10 drones más en la temporada de alto riesgo para reforzar los medios en la lucha contra los incendios forestales

La Xunta contará este año en la temporada de alto riesgo de incendios con 10 drones más, que se sumarán a los 2 del año anterior. En total, estos 12 drones permitirán localizar incendiarios y mejorar la vigilancia preventiva, la detección y la extinción de fuegos, así como dar apoyo al trabajo que desarrollan las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales (BIIF). De este modo, se refuerzan los medios disponibles que despliega el Ejecutivo gallego durante la temporada de alto riesgo de incendios.

Así lo destacó hoy el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que junto al conselleiro del Medio Rural, José González, y el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, presidieron la reunión del Comité Integrado de Prevención de Incendios de Galicia (CIPIG) para este año 2020.

Este comité, que está operativo desde hoy hasta el próximo 30 de septiembre, tiene como finalidad coordinar las actuaciones de la Xunta y del Gobierno central en materia de prevención y lucha contra los incendios forestales en la Comunidad Autónoma de Galicia, con el fin de sumar sinergias y minimizar los daños ocasionados por esta lacra que afecta a nuestro patrimonio forestal.

En este sentido, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, destacó la importancia de la coordinación y de la cooperación entre administraciones para conseguir hacer frente con mayor eficacia a los incendios forestales. Al respecto, puso en valor que la reunión de hoy sirve para “poner en común” y dar “los últimos toque de coordinación” antes del comienzo de la temporada de alto riesgo, que comienza hoy.

Durante esta época de alto riesgo, la Xunta moviliza en la lucha contra el fuego más de 7.000 efectivos, entre los propios de la Xunta y los del Estado, así como unos 30 medios aéreos y 360 motobombas, tal como se establece en el Plan de Prevención y Defensa contra los Incendios Forestales de Galicia (Pladiga) para este año 2020.

Además, como una de las novedades este año, el Gobierno gallego apuesta por mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del Servicio, los empleados fijos discontinuos estarán desplegados este año un total de seis meses, de mayo a noviembre, lo que supone el doble del tiempo que en 2017, cuando solo trabajaban un trimestre.

Finalmente, hace falta recordar que sigue activo el número de teléfono anónimo de denuncia de los incendiarios, el 900 815 085, que permite fomentar la cooperación ciudadana contra la actividad incendiaria, ya que los vecinos pueden alertar sobre actividades sospechosas suministrando cualquier información que atribuirte valor en una investigación policial presente y futura. Asimismo, también recordó que está la disposición de la ciudadanía el servicio gratuito 085, a lo que se debe llamar en el caso de detectar un incendio forestal.

El vicepresidente hizo un “llamamiento a la prudencia” y recordó que “quemar el monte es un delito”, por lo que la Xunta y fuerzas y cuerpos de seguridad estarán vigilantes

Miembros del CIPIG

En la reunión también participaron el director general de Protección Civil y Emergencias, Leonardo Marcos; el subdirector general de Cooperación y Defensa Civil, Luis Miguel Yagüe; el subdirector general de Política Forestal y Lucha contra la Desertificación, José Manuel Jaquotot; el coronel jefe de la Plana Mayor de la Guardia Civil en Galicia, Manuel Javier Nuevo Colldefors; el jefe superior de la Policía Nacional en Galicia, José Luis Balseiro; y el teniente coronel jefe del V Batallón de la UME, José Alberto Barja.
En representación del Gobierno gallego, también estuvieron presentes el director general de Emergencias e Interior, Santiago Villanueva; el director general de Defensa del Monte, Tomás Fernández-Couto; y el comisario jefe de la Policía Autonómica en funciones, Antonio Fernández Criado.


Artículo Anterior Artículo Siguiente