"Ó diretor, pede a demissão e vai embora!". La TVG cierra el kiosko de "Quen anda aí?" en agosto

Parece que a quienes (durante no pocas tardes del mes de julio) hemos tenido una más o menos feliz siesta, tumbados en una cama, con el televisor encendido y -entre cerrar los ojos y abrirlos- a ratos ver y oír el televisivo programa "Quen anda aí?"... se nos acaba lo bueno...

Los dirigentes de la TVG, al parecer, optan por cerrar en agosto el espacio magazine de la tarde. Es decir, apagan el espacio de entretenimiento que los de la tele gallega tenían con buena aceptación de audiencia (eso supongo porque realmente entretenido por muchos momentos sí que era). 
Sin grandes alardes, con bastante simplicidad, pero amable, cercano, auténtico, el "Quen anda aí?" (edición verano) ahora que había calentado bien motores, va y de repente los apaga. 
Y llega agosto y ... aquí todos deben de ser millonarios en Galicia, no les acojona la Covid-19 dichosa, les sobran cosas que hacer y... como ellos no van a echar la siesta y al tiempo ver la tele, pues... ¿para qué carajo vamos a hacer un esfuerzo y mantener el programa?. Pondrán en su lugar sabe Dios qué, tal vez esa otra cosa de dos muchachos presentando a gritos un karaoke, que va con un carromato de pueblo en pueblo, dejando que canten -ni siquiera la canción entera- unos cuantos espontáneos que para el asunto se apuntan... (más barato imposible un programa en la tele).

Resumiendo : que el artista-estrella de la TVG, Roberto Vilar, se vaya de vacaciones (ya hace un mes), tiene un pase; pero que de golpe ahora desaparezca el resto de "Quen anda aí?"...ya me dirá usted en la situación de orfandad que nos deja. Uno pensaba que, cuando algo funciona, merece la pena perseverar en el esfuerzo. Y este "Quen anda aí?" se había convertido, a lo tonto, a lo tonto -como diría mi madre- en un espacio televisivo humilde pero digno, interesante como magazine de entretenimiento en las tardes.

Bueno... pues nada, que le vaya bien a la serpiente de Octavio, al miedo a la serpiente de Rodrigo Vázquez, a la simpatía de las últimas dos co-presentadoras, con especial referencia para la veterana aún en forma Yolanda Vázquez Cordeiro, o la joven de cabellos largos también en el "plató" -lamento no ahora recordar su nombre- que ha mejorado mucho con el paso de las semanas...
También aplauso merece la serena presencia del veterano radiofonista Marcial Mouzo que asumió en este mes de julio, con acierto, sin duda, el lugar del veraneante genial -y barbudo total en julio-, Roberto Vilar.

Lo dicho : un apunte obligado para lamentar que hayan cerrado la caseta y a la clientela nos hayan dejado descompuestos. Es así. Una televisión pública que, de servicio, por lo que veo, tiene poco. "Quen anda aí?" era un buen servicio para pasar el verano, también para jubiletas, viejos y viejas en las aldeas que otra cosa no tienen para entretenerse. Y justo en el mes del año en que más gente hay de vacaciones, ellos -en vez de ir escalonando a los artistas en el disfrute de las mismas- van y cierran.
Si me dejase llevar por el impulso, casi me daban ganas de hacer como aquel aficionado al fútbol, que en la grada del viejo "1º de Maio", en Braga, a medida que su equipo encajaba gol tras gol, en aquella tarde negra, no paraba de gritar :
---Ó treinador, pede a demissão e vai embora!
Que aquí sería :
---Ó diretor, pede a demissão e vai embora!
Para otra vez, piénsenlo mejor, ¡caramba!.



(Imágenes : TVG



Artículo Anterior Artículo Siguiente