"En el peor momento de la Política española... tenemos danzando en primera fila a los peores políticos que nos podían tocar en suerte. También en el PP."

Pinta muy mal esta historia. No porque el líder del PP, Casado, haya cesado a la portavoz parlamentaria Cayetana Álvarez de Toledo. Sino porque esta, tras ser cesada, entre lo que dijo, desveló algo que... lleva a la desesperanza a muchos españoles que veían una posible salida a la crisis tan grave que a España afecta, la formación de un gobierno de concentración, o de salvación nacional, formado por PSOE y PP.

«El señor Casado considera que mi concepción de la libertad es incompatible con su autoridad» y «rechaza tajantemente mi insistencia en un gobierno de concentración», fueron dos de las justificaciones que, según la ex-portavoz Cayetana, le trasladó el líder Casado.
Hasta ahora había la creencia en amplias capas de la Sociedad de que el PSOE no quería saber nada con el PP y... que cualquier intento de formación de un Gobierno de concentración, en el deseo de sacar de verdad a España del atolladero, sería inútil porque los socialistas de Sánchez tendrían verdadera aversión a unirse con el PP en la tarea (como en Alemania y otros países ya se hizo con éxito).
Hasta ahora, eso es lo que había. Pero ahora ya sabemos otra cosa, no menos importante : el PP de Pablo Casado no quiere saber nada de un Gobierno de concentración. O, tal vez mejor dicho : Pablo Casado, el líder del PP, no quiere saber nada de un Gobierno de concentración que salve a España de lo que se le viene encima...

El mejor servicio que Cayetana Álvarez de Toledo ha hecho a España ha sido desvelar algo que, siendo así, resulta grave, muy grave... preocupante, muy preocupante. Y una actitud que pasará factura, tarde o temprano, a quien sueña con ser presidente del Gobierno -por lo que se ve- también al mejor "estilo Sánchez", es decir : al precio que sea.

Decíamos ayer en el artículo anterior, algo que vale perfectamente para cerrar estos apuntes de hoy :  En el peor momento de la Política española... tenemos danzando en primera fila a los peores políticos que nos podían tocar en suerte. También en el PP.




Artículo Anterior Artículo Siguiente