otros. Viven alejados de la sociedad y están instalados en gobernar de manera autoritaria. Ha quedado demostrado socialmente que nuestra oposición está secundada por una mayoría social”, ha mantenido Fernández. 

El concejal ha valorado “la marcha atrás” del nacionalista Mosquera sobre la duración del corte: “Ahora se retractan y dicen que no es para siempre. Se han dado cuenta tarde de una metedura de pata garrafal. Pero lo que la sociedad exige es la reapertura inmediata”.

Los populares, que continúan manteniendo reuniones con diferentes colectivos, comparten con sus compañeros del Partido Popular de Poio la preocupación por la imposición de un sentido en el Puente de la Barca: “Nos van a tener a todos en el mismo lado. Mantenemos un diálogo fluido con nuestros compañeros y trabajamos en la misma línea”.


El plan municipal impuesto a la brava y reflejado sobre una imagen de Google Earth




Artículo Anterior Artículo Siguiente