Los comunistas quieren que todo lo referido a la "ferrovía" en Portugal esté en manos de la CP

Los comunistas portugueses integrados en el histórico PCP estiman que las modernidades de separar el gestor de las infraestructuras ferroviarias del prestador de los servicios de transporte por ferrocarril (la CP) traen como consecuencia accidentes como el habido días atrás cerca de Coimbra.

PCP sostiene que CP debería ser un "operador único" a nivel ferroviario para evitar accidentes como el de Soure. El Partido Comunista (PCP) defiende la integración de todas las infraestructuras ferroviarias en Comboios de Portugal (CP) para evitar nuevos accidentes como el del pasado viernes en Soure, en el distrito de Coimbra. 

Los comunistas piden al Gobierno que refuerce la inversión en el ferrocarril y proceda con la “reunificación” para que la empresa pública se convierta en “el único operador” y gestor del ferrocarril en todo el territorio nacional. 

 “El grave accidente ocurrido en el principal eje ferroviario del país, involucrando un vehículo para la inspección y mantenimiento de la infraestructura de IP y un tren del servicio de pasajeros más destacado de CP [Alfa Pendular], requiere la investigación de sus causas y el encuadre de los hechos y responsabilidades asociadas ”, defiende el partido que encabeza Jerónimo de Sousa. 

 El PCP considera que el accidente de Soure, “no involucró a extraños al sistema ferroviario y tuvo elementos centrales de este sistema como partes intervinientes”, suscita “preocupaciones justas” sobre “la calidad general del servicio y las condiciones de seguridad de todos los componentes del sistema en el ámbito nacional ”y revela“ las consecuencias de la pulverización del sistema ferroviario que representó el PC unificado ”. 

 Los comunistas señalan que el vehículo de inspección y mantenimiento de la infraestructura con la que impactó el Alfa Pendular fue una infraestructura ferroviaria del “CP unificado”, que se separó en 1997 con la creación de la Red Nacional de Ferrocarriles - REFER, habiéndose integrado en 2015 en el sistema de carreteras (en IP). “Un camino impuesto por opciones sucesivas que, contrariamente al interés nacional, se han ido agravando progresivamente”, señalan.


Artículo Anterior Artículo Siguiente