La Xunta mantiene todos los recursos presupuestarios destinados a las víctimas de violencia de género

La Xunta sigue manteniendo todas las ayudas y recursos de su presupuesto para atender a las víctimas de violencia de género, entre las que se incluyen las prestaciones económicas, el asesoramiento psicológico, el mantenimiento de los Centros de Información a la Mujer o las casas de acogida.
Así lo explicó hoy el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, tras mantener una reunión por videoconferencia con representantes de los Centros de Información a la Mujer de Galicia (CIM), en la que también participó la secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella. En el encuentro virtual participaron las representantes de la directiva de la Asociación de Profesionales de los CIM (Asocim) y de centros de algunos ayuntamientos.
La reunión de hoy se encuadra dentro de una línea de comunicación constante. Los Centros de Información a la Mujer son de titularidad municipal y son “el primer recurso al que acuden muchísimas mujeres, no solo para la demanda de información, sino en muchos casos cuando están sufriendo violencia de género”, destacó el vicepresidente.
La Xunta financia su mantenimiento todos los años. En 2020 esta línea de ayudas asciende a 4,4 millones de euros, y la inversión supera los 39,5 millones de euros si se computa desde 2009.
En Galicia hay funcionando actualmente un total de 82 CIM, por todo el territorio. Ante la pandemia de coronavirus, todos los centros están funcionando, prestando atención por vía telefónica y telemática, y mismo ofreciendo atención presencial en aquellos casos de mayor gravedad.
El vicepresidente hizo un llamamiento a las mujeres que puedan estar sufriendo violencia de género durante el confinamiento y las animó a denunciar, “salir de esa vivienda y que sepan que la Xunta de Galicia les ayudará y dará recursos para que tengan un sitio a dónde ir y no tengan que estar confinadas con su agresor”.
Además, señaló que consta que hay situaciones que no se están denunciando durante este período pero que “cuando acabe el confinamiento necesitan ser atendidas, porque saldrán a la luz. Por eso, ya estamos hablando con los CIM para prever esta situación y estar preparados para atender a las víctimas”.

Plan de refuerzo de atención a las víctimas

La Xunta puso en marcha, desde el primero momento, un Plan de refuerzo de atención a las víctimas de violencia de género.
Este Plan incluye, entre otras medidas, la ampliación del bono alquiler social para las víctimas de violencia de género, hasta poder llegar a asumir la Xunta el pago del 100% del alquiler, para paliar el impacto económico que el estado de alarma pueda tener sobre las víctimas.
Además, se mantienen totalmente operativos los centros de acogida hasta completar capacidad y, en caso de precisarse más plazas, se habilitaron vías alternativas, como la posibilidad de usar hostales o pensiones dentro del acuerdo con las Federaciones de empresas hoteleras; o las instalaciones de la Academia Gallega de Seguridad Pública que cuenta con cuartos habilitados. En todos estos casos se constituirían grupos de intervención y apoyo psicológico, social y de asesoramiento jurídico y el traslado de las víctimas se facilitará mediante la colaboración con la Federación Gallega del Taxi.
Recientemente, también se acordó reforzar la colaboración con la Red gallega contra la trata para atender situaciones de especial vulnerabilidad causadas por la crisis del coronavirus.
También se mantiene activo servicio de atención telefónica 24 horas a mujeres víctimas de violencia de género (900400273), que recibe también las llamadas procedentes de Galicia que entran a través del 016. Además, opera con normalidad el asesoramiento jurídico en línea y siguen operativas las terapias de apoyo psicológico, tanto en atención presencial como a través de sesiones telemáticas o telefónicas, al igual que el contacto con las víctimas de violencia sexual.
Continúa funcionando el servicio de turno de guardia psicológica permanente y especializada que presta apoyo en los momentos iniciales de presentación de la denuncia; y el apoyo psicológico y social en las Oficinas de Atención a las Víctimas que funcionan en las sedes judiciales de las siete ciudades gallegas.
Se mantienen operativos -en línea, por teléfono o por correo electrónico- los servicios administrativos de carácter esencial para las víctimas, y el pago de todas las ayudas económicas, que además seguirán tramitándose en la sede electrónica de la Xunta.