¡Váyase, señor Tebas!. ¡Váyase!.

Tebas se ha metido en el gran charco. La Covid-19 le ha dejado en ridículo. 
El hombre es prisionero de sus palabras de fechas atrás que, ahora, tras lo de este domingo en A Coruña, las han repetido no pocos medios. 
Al final, parece claro, el protocolo anti-Covid de la Liga de Tebas es propio de la historia del gigante con pies de barro. Ya me dirás...

"Evidentemente la jornada no se va a repetir", proclamó urbi et orbe en la mañana del martes, "el Papa" Tebas. El da la sensación de saberlo todo, controlarlo todo, pero... el lunes, habiendo sucedido lo que sucedió (y Tebas sería el primer informado, sin duda, aunque fuere a través de su hijo) este mandamás de la Liga Profesional encalló el barco en las piedras. La jornada debería haberse suspendido, ipso facto, para todos los clubs.
Pero no, se jugó por parte de todos, menos por el Deportivo y el Fuenlabrada. Sin jugar, sin actuar en el campo sus jugadores, el Deportivo se fue a Segunda B. Y esto, al señor Tebas, por lo que se observa, no parece producirle desazón alguna.
Es más, dice que cabe incidir "en que todos los resultados logrados el lunes son válidos" y en que "se va a intentar que se juegue el Deportivo - Fuenlabrada en el momento en el que estén los jugadores disponibles". Hasta que no se dispute ese partido no se podrán celebrar los playoff que servirán para conocer qué equipo acompaña a Cádiz y Huesca a Primera...

¿Jugar?, ¿para qué?, si el Deportivo ha sido enviado a Segunda B sin darle la oportunidad de jugar. 
Si no fuera porque la no comparecencia en ese partido pendiente se la pueden hacer pagar muy cara, tendría razón el Presidente del Depor diciendo que lo procedente es no jugar ya ese partido...
O se repite la jornada entera, con todos los equipos y todos los partidos (y Tebas ya ha dicho que no), o se amplia la próxima temporada la Segunda División como mal menor (y Tebas también dice que no).
Entonces... ¿qué hacemos? : lo que diga Tebas. 
¿No os habíais enterado de que este dirigente supremo del futbol millonario es un sabelotodo, capaz en todo momento de todo?. 
Tebas, eso sí, a mitad de semana, después de haber largado todo lo que le vino en gana, andaba con esa historieta de que en este asunto se iba a echar a un lado y poner en su lugar a un vicepresidente de La Liga, porque tiene un hijo que, al parecer, trabaja para el Fuenlabrada.

La vergüenza de tener que echarse a un lado en uno de los momentos más delicados del fútbol profesional español.

El Órgano de Cumplimiento Normativo de La Liga ha enviado una nota informativa a todos los clubes en la que explica que Tebas ha delegado en su vicepresidente primero "cuantas decisiones o acciones se hubieran de acometer en relación con el CF Fuenlabrada SAD. al objeto de esclarecer los hechos acontecidos y dirimir presuntas responsabilidades si es que las hubiere". Tebas dice que toma esta decisión porque su hijo es asesor jurídico y secretario no consejero del club madrileño.

¡Vaya por Dios! : no llega con la catástrofe organizativa del "caso Fuenlabrada", sino que ahora se pone en evidencia lo muy inoportuno que es que el padre presida La Liga de Fútbol Profesional y que el hijo sea el asesor de uno de los clubs de esa Liga. Legal será, pero impresentable es lo que ha acabó resultando.
En un asunto tan delicado como este que nos ocupa, con millones y futuro de clubs en juego, resulta que el presidente de La Liga no puede actuar, se echa a un lado (en el asunto más trascendente de toda la temporada) porque tiene un hijo al servicio del Fuenlabrada...
Deja de actuar... en evitación de un conflicto de intereses porque su hijo trabaja al parecer en un equipo embarcado en un serio conflicto, club miembro de La Liga de la que el señor Tebas aún es presidente.
¡Váyase, señor Tebas!. ¡Váyase!. Así su hijo trabajará tranquilamente para cualquier club y usted no pasará por la vergüenza de tener que echarse a un lado en uno de los momentos más delicados del fútbol profesional español.

Portada del diario DxT este miércoles pasado

Artículo Anterior Artículo Siguiente