42 para el PP... y "el cambio" llegó para la periodista metida a político

El triunfo de Núñez Feijóo en las elecciones autonómicas no ofreció dudas de ningún tipo. Aplastante mayoría, pero hoy, al confirmarse en el recuento del voto emigrante que el PP gallego obtiene finalmente 42 diputados, se convierte en triunfo histórico, por lo que significa la citada cifra.
De este modo, los populares gallegos consiguen un resultado histórico de 42 representantes en la Cámara autonómica, y consolidan aún más la sensacional cuarta mayoría absoluta de Alberto Núñez Feijóo.
El recuento del voto emigrante ha dado un escaño más al Partido Popular de Galicia en Pontevedra en detrimento del Partido Socialista, que lidera el Caballero joven (Gonzalo) que -como saben- se niega a dimitir de su puesto como líder de los socialistas gallegos que ahora, también, pasan a ser aún más débiles en el Parlamento autonómico.

En efectos prácticos inmediatos : el escrutinio del voto exterior le da el puesto de diputado por la provincia de Pontevedra al redondelano José Alberto Pazos Couñago, que fue ya diputado en la Cámara autonómica en la anterior legislatura. Por contra, se queda fuera del Parlamento gallego la socialista Noelia Otero Lago, que ocupaba el puesto número seis en la candidatura por Pontevedra.
Esta joven Noelia se había metido en política recientemente, de la mano del propio Caballero (el joven). Noelia aterrizó hace algún tiempo, procedente de su ocupación en Madrid, para dedicarse a presentar actos sectoriales y de marketing político con los que pretendió vender (por lo que se observa en resultados, bastante mal) una nueva imagen socialista en Galicia, focalizada en el supuesto "cambio" de G. Caballero. Dedicó también su tiempo en los últimos meses, la otrora periodista profesional Noelia Otero, a agitar en redes sociales condenando lo que hacían los del PP y enalteciendo cualquier acción de su jefe político, Caballero.
Ahora, "el cambio", curiosamente, le ha llegado a la entusiasta Noelia, que de tener una silla de diputada la noche del 12-J ha pasado a perderla en cuanto se recontaron los votos de los emigrantes.
Gonzalo Caballero deberá ahora buscarle colocación, algo que no se supone difícil : la nombra asesora en el Parlamento gallego y en paz.
Y si -en el futuro- la hija de Manel dejase el sitio, o la veterana Isaura decidiese jubilarse... pues la primera en lista de espera siempre sería Noelia, la mujer que dejó el Periodismo por la Política pero que aún habrá de esperar para estrenarse como diputada.

Accionando sus manos mientras hablaba, ante la mirada complaciente del "líder" Caballero -Gonzalo-,
aparece Noelia Otero, en uno de los actos del supuesto laboratorio socialista de ideas para Galicia, encomendado
a la periodista metida a político. Con los resultados electorales a la vista, el asunto no habría pasado
de un teatrillo político o maniobra de marketing electoral de poco éxito.


Artículo Anterior Artículo Siguiente