Incorporación de alrededor de 1.000 nuevos docentes al sistema educativo gallego este curso

La conselleira de Educación, Universidad y Formación Profesional, Carmen Pomar, anunció hoy la contratación de alrededor de unos 1.000 nuevos docentes que se incorporarán al sistema educativo gallego este curso, entre las nuevas contrataciones para atender a los desdobles de aulas y los de los programas de refuerzo educativo.

En concreto se trata de 240 nuevos maestros que se van a contratar para atender a las 158 nuevas unidades (grupos de clase) en Infantil y Primaria; otros 543 docentes de apoyo (221 para Primaria y 322 para ESO) contratados a través del Programa ARCO de refuerzo educativo; y una cuantía aún sin concretar de docentes para Secundaria, Bachillerato y FP (pendientes del cierre de matrícula en septiembre tras las pruebas de recuperación); que hacen un total estimado que se acerca al millar de nuevos profesores.

En una visita al CPI Cova Terreña (Baiona), la conselleira también explicó que, a día de hoy, Galicia opta por la presencialidad en las aulas con todas las medidas de seguridad, aunque hay que estar atentos a la evolución de la pandemia y a lo que dicten las autoridades sanitarias. “Hay que combinar la seguridad sanitaria con los objetivos educativos básicos que, sobre todo en Infantil y Primaria, tienen mucho que ver con la interacción escolar”, por lo que “la presencialidad es fundamental, sobre todo para los más pequeños, ya que la interacción forma parte de la filosofía pedagógica y de la metodología didáctica”, explicó la conselleira.

Por lo tanto, el Protocolo -presentado el pasado mes de julio- va a estar en constante revisión y pueden “surgir modificaciones, ya que la situación sanitaria varía” . Precisamente en este contexto de actualización se enmarca la propuesta del uso permanente de máscaras por parte de los niños en las aulas, que Galicia elevará la Conferencia de Presidentes anunciada por el Gobierno del Estado.

Carmen Pomar también anunció que su departamento ya ha ultimado el Plan de Acogida de Salud Emocional, elaborado por expertos médicos, que es una guía de apoyo al alumnado, a las familias y a los docentes para afrontar el inicio de un curso en el que, según dijo, “es necesario el refuerzo curricular y el apoyo emocional”.

Otra de las líneas de actuación de la Consellería que se ve reforzada es la formación del profesorado desde principios de septiembre, tanto en el ámbito de la gestión de los recursos tecnológicos, como la formación específica para los 4.000 integrantes de los equipos covid de los centros escolares, esta última impartida por expertos del Servicio Gallego de Salud.

Comedor CPI Cova Terreña

En la visita al CPI Cova Terreña (Baiona), Carmen Pomar comprobó la organización que está llevando a cabo el equipo directivo en lo que respecta al inicio de la actividad académica así como en lo que respecta a los servicios complementarios, como es el caso del comedor escolar, que gestiona la Anpa del centro.

Pomar loó el trabajo desarrollado a este respecto de acuerdo con el Protocolo de adaptación al contexto de la covid 19 en los centros de Enseñanza no Universitaria de Galicia para el curso 2020-2021, elaborado por las Consellerías de Educación y de Sanidad; y reiteró que el objetivo con el que trabaja su departamento es con un inicio de curso con la máxima normalidad posible dentro del contexto actual y, por tanto, haciendo hincapié en todas las medidas de seguridad higiénicas y sanitarias que establece el propio Protocolo.

En lo que respecta al servicio de comedor escolar, hace falta recordar que las normas establecidas en el Protocolo de la Xunta son las mismas para todos los comedores independientemente de que el gestor del servicio sea la propia Consellería, los Ayuntamientos o las Anpas, como es el caso del CPI Cova Terreña.

Precisamente en este centro -que aglutina a niños de las etapas de Infantil, Primaria y ESO-, la conselleira hizo un especial reconocimiento al trabajo de los integrantes de la Anpa del centro para tener todo ya ultimado de cara al inicio del curso en lo que respecta a cuestiones organizativas (de distribución de alumnado) como de higiene, limpieza y desinfección, en la línea del establecido en el Protocolo.