4,3 millones de la Xunta en la transformación de la carretera PO-308 entre O Covelo y A Granxa, en el ayuntamiento de Poio

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad en funciones, Ethel Vázquez, destacó hoy la inversión de la Xunta de 4,3 millones de euros en la transformación integral de la carretera autonómica PO-308 entre O Covelo y A Granxa, en el ayuntamiento de Poio.

Vázquez Mourelle supervisó hoy el resultado final de las dos obras ejecutadas de forma paralela en esta carretera, la construcción de una senda peatonal entre O Covelo y Raxó; y las actuaciones complementarias de mejora de la seguridad viaria desde el acceso al puerto de O Covelo y hasta el mirador de A Granxa, en el límite municipal con Sanxenxo, para la eliminación del trecho de concentración de accidentes identificado en esta zona.

La titular de Infraestructuras y Movilidad subrayó que con estas actuaciones se da cumplimiento a unas obras muy demandas y al compromiso adquirido por el departamento que dirige con los vecinos de O Covelo y Raxó, que hoy tienen “a su disposición una carretera distinta, mucho más funcional, humana y segura, especialmente para los peatones, que pueden desplazarse sobre seguro”, remarcó.

Para eso, tal y como explicó, se construyó una senda de 3,7 km que permite completar un itinerario continuo desde la travesía de Samieira hasta el final de la travesía de Raxó, donde enlaza con las aceras que ya existían. Esta actuación está cofinanciada por la Unión Europea, en el marco del programa operativo Feder Galicia 2014-2020.

En cuanto a la intervención para eliminar el trecho de concentración de accidentes, la conselleira señaló que se actuó en un ámbito algo más amplio, a lo largo de 4 km, mejorando las intersecciones, con la construcción de 2 nuevas glorietas y varias semiglorietas; y se habilitaron carriles centrales de espera para los giros y carriles de aceleración y desaceleración, con el fin de facilitar las incorporaciones y salidas de la carretera.

De forma complementaria, la intervención permitió habilitar nuevas zonas de aparcamiento, disponer sistemas de recogida de aguas, instalar marquesinas, renovar la iluminación y aplicar una nueva capa de rodadura en el trecho inicial de la travesía de Raxó. Adicionalmente, también se hizo posible la renovación de los servicios urbanos y la mejora del acceso a esta carretera principal de Poio desde varias vías municipales, contribuyendo a la vertebración territorial de estas parroquias de O Covelo y Raxó.

La conselleira puso el acento en que estas obras son el comienzo de un trabajo más amplio para convertir toda la PO-308, entre Pontevedra y A Lanzada, en una carretera segura, tanto para peatones como para vehículos.

Con ese objetivo, avanzó, que se está trabajando para disponer, lo antes posible, de los mejores proyectos para actuar tanto entre Fuentecilla y Combarro, como entre Combarro, Chancelas y Samieira, construyendo sendas y mejorando, también, la seguridad viaria.

Esto se sumará al trabajo realizado en la PO-308 a su paso por el municipio vecino de Sanxenxo, donde este mismo verano quedarán finalizados, tanto el itinerario completo entre Portonovo y A Lanzada, como las obras de eliminación de un trecho de concentración de accidentes en Areas.

Finalmente, Ethel Vázquez subrayó como la Xunta tiene en marcha, en servicio o en proyecto, un amplio conjunto de actuaciones por importe de más de 17 millones de euros, destinadas a conseguir que la PO-308, se convierta en una referencia de seguridad viaria en las carreteras de titularidad de la Xunta.


 

Artículo Anterior Artículo Siguiente