El plazo para solicitar las ayudas de la PAC se amplía hasta el 15 de junio

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy la orden de la Consellería de Medio Rural que amplía hasta el 15 de junio el plazo que tienen los agricultores y ganaderos gallegos para solicitar las ayudas de la PAC. La orden modifica la emitida el pasado 12 de febrero con el objetivo de dar respuesta a las restricciones llevadas a cabo a causa del coronavirus, que impidieron que muchos interesados se pudiesen acercar a los bancos o a las entidades de asesoría que colaboran con la administración para la tramitación de estas aportaciones.

De este modo, la orden establece que las solicitudes únicas de estas ayudas se podrán presentar de manera telemática hasta el 15 de junio. Mientras, finalizará el día 30 del mes que viene tanto el plazo de modificación de las solicitudes únicas como el plazo de presentación de las solicitudes de alegaci del *SIXPAC y de las comunicaciones de la cesión de derechos de pago básico.

Cabe recordar que el presupuesto previsto para esta convocatoria se eleva a los 216 millones de euros, de los cuales 170 millones corresponden a los pagos directos a la agricultura y a la ganadería y a las ayudas al desarrollo rural sujetas al Sistema Integrado de Gestión y Control, las conocidas como ayudas de la PAC. Los otros más de 46 millones de euros irán dirigidos a las medidas de desarrollo rural (ayudas a zonas con limitación naturales, agroambiente y clima, agricultura ecológica y para el mantenimiento de plantaciones forestales en tierras no agrícolas).

Se prevé que unos 27.000 agricultores y ganaderos soliciten estas aportaciones, que gestiona el Fondo Gallego de Garantía Agraria y que son de gran interés para el sector primario. Gracias a estas ayudas se consiguen reducir las diferencias entre la renta agraria y la urbana, al tiempo que se potencia los agricultores realmente activos y prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente.
La Consellería de Medio Rural trabaja con más de 50 entidades colaboradoras para prestar apoyo a las personas interesadas en estas aportaciones, como son las entidades bancarias, asociaciones agrarias, organizaciones profesionales y las entidades de asesoría.